AutoresCulturaEntretenimientoInternacionalLa Ruta de las ArtesPolíticaSin categoría

Opinión – Posturas políticas en el arte; múltiples caras de Trump

Opinión - Posturas políticas en el arte; múltiples caras de Trump
Opinión - Posturas políticas en el arte; múltiples caras de Trump

Ampliamente criticados o reverenciados, no son pocos los artistas quienes han decidido incluir sus posturas políticas el arte de sus obras; a sus héroes y por supuesto, su opinión sobre la realidad de un país o del mundo. Desde la Antigua Roma, en la que se ensalzaba el dominio y poder de los emperadores y magistrados, hasta nuestros días; estamos siendo bombardeados con imágenes con las cuales nos sentimos identificados o que hacen que manifestemos nuestro rechazo.

La fragmentación del mundo ocurre en el estudio. Parto de la idea de que el significado se construye, no es algo que está dado, que recibimos, es un proceso en construcción, es cómo damos sentido al mundo.

William Kentridge en Kentridge, del arte personal al arte político. El Universal por Sierra, S. (2015, 15 agosto).

La Gioconda, TV Boy, arte urbano, 2020.

Hitos y posturas políticas en el arte

Toda manifestación artística debería de generar controversia, no para acabar con la sociedad, sino para transformarla. No dejo de pensar en la utopía en la que conscientemente sepamos diferenciar la ficción de la realidad, y podamos reírnos de nosotros mismos por nuestras diferencias y similitudes. Tengo fe en que en el futuro, el racismo, la xenofobia, el machismo y el clasismo, sólo sean producto del arte, y no un espejo que nos delate.

Atentado terrorista en Francia

Todos podemos recordar el atentado contra la Revista francesa Charlie Hebdo que, hace cinco años paralizó al mundo. El semanario francés dedicaba gran parte de sus ilustraciones a burlarse abiertamente del islam y del profeta Mahoma, y en general, de la religión musulmana extremista. El resultado: doce personas fueron asesinadas por dos terroristas de Al-Qaeda. Este atentado generó polémica sobre la libertad de expresión. ¿Hasta qué punto es válido usar el arte para exponer las afiliaciones o las críticas al sistema político, religioso o nacionalista?

El amor es más fuerte que el odio, portada de revista, Charlie Hebdo, 2015

Ofensa nacional

Otra polémica generada por utilizar una figura histórica, se dio en nuestro país en el año 2019, en el Palacio de Bellas Artes de la Ciudad de México. Durante la exposición que conmemoraba el 100 aniversario de la muerte del general Emiliano Zapata, se presentó la obra titulada La Revolución de Fabián Cháirez. Una de las tantas posturas políticas en el arte, que hizo que, tanto los familiares como los admiradores del líder revolucionario, expresaron no solo su descontento en redes sociales, sino que asistieran a la exposición para protestar. Seguramente una de las exposiciones más concurridas de la historia del Palacio de Bellas Artes, por motivos ajenas a la experiencia artística.

Al parecer, un Zapata gay es más ofensivo que un país machista y misógino. Esta obra nos da la oportunidad de reconocernos según nuestras tradiciones y de reinterpretar nuestros símbolos. Sin embargo, evidencia el arraigo de las estructuras y sistemas que rinden pleitesía a los próceres. No es desestimar lo que estos héroes hicieron, sino la hipocresía con que nos escudamos en los símbolos. Es como el católico que va a misa todos los domingos, pero es miserable con el prójimo.

La Revolución, óleo sobre tela, Fabián Cháirez, 2019.

Caiga al que le caiga, aquí nos burlamos de todos

Por supuesto que, el arte siempre tendrá sus personajes favoritos, ya sea por los horrores cometidos o por la falta de atino en sus comentarios. Al parecer, en el arte, entra en el mismo círculo del infierno quien haya cometido un genocidio o quien haya manifestado su inconformidad con el matrimonio entre personas del mismo sexo. Así es que, podemos encontrar sin problemas una burla a Adolf Hitler o un cartel contestatario en contra de Benito Mussolini en una búsqueda rápida en Google… al papa Francisco o a Barack Obama en un graffiti… o a la reina de Inglaterra y a Maduro en una instalación. Los resultados que arroja este motor de búsqueda son infinitos.

Los favoritos del arte

Sin embargo, el personaje favorito desde hace por lo menos una década, es el actual presidente de los Estados Unidos, Donald Trump. No solo por su personalidad extravagante y sus apariciones mediáticas a partir de los noventa, sino por sus relaciones con otros personajes polémicos; como el multimillonario Jeffrey Epstein o el líder ruso Vladímir Putin. Y por supuesto, por sus actos y comentarios racistas, misóginos, xenofóbicos e ignorantes.

Además de la fácil representación de su carácter, que generalmente suele ser la de un bebé berrinchudo, se le suma su fácil representación física. El rubio copete, la piel naranja con ojeras sospechosamente blancas que descansan sobre el cuerpo de un infante. Muy parecida a la descripción que hace Frida Khalo de Diego Rivera:

[…] se piensa inmediatamente en un niño rana, parado sobre las patas de atrás. Sus hombros infantiles, angostos y redondos, terminan en unas manos […] pequeñas […]

Imer Noticias. (s. f.). Frida Kahlo Voz. Soundcloud. Recuperado 29 de octubre de 2020.

