OpiniónPerspectiva Pública

Opinión — La administración pública de AMLO está en juego

la administración pública de amlo está en juego
Foto: Archivo

Conforme avanza el proceso electoral 2020-2021, la administración pública de AMLO está en juego. Y no me refiero a la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, sino a los cambios en el gabinete de funcionarios de primer nivel que competirán por algún cargo de elección popular.

No es nuevo que, a mitad de un sexenio, funcionarios que forman parte del gabinete presidencial renuncien a sus cargos. Esto ha sucedido casi con regularidad en cada periodo presidencial. A lo cual me pregunto, ¿En dónde está el compromiso con México? ¿Dónde queda la administración pública?

Renuncias en el gabinete

Después de casi dos años de gobierno, han renunciado más de 10 funcionarios del gabinete de López Obrador, entre secretarios, subsecretarios y titulares de órganos autónomos. Pero estas renuncias han obedecido más a que no compartieron el estilo de gobernar y las directrices que les había marcado el presidente en el desempeño de sus funciones. A pesar de ello, han puesto a la administración pública de AMLO en juego.

la administración pública de amlo está en juego

Foto: Durazo, Guevara, Nieto. La Administración Pública de AMLO está en juego

En las próximas semanas se vislumbran mas renuncias motivadas por aspiraciones personales y políticas. Por lo que figuras del gabinete como: Alfonso Durazo, Rocío Nahle, Ana Gabriela Guevara, Pablo Amilcar Sandoval, se despedirán en los próximos días de sus encargos. Y no se diga también de quienes están en alguna diputación o senaduría.

La administración pública en juego

¿Por qué digo que la administración pública de AMLO está en juego? El artículo 87 constitucional establece la toma de protesta que deberá hacer el Presidente de la República ante el H. Congreso de la Unión:

Protesto guardar y hacer guardar la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y las leyes que de ella emanen, y desempeñar leal y patrióticamente el cargo de Presidente de la República que el pueblo me ha conferido, mirando en todo por el bien y prosperidad de la Unión; y si así no lo hiciere que la Nación me lo demande.

En ese sentido los integrantes del Gabinete Legal y Ampliado, que conforman la Administración Pública Federal (APF), deberán coadyuvar para cumplir con esa protesta del Presidente. Es decir, comprometerse con él y por consecuencia, por el país.

Las razones por las cuales la administración pública de AMLO está en juego, y que cada cambio es comenzar desde cero, son:

  1. Inestabilidad en el funcionamiento de la APF, por el cambio continuo de funcionarios, principalmente de las titularidades de las dependencias.
  2. No hay seguimiento, en muchos de los casos, a las políticas, programas, estrategias o acciones de la dependencia por los nuevos miembros que la conforman.
  3. A pesar de que hay un Plan Nacional de Desarrollo, la forma de aplicarlo de cada funcionario es diferente. Y por ende, utilizan diferentes estrategias para implementarlo, lo cual cambia a lo ya trabajado.
  4. La función de los que se van fue estratégica para sus intereses personales. La cual solo sirvió para perfilarse para un cargo deseado. Es decir, no se comprometieron por el país.

¿Qué hacer?

Fortalecer a la administración pública es, sin duda, necesario. Esto se puede lograr reformando el artículo 91 constitucional al aumentar requisitos. No basta con solo tener más tener 30 años cumplidos; ser ciudadana o ciudadano mexicano y estar en ejercicio de sus derechos. Así mismo, también hacerlo a la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

México necesita de servidores públicos comprometidos no sólo con el presidente, sino con el país, para que el gobierno y la APF funcionen sin contratiempos.

Referencias:
  1. Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
  2. Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos.

 

Mtro. Eduardo Leal
Ex Líder de Opinión de Modernidades - Licenciado en Ciencias Políticas y Administración Pública y Maestro en Derecho por la UNAM. Asociado del Instituto Nacional de Administración Pública, A.C. (INAP) y Coordinador Académico del Diplomado Gestión y Política Pública en la FCPyS de la UNAM. Me he desempeñado en la Administración Pública Federal como Director General de Coordinación para la Operación Territorial de la Secretaría de Gobernación, Director General Adjunto de Coordinación y Operación Territorial de la Secretaría de Gobernación y Coordinador de Asesores del Subsecretario de Prevención y Participación Ciudadana de la Secretaría de Gobernación.

Los comentarios están cerrados

Más en: Opinión