Cultura

Raúl Tamez y La Novena Sinfonía, insertar la danza contemporánea en el imaginario distópico

Raúl Tamez y La Novena Sinfonía,insertar la danza contemporánea en el imaginario distópico
Foto. Nitzarindani Vega / Eikon.
Modernidades, Raúl Tamez nos revela detalles de su obra distópica de danza contemporánea, llamada La Novena Sinfonía; recién estrenada en el Teatro de las Artes.
Foto. Twitter @miguechiapaneco

En entrevista para Modernidades, Raúl Tamez nos revela detalles de su obra distópica de danza contemporánea, llamada La Novena Sinfonía; recién estrenada en el Teatro de las Artes.

Raúl Tamez es originario de la Ciudad de México, licenciado en Danza por la Escuela Nacional de Danza Clásica y Contemporánea (ENDCC) y de la Rotterdam Dance Academy. Cuenta con una maestría en danza en la Jhon Moores Liverpool University.

Es licenciado en Sociología por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM); además, es coreógrafo, bailarín de contemporáneo, productor y director del Festival Internacional de Danza Contemporánea en la Ciudad de México (FIDCDMX).

Así mismo, Raúl ha ganado el Premio Nacional de Danza “Guillermo Arriaga” en 2016; también, ha participado con diferentes directores a nivel internacional y actualmente dirige La Infinita Compañía.

Raúl Tamez recuerda que, para llegar a consolidarse como artista, ha pasado por un camino de constante trabajo. Cuenta que atravesó una adolescencia difícil, mientras vivía en Iztapalapa. Tuvo que trabajar a temprana edad en un Call Center e incluso tuvo que ofrecer montajes de coreografías para XV años con el fin de poyar a su madre adoptiva en los gastos del hogar.

Sobre el Festival Internacional de Danza de la Ciudad de México del cuál eres director ¿este se vio mermado por recortes presupuestales?

RT: “El festival no tienen ningún presupuesto, lo producimos nosotros con nuestro dinero y con apoyos en especie. Tenemos muchos hoteles que suman a la causa y hospedan a nuestros artistas gratis; también, tenemos muchos convenios con las embajadas de los países que le pagan vuelos a los artistas y recuperamos el dinero de la taquilla del festival. Ahorita contamos con un par de apoyos de EFIARTES para realizar la “Novena Sinfonía”.

¿Cómo te ha ido en esta la pandemia para continuar haciendo danza?

RT: ¡Algo muy fuerte! Claro en la economía; en la “Infinita Compañía” estamos endeudados, pero hemos decidido no parar. Y no vamos a parar ante viento y marea, vamos a seguir fomentando lo presencial y haciendo múltiples producciones sí o sí.

RT: Entonces creo que la pandemia fortaleció muchísimo los discursos; por ejemplo: el de la “Novena Sinfonía”. Pero siento que sin la pandemia los hallazgos interpretativos, narrativos y demás que tuvimos todo el equipo y yo, no hubieran sido los mismos. Siento que la pandemia nos fortaleció artísticamente y nos debilitó económicamente.

Te puede interesar leer: La Otra Revolución; una entrevista con Fabián Cháirez.

La danza contemporánea de Raúl Tamez en “La Novena Sinfonía”.

¡Ya que estamos hablando de tu proyecto! Raúl Tamez, ¿Podrías platicarme de tu obra la Novena Sinfonía?

RT: “Para mí, La Novena Sinfonía es regresar a la semilla teatral de denuncia que en algún momento comencé con Payaso Capital, y que había dejado pausada para construir nuevos públicos; para insertar la danza contemporánea en el imaginario. Y una vez ya logrado, ya puedo presentar una pieza más arriesgada como está.

RT: “Lo que se piensa, es que sólo habla de la esperanza y de la alegría por el poema de Schiller y por la Oda a la Alegría; pero la verdad, es que los primeros dos movimientos, hablan de todos los procesos agónicos, desesperanzadores y aniquilantes del ser humano.

RT: “El segundo movimiento es la entrada al infierno y el primer movimiento nos habla de la muerte, de la destrucción, de la guerra; sabiendo eso, quise hacer algunos guiños al holocausto, también porque la pieza tocó con la caída del muro de Berlín; pero al mismo tiempo, curiosamente estas fuerzas opuestas era la sinfonía predilecta de Hitler (que) decidió la tocaran en su cumpleaños”.

RT: “El primer movimiento es un campo de concentración y son 16 personajes atrapados que están en este sitio y hay cuatro verdugos que los violentan desde lugares muy monstruosos. Hay un muro que los contiene, una de las víctimas decide escapar; y en lugar que sus compañeros le ayuden ¡evitan su escape! Ella se fuga a toda costa y propicia un cambio en el sistema. Luego… hasta ahí le dejamos para sembrar misterio, pero ocurre toda una serie de transformaciones que, finalmente nos permiten disfrutar en toda su catársis el cuarto movimiento. Hay voz sobre la Novena, eso era muy arriesgado y yo estaba temblando de miedo de que fuera a funcionar; pero, no solo funciona, sino que lo hace muy bien. Hay mucha danza al mismo tiempo.”

Da click aquí y escucha la entrevista completa con Raúl Tamez y la danza contemporánea en La Novena Sinfonía. 👇

Foto. @NitzarindaniVega

La combinación de la sociología y la danza contemporánea

La obra de Raúl Tamez fue concebida durante el confinamiento, al parecer bastantes elementos rescatados del sufrimiento social se ven reflejados, en su obra se destaca un acto de resistencia por mantener a flote “La infinita Compañía”.

Es un acto de regresar a la interacción directa con el público ideal que reunió una larga lista de excelentes bailarines como: Yaroslav Villafuerte, Erika Méndez (ganadora del premio INBA-UAM): también, Rodrigo González, Edith Pérez, Hugo Thompson, Yazmín Rodríguez, Cynthia Hamm, Luis Miguel Mata, Karla Falcón, Roció Reyes, Ana Estrada, entre muchos más.

En este año pandémico ¿podrías darnos tú opinión sobre la video-danza o danza multimedia? ¿Por qué como humanidad somos más dependientes de la web? Quisiera tú opinión sobre la utilización de las tecnologías en la danza.

RT: “Creo que una cosa es la video danza y otra el mundo del streaming o transmisión de la danza. Creo que la video-danza y cine-danza son un género; tienen un formato, las pondría aparte de lo que está ocurriendo ahora. Lo que está sucediendo ahora, es una virtualización de las artes escénicas y eso le resta toda su importancia y desvirtúa por completo los contenidos artísticos. ¡Es insustituible! ¡Insustituible pese a quién le pese, el arte escénico por el arte virtual!”

RT: “Para que sea arte virtual tendría que surgir nuevos géneros (…) pero hacer streaming es una herramienta porque no hay otra opción ¡El arte escénico no se sustituye, estoy en desacuerdo y hay que luchar por lo presencial en la medida de que esta pandemia vaya terminando!”

Por último, La Novena Sinfonía se presentará en el Teatro de las Artes este 11 y 13 de diciembre a las 19hrs con un aforo del 30%. Puedes conseguir tus boletos a través del sistema de Ticketmaster en Ciudad de México.

Raúl Tamez y La Novena Sinfonía,insertar la danza contemporánea en el imaginario distópico

@Huxmuley
Ex redactora funcional de Modernidades - Soy licenciada por la UAM Azcapotzalco en Sociología Cultural, estudiante de la Maestría en Periodismo por la UdeG; amante de las artes escénicas, cinéfila, seguidora del movimiento techno en México y escritora independiente.

Los comentarios están cerrados

Más en: Cultura