Opinión

Opinión – “Vacunación luz verde” el paso al turismo

Opinión - “Vacunación luz verde” el paso al turismo
Foto. Sol de México

En enero del 2022, estaremos cumpliendo 2 años de la aparición del COVID-19; también, un año viviendo una denominada “nueva normalidad”, pero ¿Qué se supone que implica esta nueva normalidad?

Durante todo el año 2020, estuvimos parados en un terrero incierto, descubriendo y tratando de entender qué era el COVID-19; asimismo, qué significaba la aparición de este nuevo virus y lo más importante, cuánto tardaría en irse para poder volver a la “normalidad”.

Sin embargo, pese a que se cumplirán 2 años de la llegada y permanencia de este virus, a la mayoría no nos ha quedado otra cosa más que la resignación, aceptación y adaptación. Es decir, hemos salido a las calles y a nuestra vida diaria intentando que el uso del cubrebocas sea nuestra llave de salida.

El gran reto “encerrarnos”

Fue entonces cuando comenzó el confinamiento real, nos atraparon en jaulas y nos cortaron las alas; claramente no estábamos listos para quedarnos en casa encerrados sin saber cuánto tiempo; porque lo peor no era estar encerrados, el verdadero infierno era no tener respuestas.

Y tal como se esperaba, el mantener o intentar mantener a todos los habitantes del país encerrados generó dos cosas:

  1. Rezago económico y caída del turismo y
  2. Desesperación y exposición (buscando un ingreso económico).

El primer pico de la pandemia se generó de marzo a junio, dejando desempleados aproximadamente a 12 millones de personas. Frente a este panorama se tuvo que implementar “medidas de cuidado”, y un semáforo epidemiológico que nos podía dar “chance” de trabajar normal un corto periodo de tiempo para levantar un poco la economía. Era la llave que cerraba el paso cuando los contagios habían sido un precio muy alto por pagar.

Parálisis de la actividad turística

Con la cuarentena permanente (o sin fecha de término), se buscaron formas “seguras” para seguir laborando; lo que dio paso al Home Office, e-commerce, entre otras estrategias que buscaron para generar ingresos.

Sin embargo, hubo un sector que no podía reactivar su economía con estas estrategias; es decir, el turístico. Ante la crisis del coronavirus, el turismo mexicano se vio afectado, tanto para pequeñas, medianas y grandes empresas de giro turístico; también incluido el gobierno.

Y no es de extrañar el golpe que provocó el COVID-19; pues indiscutiblemente el turismo se ha convertido en una de las cartas más fuertes de la economía mexicana; por lo tanto, contribuye con aproximadamente el 9 % del Producto Interno Bruto (PIB), generando 9 millones de empleos, esto de acuerdo con cifras de la Secretaría de Turismo.

Muévete luz verde – luz roja

Empresas de giro turístico vivieron una crisis inigualable, y el Gobierno no podía brindar ninguna alternativa para funcionar, debían mantener su postura de “cierre total”. Aunque, de forma “discreta”; pese a mantener semáforo en rojo/naranja, comenzaron a permitir la apertura de hoteles, restaurantes y demás empresas relacionadas con el turismo; claro que se manejaba una política de “aforo limitado y una reducción de horas de apertura” .

No hubo ni una sola actividad que se salvara del encierro. Sin embargo, con el semáforo epidemiológico teníamos un parámetro sobre cuando podías salir; y aprovechando la serie eufórica del momento “El juego del Calamar”, durante meses parecía que jugábamos el juego “Muévete luz verde”; ya que, todos estábamos a la espera de que el semáforo indicara verde para poder salir.

Por supuesto, que hubo mucha gente que en cuanto el semáforo estuviera en naranja, aprovechaban para salir sin importar la exposición del COVID-19.

Para recordar: 16 estados pasan a semáforo verde a partir del lunes 24 de mayo; conoce cómo quedó el semáforo COVID-19

Reactivación por conveniencia

El Gobierno se encontraba entre la espada y la pared; debía parecer el superhéroe que detenía el virus, salvaba a la ciudad y mantenía un flujo económico estable.

Como he mencionado, el semáforo epidemiológico fue un parteaguas para que las personas empezarán a salir poco a poco; pero también ayudaba a generar turismo en las temporadas altas ¿coincidencia?

Justamente en uno de los tantos picos que ha tenido la pandemia, el mensaje a través de todos los medios era claro: “No salgan de casa”, “Quédense en casa“, era nuestro pan de cada día; y aún con todo eso el promotor de la salud, Hugo López Gatell estaba ayudando a reactivar nuestro turismo mexicano; visitando las playas del estado de Oaxaca, sin mascarilla, con el semblante relajado.

Oficialmente, sin importar el número de contagios o muertes por COVID-19; para la Ciudad de México el turismo comenzó su reactivación con La festividad del Día de Muertos 2021. Independientemente de que otros datos se tengan, ellos no promocionaron otra cosa más que el cuidado y resguardo durante picos de pandemia.

