CulturaEsoterismo y Paranormal

Nostradamus y las Profecías de la Tercera Guerra Mundial y el tercer anticristo

Nostradamus y las profecías de la Tercera Guerra Mundial y el tercer anticristo abundan como tema central en las búsquedas dentro de Internet; sin embargo, la desinformación, el desconocimiento a la comprensión de la palabra “profecía” y la constante normalización a la guerra, hacen que veamos este tema como intrascendente.

Por eso, intentaremos recuperar en este escrito parte de los vaticinios del famoso vidente francés. Realizaremos un análisis sobre las cuartetas y centurias específicas alejándonos de la influencia de Occidente y de Oriente. De la misma manera, sugiero comprendamos que las escuelas de ambos bloques tergiversan todo a su conveniencia; es decir, hablo de verdaderos carroñeros de desinformación que buscan controlar nuestra libertad de pensamiento.

El tercer anticristo y su venida, ¿es un ser diabólico o un ser omnipresente? ¿La Tercera Guerra Mundial será un evento duradero o una serie de sucesos por cuotas? ¿Nostradamus habló de un conflicto final? La respuesta a estas interrogantes intentaremos descifrarlas en el presente escrito; no obstante, dejo en claro amigo lector, no todo lo que leas aquí significa una realidad. Son vagos y nulos significados de un escritor que busca compartir más sobre una de las tantas advertencias del final de los tiempos.

Foto. El misterio de Nostradamus
Foto. El misterio de Nostradamus

Hablemos de profecías

Una profecía es aquel suceso o evento histórico “mostrado” en forma de revelación o visión a un canalizador; es decir, un don sobrenatural que consiste en conocer por inspiración divina las cosas distantes o futuras (según la RAE).

Pues bien, hablar de profecías por lo general se entiende como una serie de eventos trágicos para la humanidad, aunque en ocasiones sea lo contrario. De igual forma, algunas religiones han sustentado sus doctrinas en las visiones de personajes para explicar un nuevo mañana; por ejemplo, el profeta Daniel en la corte de Babilonia para el rey Nabucodonosor II sobre la devastación o Elías y sus profecías de sequías para Israel.

Hablar de estos augurios debería de servirnos a todos para modificar el destino; es decir, para interponer la “mano divina” que evite el cataclismo y la desgracia. Por consiguiente, mencionar los vaticinios de miles de personas, es pretender cambiar el curso de la historia para bien de la humanidad.

Esto nos lleva a indagar el trabajo de uno de los profetas más conocidos y admirados de la historia, hablamos de Michel de Nostradamus.

Nostradamus y las Profecías de la Tercera Guerra Mundial y el tercer anticristo
Foto. Diario Uno

¿Quién es Nostradamus?

Michel de Nôtre-Dame o Michel de Nostradame (mundialmente llamado Nostradamus), fue un boticario francés, creador del libro “Les Prophéties” en 1555; por lo tanto, es el autor de las 942 cuartetas poéticas que describen las “visiones del futuro” de la humanidad (profecías de Nostradamus).

Nostradame nació el 14 de diciembre de 1503 en Saint Rémy de Provence, Francia; de origen judío y convertido al catolicismo, sirvió como adivino para diversas familias adineradas de la época. Estudió medicina en la Universidad de Montpellier; sin embargo, no terminó la carrera al ser expulsado tras descubrirse que trabajaba como boticario, una actividad prohibida para los estudiantes de aquella época.

Durante su vida escribió una serie de nueve almanaques que detallan los versos proféticos para la humanidad; de igual manera, tras su éxito de “adivino” ante la corte, contrajo numerosos seguidores que le buscaban para obtener información de su futuro. Un ejemplo fue Catalina de Medici, esposa de Enrique II, rey de Francia, quien le defendió ante el Santo Oficio.

Finalmente, tras fallecer en 1566, la leyenda de Nostradamus atrajo la atención de millones de personas a lo largo del mundo; en consecuencia, al atribuirle la predicción exacta de los principales eventos históricos. Por ejemplo, la caída de Napoleón, la Segunda Guerra Mundial, el ascenso de Hitler o el atentado a las Torres Gemelas en 2001.

Nostradamus y las profecías de las Torres Gemelas
Foto. Atentado a las Torres Gemelas de Nueva York, 2001. AFP

Michel de Nostradamus utilizado como máquina de propaganda

Por muchos es conocido el buen material que el nombre de Nostradamus ha generado para impulsar políticas y “mandamientos” entre la población. Del mismo modo, seas creyente de alguna religión o no, escuchar las “profecías de Nostradamus” genera un impacto emocional importante.

Como resultado, tenemos a los medios de comunicación “acaparadores” (que por desprecio no cito), toman al vidente francés como un libro de manipulación para desinformar o para vender más.

