Ciudad de MéxicoCulturaEducaciónSociedad

¿Qué pasó en 2014 en el IPN? El paro que enmarcó a los estudiantes en México

El 25 de septiembre de 2014, miles de estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) marcharon hacia la dirección general; ya que, estaban en desacuerdo con una reforma del reglamento interno que aprobó la institución. Por lo que, a este paro se unieron los estudiantes de diversas escuelas, entre ellos: la Unidad Profesional Interdisciplinaria de Ingeniería y Ciencias Sociales y Administrativas (UPIICSA).

Sin embargo, la movilización estudiantil ya llevaba una semana de paro por parte de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) de la Unidad Zacatenco. Pero, ¿Por qué hicieron esta huelga los estudiantes?

A continuación, te mostraremos los puntos más importantes para entender este suceso; principalmente, desde su contexto histórico, político y social.

El motivo de protesta de los estudiantes

Principalmente, se manifestaron porque los alumnos estaban inconformes por las modificaciones a los planes de estudio y a la aprobación de la reforma al reglamento interno; por lo que, propiciaron una manifestación para enaltecer su derecho a una consulta “amplia, discutida, informada y participativa”.

Dicho eso, la Dirección General estaba haciendo todo lo contrario, quería hacer los cambios sin el consentimiento de sus representantes; es decir, pretendía limitar el derecho al voto y la participación sobre los posibles cambios del plantel educativo. La molestia era evidente, ya que, si se es parte de una institución o empresa, lo más factible es que tomen en cuenta la opinión de todos; esto, porque al final, pertenecen al mismo equipo de trabajo.

Así es, querían hacer las cosas sin nuestra aprobación. Pero, la realidad es que no solo a nosotros nos iba a afectar, sino también a ellos porque somos un conjunto.

Ricardo Espinoza, exalumno del IPN.

Argumentando lo anterior, es irónico saber que tu “casa de estudios” ponga en jaque tus estudios; especialmente, porque mantienen un régimen o lema donde resaltan que son los impulsores de tu desarrollo académico. Por el contrario, realizan cambios sin la autorización de los alumnos, y que en lugar de impulsarlos, los obstruye y perjudica el avance escolar.

Por ejemplo, en el último semestre de preparatoria agregaron la materia de cálculo integral y diferencial; lo cual resulta una traba para los estudiantes al ser una “clase difícil”; puesto que, el contenido es significativamente más avanzado en comparación a los años previos.

Recuerdo que cuando iba a la escuela, varios de mis compañeros no pudieron seguir sus estudios; ya que, la mayoría debía la materia de cálculo… o se iban directo a extra, y todo eso les llegó a perjudicar porque ya no pudieron estudiar una carrera profesional

Brenda Altamirano, ex alumna de preparatoria.
estudiantes durante la marcha del 2014, que muestran carteles de desacuerdo
Alumnos del (IPN) marcharon en desacuerdo a los nuevos planes de la Institución. Foto: Poblanerías

Las etapas de la marcha

Entre banderas y pancartas, miles de estudiantes, iniciaron la marcha el 17 de septiembre de 2014. Donde los estudiantes de la Escuela Superior de Ingresos y Arquitectura (ESIA) originaron el paro; con el objetivo de detener el nuevo plan de estudios. De tal modo que, el 25 del mismo mes, los alumnos del Politécnico salieron a las calles para protestar su desacuerdo con el nuevo plan de estudios y las reformas al reglamento interno.

Pero, para el 26 de septiembre hubo un parteaguas importante para la marcha. De ello, resulta que la directora general, Yoloxóchitl Bustamante, salió a exponer su postura ante lo sucedido; especialmente, proclamó su enojo diciendo que, “el movimiento estudiantil era una movilización externa” y, que los involucrados “no eran estudiantes del Politécnico”.

Por lo que, el 28 de septiembre el alumnado convocó a una asamblea para que el 30 realizaran una protesta a la que denominaron “la marcha de las credenciales”. La cual, tuvo como misión recurrir a la Secretaría de Gobernación; inclusive, el movimiento fue viral a través de los medios tradicionales y por las redes sociales. Sobre todo, en Twitter, donde utilizaron hashtags para marcar tendencia. Entre ellos se encuentra:

  • #TodosSomosPolitécnicos, que, de hecho, fue tuiteado más de 40 mil veces;
  • Seguidamente, #MarchaDeLasCredenciales para asegurar que pertenecían al IPN;
  • Finalmente, #NoAlPlanDeEstudios para enmarcar el rechazo al nuevo plan de estudios y al reglamento interno de la Institución.

A su vez, proclamaron el descontento de ser asignados como: técnico superior universitario o técnico especializado; sin importar que su vocación es la ingeniería.