Así es el arte cuando se vale de la caricatura, del collage, del graffiti y de los medios digitales para protestar contra aquéllos que ostentan poder y permiten que la injusticia reine en las sociedades.

Protestas en Helsinki contra Putin y Trump, 15 de julio de 2018, euronews en español.

Las múltiples caras de Donald Trump en el arte

A pocos días de las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, me pareció interesante recopilar las múltiples caras de Donald Trump en el arte. No importa cuál sea el resultado, si gana la derecha o la izquierda, los demócratas o los republicanos, la democracia o la dictadura, el artista debería de tener la función de ser el primer opositor de cualquier régimen.

Quizás te interese leer: Opinión — La derrota de Trump.

Un artistas al servicio de un partido político lo convierte en un animal cebado, le quita todas las herramientas que el arte debería de utilizar para nunca dejarnos adormecer ante la mano que gobierna a los ciudadanos. Al final de cuentas, si es un político honesto que está cumpliendo con su trabajo, “lo que no lo mata, lo hará más fuerte. ¿O no?”.

What doesn’t kill you makes you stronger. Or not?, TV Boy, arte urbano, 2020.

Asier Sanz, ilustrador, humorista gráfico y artista del collage

Parece broma que un collage hecho con mortadela, salami, papel y un plátano se haya hecho viral en el mundo. Mi visión de Trump fue publicado en el periódico español 20 Minutos en el 2017, y de allí en adelante fue el pretexto ideal para seguir explorando al personaje. Este artista bilbaíno tiene una serie de collages que además de ser publicadas en periódicos y revistas internacionales, han recibido premios por lo que representan en un año que además de duro políticamente, ha sido difícil económica y sanitariamente.

El arte urbano

El arte urbano de JPS y Tv Boy (y sus sucesores), ha sido inspirado por artistas como Banksy, quien ha hecho de las calles y las paredes su museo. Sabemos poco de este último artista británico, pero su anonimato lo convierte en un superhéroe sin capa, ya que no deja de sorprendernos con su crítica aguda. Sus graffitis y carteles incluyen toda clase de personajes y situaciones encapsuladas en un momento de sórdida crítica. Como su última pieza ubicada en Woodlands, en la que reúne a los líderes Donald Trump, Kim Jong-un y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. Los tres mandatarios son representados como bebés en pañales quienes juegan con un muro, un misil de juguete y unos crayolas, respectivamente.

Donald Trump, Kim Jong-un y el primer ministro de Reino Unido, Boris Johnson. Atribuido a Banksy.

Cultura pop, kitsch y refritos

En el mundo no hay nada nuevo y ésa es una de las razones por las cuales debemos explotar los íconos en decadencia. Pinturas famosas, artistas reconocidos, técnicas y movimientos reinterpretados. Todo con la misión de observar con una mirada distinta lo que ocurre con nuestra realidad. Para finalizar La Ruta de la Artes de hoy, les dejo cinco imágenes. Cada una de éstas con un aspecto diferente de Las múltiples caras de Donald Trump en el arte.

La primera, el mural Kiss of Death del colectivo We are Europe, una muestra de las relaciones entre Estados Unidos y el primer ministro británico, Boris Johnson. La segunda y la tercera de Tv Boy, American Neo Gothic y The Mad Scientist, una crítica a la relación de Trump con las mujeres y por supuesto, con el repudio a la ciencia que manifiesta en temas centrales como el coronavirus y el cambio climático. Y la cuarta y quinta, de JPS y Banksy, respectivamente, sobre temas de migración y los derechos sobre las vidas de los afroamericanos. Cabe destacar que, en la reinterpretación de JPS, el estilo que usa es el del artista neoyorquino, Jean-Michel Basquiat.

¿Quieres leer sobre El arte de Gonçalo Mabunda como arma política?

Cerramos La Ruta de las Artes que hoy viajó por todo el mundo para abrir la pregunta: ¿Qué símbolo sería imperdonable que tocara el arte? ¿Crees que sí funciona para transformar la sociedad o solo busca molestar? ¿Cuál sería el límite? Déjame tus comentarios y nos vemos la siguiente semana.

Bélicca Gómez Cabrera
Ex redactora funcional de Modernidades - Nací en Valencia, Venezuela. Estudié Letras en la Universidad Central de Venezuela (UCV), Artes Gráficas mención Diseño en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas y el FPELE (Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera) en International House Querétaro. He realizado numerosos cursos, incluyendo el Diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores de Querétaro; Diplomado en Desarrollo de Habilidades Intelectuales a través del Ensayo; Diplomado en Desarrollo de Competencias Didácticas de la Escuela Normal Superior de Querétaro; y el Diplomado en Marketing Digital y Redes Sociales en la Anáhuac Campus Querétaro. He participado en varias revistas literarias nacionales e internacionales como ensayista, fotógrafa, correctora de estilo y diseñadora: “Look&Click”, “Trastiempos”, “Kalathos”, “Mombaça, Literatura y arte”, “El bozal”. Realicé la portada del libro La calle ciega de Roy Reyes. Mis cuentos han sido publicados por el Fondo Editorial del Gobierno del Estado de Querétaro con el título El bozal II. Trabajé como Social Media Manager en la revista digital T3 Magazine y como locutora en el podcast Smart3r Girls. Actualmente trabajo en International House Querétaro desde 2010 como Directora del Departamento de Formación Docente y también como correctora de estilo y diseñadora gráfica en M-TD Tecnología y Diseño.

Los comentarios están cerrados

Más en: Autores