Periodistas sin ética que olvidaron la base de la escuela en la búsqueda de la información; asimismo, las personas que bajo secretismo revelan las visiones futuras como maquinaria de propaganda; especialmente, en Occidente.

En lo que respecta al continente americano y Europa, Nostradamus es visto como el profeta idóneo para catapultar la ideología capitalista; de la misma manera, sus investigadores toman las centurias y cuartetos como visiones consecuencia del maremoto rojo. Un ejemplo fue la Guerra Fría, pseudo investigadores ocuparon el nombre de Nostradame para calificar de negativo y maligno todo lo que tuviera que ver con la extinta URSS; es por eso que, hoy vemos replicar la misma fórmula pero con el heredero, Rusia.

Retrato de Nostradamus
Foto. Los Angeles Times/Retrato de Nostradamus

Profecías de Nostradamus del tercer anticristo

Pues bien, una vez comprendido el tema de las profecías e identificación del nombre de Nostradamus, hablemos de las visiones en torno al tercer anticristo.

El tercer anticristo es el término con el que referimos a la última persona “destructora” del mundo. Para Nostradamus (o al menos para sus intérpretes), sería el tercer anticristo el individuo que ocasionaría una última guerra de proporciones apocalípticas en el mundo; ciertamente, superior a las dos guerras mundiales.

Pero antes, dejemos en claro el tema del tercer anticristo. Nostradamus refería a él como el ser que desataría una hecatombe global; no obstante, habló previamente de dos individuos que llevarían a toda Europa a una época de guerra y dolor. En efecto, hablamos de Napoleón Bonaparte como el primer anticristo y el segundo, Adolf Hitler.

Las referencias al anticristo podemos verlas en incontables obras; por ejemplo, en 1984 de George Orwell, el gran adversario es aquel “sistema” omnipresente y vigilante que nos dice qué hacer, cómo hacer. Explica cómo un ser complejo, “El Gran Hermano”, nos dicta la represión política y social; además, de la manipulación de la información.

Continuando, tomemos en cuenta que hablar del tercer anticristo no es citar al hijo de Satanás; por lo tanto, hagamos a un lado la influencia de la mítica película de 1976 conocida como “La Profecía” para hablar sobre el gran manipulador. Esto va más allá de la religión y el aspecto espiritual, enfoca totalmente aspectos políticos y globales.

Te puede interesar leer: Los demonios; seres que atacan más allá de lo físico

Mabus, el nombre “engañoso” del tercer anticristo

Mabus pronto entonces morirá, llegará.
De gente y bestias una horrible derrota.
Luego de golpe la venganza se verá,
Ciento, mano, sed, hambre, cuando corra el cometa.

Centuria II, cuarteta XLII

En esta cuarteta, Nostradamus explica con un anagrama que Mabus sería el tercer anticristo. Para muchos la interpretación marcaría el nombre de algún político importante; específicamente, algún presidente o representante supremo de una nación. 

George Bush finalizando la invasión a Afganistán
Foto. Wikimedia Pentagon/George Bush finalizando la invasión a Afganistán

Esta cuarteta tuvo mucho impacto entre 2000 y 2012; especialmente porque durante ese tiempo los presidentes de Estados Unidos fueron George W. Bush y Barack Obama, respectivamente. Al intentar extraer el nombre, coincidía “perfectamente” con ambos mandatarios; por lo tanto, esta banalidad la considero una mala interpretación que aprovechó el contexto bélico de esos años. Hablo de la invasión a Afganistán e Iraq, el ataque a las Torres Gemelas, etc.

George W. Bush – Bus
Barack Obama – MA

De la misma manera, otros estudiosos determinaron que sería Obama el citado y temido anticristo; en consecuencia, por las operaciones militares en Libia, Egipto, Sudán e Iraq.

Barack Obama Hussein
B=Barack
Ma=Obama
Us=Hussein

De manera similar, tenemos a otros políticos y mandatarios hoy calificados en Occidente como dictadores-genocidas en la categoría del tercer anticristo; por consiguiente, tenemos nombres como Sadam Hussein, Osama Bin Laden, Bashar Al-Assad, Muamar Gadaffi o Mullah Mohamed Omar (curiosamente todos árabes).

Foto. EITB/Obama durante discurso de fin de la guerra en Iraq
Foto. EITB/Obama durante discurso de fin de la guerra en Iraq

No obstante, si observamos con más detalle otra cuarteta de Nostradamus, podremos hilar con más exactitud la posible fecha de la aparición del verdadero anticristo.

El año mil novecientos noventa y nueve siete meses,
Del cielo vendrá un Rey de terror:
Resucitar el gran Rey de Algolmois,
Antes después de Marte reinar por dicha.