Para complementar: Día de Muertos: la línea delgada entre el COVID-19 y la nueva normalidad

El nuevo semáforo COVID-19

Cabe resaltar, que el exitoso plan de atracción turística fue posible gracias al eficiente plan de vacunación que implementó el Gobierno de la Ciudad de México junto con el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Y eso que hasta el momento solo se tiene el 42.9 % de la población vacunada. De antemano sabemos que, tanto para el Gobierno como para la sociedad, la vacunación fue el pretexto perfecto para empezar a salir.

Cuando comenzó la vacunación a personas de la tercera edad, fue cuando no importó el color del semáforo, mientras ya todo estuviera abierto (aunque fuera con horarios y aforo limitados); actualmente es el pretexto para salir y mantener un semáforo en verde que detrás tiene una luz parpadeante en una tonalidad naranja.

Estimaciones de la vacuna: Para octubre todo el país estará vacunado; así lo planea el presidente de México

El domo de la cuarta ola: la vacuna

La vacuna claramente fue y es necesaria, pero lo grave del “manejo de la pandemia” es debido a la falta de compromiso del presidente Andrés Manuel López Obrador; se le olvidaba que de alguna manera para muchos es “un ejemplo” y mientras él se lo tomaba con calma, el resto de su pueblo seguía su incredulidad comprando su amuleto protector contra el COVID-19.

Es por eso que con o sin vacuna nunca se respetó la cuarentena, cuando estábamos a punto de cambiar de semáforo ya estábamos en pico de pandemia.

Y ante una posible cuarta ola, (porque sí, aún con la vacuna, las cifras de muertos por COVID-19 no han cesado), el semáforo epidemiológico podrá marcar rojo o naranja pero la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum asegura que la vacuna evita el paro total de actividades.

Como es bien sabido, la vacuna fue la llave de la cárcel a la que nos sometió el COVID-19, aunque sinceramente, rompimos los barrotes y escapamos mucho antes de vacunarnos.

Y recurrimos al escape por la falta de comunicación por parte de nuestro Gobierno; al principio sus mensajes eran inciertos, mantenían una calma y según ellos tenían el control; pero de un momento a otro sus mensajes solo esparcían el miedo frenético generando inestabilidad en la sociedad.

Vacuna: ¿pretexto o un impulso?

Probablemente, no había una forma correcta de llevar la pandemia y mantener a la ciudad en orden, con un flujo económico estable. Pero si debieron tomarlo en serio desde que apareció y no cuando ya no podían controlar al virus ni a su población.

Al final, cuando ya no podían controlar la situación decidieron esperar lo peor o lo mejor; aperturando la ciudad cuando en realidad estaba al colapso de muertos. Y de esta misma forma ejecutaron un plan de vacunación a medias que aún presenta rezagos; pensando que ésta sería la solución y respaldo contra cualquier reclamo.

Y claro que la vacuna nos permite retomar actividades e incrementar el turismo. Pero, se debió implementar un plan de crisis y una mejor estrategia de vacunación con tiempo ¿Entonces fue la vacuna un pretexto o un impulso? La respuesta evidentemente quedará a medias como el progreso de vacunación contra COVID-19 que ha implementado nuestro país.


Datos sobre el COVID-19, vacunación y reactivación turística:
  • Salinas, M. (2021). México cerró 2020 con una caída del 46% en el turismo internacional debido a la pandemia. El País
  • Secretaria de Salud. (2021). 65% de población adulta en México, con al menos una dosis contra COVID-19. Secretaria de salud.
  • Gobierno de México. (2021). Cambia Ciudad de México a Semáforo Epidemiológico color Verde; disminuyen hospitalizaciones y positividad de COVID-19. COVID-19 GOB CDMX.
  • Escudero, Xavier, Guarner, Jeannette, Galindo-Fraga, Arturo, Escudero-Salamanca, Mara, Alcocer-Gamba, Marco A., & Río, Carlos Del. (2020). La pandemia de Coronavirus SARS-CoV-2 (COVID-19): Situación actual e implicaciones para México. Archivos de cardiología de México, 90(Supl. 1), 7-14. Epub 24 de marzo de 2021. Scielo.
  • Gobierno de México. (2021). Fases o escenarios de contingencia y nivel de propagación del COVID-19. Gobierno de México.
  • Martin, J. (2021). Siete de cada 10 desempleados por la pandemia en México son mujeres. El País.
  • Deloitte. (2021). Turismo, una fuente inagotable de divisas para México. Consultado el 17/11/21 en Deloitte.
  • Redacción. (2021). Turismo internacional en México repunta 198.5% interanual en mayo. Forbes.
  • Redacción. (2020). Se mantiene Ciudad de México en Semáforo Epidemiológico Naranja con Alerta del 27 de julio al 2 de agosto. Covid19. 
  • Redacción. (2020). Semáforo Nacional 2020. Izai.
  • Redacción. (2021). Desfile de Día de Muertos 2021: un millón de personas asistieron al magno evento en CDMX. Infobae
  • Redacción. (2021). Sheinbaum: “Por la vacunación, CDMX está lista para enfrentar cuarta ola de Covid-19 sin cerrar”. La política Online.
Thania Uriostegui Muñoz
Leader Scrum Editor de Modernidades - Periodista, Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Periodismo Comprometida por informar de forma objetiva, veraz y precisa de manera responsable. Escritora aficionada y amante de las letras.

    Súmate a la retro de esta nota

    Más en: Opinión