También podrías leer: La escritura frente a la dictadura; Octavio Paz, Carlos Fuentes y Monsiváis en el 68

Entre estrategias y tropiezos

Una de las estrategias más notorias sobre el movimiento, fue la utilización de la tecnología y comunicación; es decir, que los estudiantes utilizaron los medios, las redes sociales y, hasta la opinión del público. Mientras que, los directivos de la institución no supieron llevar un buen plan estratégico para comunicar; dado que, no contaban con un vocero ni optimizaron el uso de las redes sociales.

Dicho lo anterior, la Doctora Yoloxóchitl no tenía redes sociales, por lo que, nunca pudo comunicar o mostrar una postura ante lo que sucedía con el paro; no obstante, llegó el punto donde los mismos medios arrobaban una cuenta de Twitter que resultó ser “falsa”. Dicho acto terminó con entorpecer la información y credibilidad de la directora general; puesto que, ella no sabía lo que publicaban en las redes sociales (FB, Twitter o YT).

alumnos del poli protestan por las calles de la ciudad, además de portar la bandera institucional.
Los docentes buscaban llegar a la secretaria de Gobierno, para decretar una autonomía. Foto: Blogspot

Las crisis del 2014

Durante el 2014, México atravesó por diversos cambios; por ejemplo, las reformas estructurales que comandó el expresidente Enrique Peña Nieto. Él tenía el propósito mostrar al país como una promesa de potencia mundial en cuanto a la inversión; en cambio, a mitad de año, varios sucesos demostraron lo contrario, y la nación en general sufrió con diversas crisis.

Entre estos hechos, está la desaparición de los 43 normalistas, quienes trataron de sustraer camiones para acudir a la marcha del 2 de octubre; a la vez, seguía en tendencia el suceso del paro del IPN. Pero, quién iba a imaginar que mientras en la Ciudad de México los estudiantes protestaban por sus derechos; en otra parte del país, había seis personas fallecidas y 43 alumnos desaparecidos.

Es irónico saber que, por una parte, el gobierno enaltece su apoyo hacia ellos; mientras que, a sus espaldas los limitan o retroceden sus estudios. O en casos extremos, se recurre a la matanza como en el caso de Tlatelolco en el 68; y la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Comunidades de apoyo

Los estudiantes del Instituto Politécnico Nacional (IPN) o también nombrados “Burros Blancos”, no estuvieron solos durante el trayecto de la protesta; ya que, tanto escuelas públicas como privadas les brindaron todo su apoyo. Desde tweets, mensajes en cartulinas y todo tipo de manifestación, empatizaron y se solidarizaron con ellos.

Cuando pasó el paro del poli, yo estaba estudiando la carrera de Administración de empresas; pero, a pesar de haber pertenecido a una escuela privada, mi apoyo siempre estuvo con ellos. Principalmente, porque éramos estudiantes y merecían tener más respaldo por parte de todos, es decir… aunque fueran de escuelas públicas o privadas. De hecho, me acuerdo que fue muy popular la frase: #NoSoyPoli pero te apoyo.

Karina Carranza, egresada de la Universidad Tecnológica de México (UNITEC).

La fase final

Después de días de protesta, el 3 de octubre de 2014 confirmaron la renuncia de la directora general, Yoloxóchitl Bustamante. Por otra parte, el movimiento estudiantil perdió su fuerza de difusión masiva y digital, lo que llevó a terminar con el paro. Seguidamente, nombraron a un nuevo director general, Enrique Fernández Fassnacht; con el objetivo de reactivar las clases y la administración académica a principios del 2015.

Finalmente, el paro del (IPN) pudo llevarse de una manera diferente a comparación de las otras protestas; es decir, que los estudiantes marcharon conscientemente sobre lo que estaba pasando en su escuela, sin caer en la desinformación de la situación que aquejaba su casa de estudios.

Te invitamos a que leas: Caso Ayotzinapa; avances de la investigación bajo el gobierno de López Obrador


Referencias:
  • Armando Rocha. (15 de febrero de 2020). Comunicación de crisis en la universidad: IPN 2014. . 25 de febrero de 2022, de Beers & politics
  • Vanessa Alemán. (1 de enero de 2015). Los 10 acontecimientos que marcaron a México en 2014.. 25 de febrero de 2022, de Quadratín México
  • Redacción. (25 de septiembre de 2014). ¿Por qué marchan los estudiantes del poli?. 25 de febrero de 2022, de Animal Político
Jessica Lizeth Barba Sánchez
Redactora de primer nivel de Modernidades - Comunicóloga con anhelos de ser locutora, investigadora y ahora, escritora. Disfruto de la vida, la música, el baile y los museos.

Súmate a la retro de esta nota