Centuria X, cuarteta LXXII

El único mandatario que asumió el poder en 1999 fue Vladímir Vladímirovich Putin. El presidente ruso en su primer período gobernó por 8 años; es decir, del 31 de diciembre de 1999 al 7 de mayo de 2008. Posteriormente, desde el 7 de mayo de 2012 a la actualidad.

Con el cumplimiento del gran número séptimo
Aparecerán en el tiempo juegos de hecatombe
No alejados de la gran edad milésima

Centuria X, cuarteta LXXIII

Es evidente que la denominada profecía toma más impacto por los últimos acontecimientos bélicos que han marcado a Rusia y al mundo (juegos de hecatombe); asimismo, la edad milésima sin duda sería la entrada del tercer milenio (2000), misma que comenzó con las confrontaciones bélicas de Kosovo (1998 y 1999) y el ascenso de Putin al poder.

Sin embargo, considero la siguiente interpretación se haga con mucho análisis y fuera de toda creencia que influya en atribuir “títulos” apocalípticos al mandatario ruso. Digámoslo con todas sus palabras, Putin no es el anticristo.

Los dioses se aparecerán a los humanos
Que serán autores de un gran conflicto
Antes, vistos el cielo sereno, después espada y lanza
Que en la mano izquierda será más grande

Centuria I, cuarteta XCI

“Los dioses se aparecerán a los humanos”; evidentemente no hablamos de extraterrestres, especificamos la aparición de los políticos carismáticos a la población ordinaria, al pueblo. Putin, Trump, Macron, Merkell y hasta el mismo AMLO son mandatarios carismáticos que bajaron de la élite para convivir con los “mortales”.

Continuando con la cuarteta, del mismo modo, “autores de un gran conflicto”; es decir, una guerra importante que podría desatar una gran hecatombe y, por último, “que en la mano izquierda será más grande”; en consecuencia, el bloque de Oriente por Rusia, las naciones árabes y China.

Podríamos interpretar que el tercer anticristo no es una persona o un individuo; es decir, estamos hablando de que el sistema o un cúmulo de gobiernos opuestos a Occidente serían el terrible destructor, el anticristo real. Geopolíticamente vemos que Rusia, China y las naciones árabes estarían buscando salirse del mapa de la agenda global, pero para imponer su propio sistema.

Profecía de Nostradamus sobre la Tercera Guerra Mundial

Con respecto a los eventos recientemente ocurridos en Ucrania y a la invasión rusa, analistas y aficionados han especulado sobre el comienzo de la Tercera Guerra Mundial; evidentemente, alimentadas por las declaraciones de una guerra “nuclear y devastadora” por parte del canciller ruso, Sergei Lavrov.

Te puede interesar leer: Rusia revira a EE.UU; advierte de tercera guerra mundial “nuclear y devastadora”

Es así como varios investigadores han intentado mostrar en Nostradamus, posibles evidencias escritas en cuartetas sobre una futura guerra mundial.

La testa azul hará la testa blanca
Tanto mal como Francia ha hecho bien;
Muerto en la antena, gran ahorcado bajo la rama
Cuando presas de los suyos el Rey dirá cuánto

Centuria II, cuarteto II

Al referir a la testa, podemos comprender es la cabeza o alguna nación; de la misma manera, ha generado mucho mal (guerras, hambre, muerte) y el Rey podría ser el mandatario que gobierne con intensidad sobre otras naciones.

Foto. Wikimedia - La bomba nuclear más potente fue lanzada por la URSS en 1961, su poder de destrucción alcanzó los 60 megatones, más de 3125 veces más potente que la bomba de Hiroshima.
Foto. Wikimedia – La bomba nuclear más potente fue lanzada por la URSS en 1961, su poder de destrucción alcanzó los 60 megatones, más de 3125 veces más potente que la bomba de Hiroshima.

La gran estrella durante siete días arderá
Nublado hará dos soles aparecer.
El gran mastín todas las noches aullará.
Cuando el gran pontífice cambiará de terreno

Centuria II, cuarteta XLI

Podemos interpretar que las nuevas armas (misiles nucleares, bombas térmicas) serían las que sembrarían la destrucción de los hombres, posiblemente durante 7 días. Ahora añadimos al “gran pontífice” (EE. UU.) como el personaje que buscaría extender su operación e influencia sobre Europa (terreno); por lo que, haría que los pueblos de Oriente reaccionen con violencia. 

Si lo trasladamos al contexto actual, la constante influencia expansionista de los EE. UU. en Europa ha colocado altas tensiones con los países de Oriente; principalmente, hablamos de las naciones árabes (Irán, Siria, Libia, Afganistán, Iraq) y los Estados rojos (China, Rusia, Corea del Norte).

