Por un semáforo rojo o naranja; el mensaje visual de los políticos

Un “semáforo rojo de políticos” pudimos ver en las vestimentas de Sheinbaum y López-Gatell, pero su mensaje aún no termina de comprenderse. El viernes 11 de diciembre, veíamos decir en su cuenta de Twitter a la jefa de Gobierno, que la Ciudad de México está en alerta por COVID-19. Con una seriedad absoluta, “cantinflesca” y sin guion preparado, detalló como las hospitalizaciones están equiparándose a los niveles vistos de mayo.

Antes de mirar el mensaje, el signo y su interpretación, me gustaría indicar que la semiótica general afirma lo que debería ser una evidencia, tomar los objetos diversos de conocimiento y los explica desde el ángulo de su organización a partir de su sentido. Es decir, si las cosas se explicaran por si mismas, no habría necesidad de la semiótica. Es aquí donde caigo en el famoso semáforo epidemiológico naranja, rojo o de cualquier “color de políticos” que se le quiera asignar.

Percepción visual

El mensaje de políticos como Sheinbaum portando un suéter con un rojo llamativo (tipo semáforo), cubrebocas del mismo color y cabello recogido carga una serie de elementos que caen en una interpretación. Su ropa diciendo que estamos en semáforo rojo, sus labios diciendo que estamos en alerta por COVID-19, pero sus ojos con súplica llamando a quedarnos en casa.

Ahora bien, la semiótica visual incluye “una autonomía respecto del referente”, respecto al objeto del mundo “real” del cual suponen el signo, la sustitución lingüística y la representación.

Más tarde, vimos al subsecretario de Salud, Hugo López-Gatell, salir en su conferencia de prensa a decir el número de víctimas mortales, contagios y números que se suman a la tabla de caídos ante el coronavirus.

Es aquí, donde la percepción visual utiliza una naturaleza y presencia de estímulos luminosos contiguos que ocupan un determinado lugar en relación con otro.

Como si tratase de amigos de secundaria que se ponen de acuerdo para ir vestidos de la misma forma; también, vimos al subsecretario con un suéter rojo formal. Acompañado de una imagen con una leyenda indicando “Quédate en casa”. Ojos fijos y decididos.

Pero también, encontramos a un hombre que ha sido traicionado por su discurso al exclamar: “En cuanto al color del semáforo, es hasta cierto punto intrascendente; alerta por COVID-19, emergencia por COVID-19, ¿hay alguna duda?”

Muchísimas dudas mis amigos políticos, pues el pueblo no entiende de semáforos, ni de educación. Para los mexicanos, la fe y la devolución depositada en una persona es más importante que cualquier suéter rojo. Son los actos de los funcionarios, los principales errores de no saber comunicar.

(Izquierda). Claudia Sheinbaum, (Derecha), Hugo López-Gatell

Pues bien; en consecuencia, con estos dos ejemplos, vemos como las autoridades comienzan a perder el control, a presentar problemas de comunicación y a generalizar un rechazo a la calle cerrada de soberbia del Presidente.

El designio del presidente López Obrador de no mandar mensajes que afecten las elecciones futuras, es evidente y comienza a poner a ambos funcionarios contra la pared.

Por un lado, tenemos el grito del personal médico diciendo, “cuídense y ya no salgan”; por otra, la imagen del Presidente diciendo: “México está bien, salgan y aprendan a vivir con el virus.”

Semáforo intrascendente, pero voto muy importante

Desde que se implementó el semáforo epidemiológico de López-Gatell en junio pasado, hemos sido testigos de como la crisis sanitaria ya ha generado un caos de más de 114 mil muertes. ¿A las familias que han perdido a un ser querido, cómo explicarles ahora que el semáforo ya no tiene validez para Gatell?

El futuro en materia económica, de salud y social es incierto, pues vemos a una Organización Mundial de la Salud (OMS), hacer hincapié en mandar un mensaje importante y único a fin de no confundir a la población.

Se hizo un llamado del máximo organismo de salud hacia el Gobierno mexicano, para que dejé de desconcertar a los ciudadanos y sea claro.

Sin embargo, vemos inmediato al máximo líder de la nación morenista lanzar los desplegados de “todo está en orden, vamos a la baja”. Nadie se atreve a refutar la decisión, ningún periodista (o falsos críticos), ningún funcionario (le costaría su futuro político), ningún ciudadano.

Pero vienen en 2021 las elecciones, con ellas la decisión una vez más del pueblo de México, que ahora sumado a la extrema violencia que se vive en el país, tendrá que soportar basura y diálogo de promesas, economía histórica de pérdidas y una enfermedad invisible que puede pescar en cualquier lugar.

Pero, ¿Cómo reaccionar ante el semáforo intrascendente?, ¿Cómo reaccionar ante el diálogo de promesas?

Futuro difícil pero no imposible, el criterio ya cae en nuestro propio ser. Consideremos un poco si la autoridad de Salud ha sido “sincera” con nosotros. Consideremos la necesidad de exponer la vida a cambio de la diversión y el lujo de unas horas. Miremos si para salir por obligación, sea necesario llevar al niño de 3 años. Tal vez me adentro en el prejuicio de no conocer a los 130 millones de mexicanos, pero si bien, no hablo por todos, hablo por esa parte que hemos visto andar como si nada.

Aquí no importan los colores de los suéteres o de los cubrebocas, si al final, los políticos tienen en mente el semáforo de un solo color de intereses.

Tal vez sea el pueblo quien demuestre una vez más, la garra y la solidaridad que, sin el apoyo de los políticos, salga adelante ante la pandemia, la salud; la economía y la educación.


Referencias
  • A.J. Greimas J Courtes, Semiótica, Diccionario razonado de la Teoría del Lenguaje, Madrid, Ed. Gredos, pág. 370.
  • @ExpPolitica. (2020). El color del semáforo en la CDMX “es intrascendente”, dice López-Gatell. Diciembre 14, 2020, de Expansión.
  • Redacción AN / GH. (2020). CDMX está al límite de la hospitalización por Covid-19: Sheinbaum. Diciembre 14, 2020, de Aristegui Noticias.
  • Jorge Manuel. (2020). Pide la OMS a México “tomarse muy en serio” la pandemia. Diciembre 14, 2020, de Modernidades.

Líder de Proyecto de Modernidades - Comunicólogo especialista creativo en marketing digital y redacción. Periodista apasionado de la historia, la música, la filosofía y las bellas artes; asimismo, soy aprendiz de la historia. Vivo del eCommerce, de las buenas acciones y de los tardes con café.

Busca tu tema de interés