Esto visto desde el aspecto geopolítico, la constante influencia de Occidente provocaría un desastre armado de proporciones bíblicas.

Foto. Explosión de una bomba atómica en Nuevo México, EE. UU.
Foto. Giphy/Explosión de una bomba atómica en Nuevo México, EE. UU.

En el templo cerrado la masa no entrará,
Los ciudadanos dentro su fuerte cargarán:
Caballos, bueyes, hombres, la onda de la muerte tocará
Por hambre, sed, bajo los más débiles armados.

Centuria III, cuarteta VI

Con la frase “En el templo cerrado”, podemos interpretar a esos búnkeres y túneles que abundan por el mundo para salvaguardar a los políticos y personas millonarias; sin embargo, en el exterior, “caballos, bueyes, hombres” refiere a que todo lo que esté en la superficie será arrasado por las fuertes ondas devastadoras.

No nos hagamos ideas y califiquemos esto como conspiración sin fundamentos; recientemente salió a la luz que Corea del Norte estaría restaurando los túneles de su polígono nuclear.

Los fugitivos, fuego del cielo sobre sus picos
Conflicto cercano de cuervos remolones,
Desde tierra se grita ayuda, socorro celestial,
Cuando cerca de los muros serán los combatientes.

Centuria III, cuarteta VII

Así mismo, la última cuarteta involucra la muerte de millones de seres vivos; además, los que logren sobrevivir, tendrán un destino de hambruna generalizada tras un posible invierno nuclear.

La comprensión está en el aire y la última palabra la tienes tú querido lector; sin embargo, el tema no deja de ser inquietante y bastante desconsolador.

Nostradamus y una tercera guerra mundial
Foto. Sputnik News

Charlatanería utilizando a Nostradamus

Hoy en día, el hecho de que Nostradamus “predijera” en buena medida parte de los eventos más importantes de la historia; en consecuencia, marca un pretexto adecuado para cientos de personas que se han valido para interpretar, de manera malintencionada, sus centurias y cuartetas.

Por ejemplo, hay múltiples libros de infinidad de autores que expresan que Nostradamus dejó visiones del futuro hasta pasados el año 3000; no obstante, en el libro original “Les Prophéties”, solo hay evidencia estudiada e interpretada que sugiere atisbos hasta el 2025. 

Otro ejemplo lo vemos en incalculables sitios web que sugieren que el profeta francés habría dejado visiones por cada año. Para muestra podremos leer en Google, “Las terribles profecías de Nostradamus para este 2022”, “Nostradamus predijo el COVID-19 y lo dijo de esta manera”, “Vladímir Putin es el tercer anticristo según Nostradamus”; redacciones hechas para generar desinformación y charlatanería en torno al vidente francés.

Críticos y escépticos de Nostradamus

Del mismo modo que Nostradamus se hizo de seguidores y admiradores (clientes); también, hubo aquellos que lo calificaron de charlatán y criticaron sus “poderes adivinatorios”.

En la actualidad, numerosos estudiosos han criticado sus obras; especialmente, aquellos que sugieren que sus palabras no podrían profetizar eventos que forzosamente pasarían, algo conocido como “precognición retroactiva”

Así mismo, la escritura de sus clarividencias semejantes a parábolas, enfocan más a desastres de diversos tipos; es decir, pandemias, terremotos, guerras, inundaciones, etc. Por lo tanto, la desacreditación viene al no citar lugares exactos o fechas más precisas de dichos eventos.

Un momento de reflexión

Comprendamos que las profecías no son eventos futuros catastróficos para la humanidad, son una serie de revelaciones que nos permiten cambiar el futuro; por lo tanto, el decirlas evita que pase el caos. Es importante entonces podamos analizar y comprender más nuestro futuro, nuestra evolución interior como individuos que usen el conocimiento para su bien y no para su destrucción.

Estamos en el proceso del cambio, la famosa transición de la que hablaron los mayas y diversas culturas a lo largo de la historia. Nostradamus pudo equivocarse o pudo acertar, la interpretación queda en el aire; como resultado, hagámosla para nuestro bien, no para el morbo y la pena ajena.


Este artículo fue realizado con base en investigaciones e interpretaciones de varios autores; por lo tanto, es solo responsabilidad del autor todas las opiniones generadas aquí.

Referencias
  • Rivas, Luis H. (2010). «Profetas-Profetismo». Diccionario para el Estudio de la Biblia. Buenos Aires: Amico. pp. 151-154.
  • Michel de Nostradamus. (1556). Centuria II. En Les Prophetíes(268, 269). Desconocido: Desconocido.
Jorge González
Líder de Proyecto de Modernidades - Comunicólogo especialista creativo en marketing digital y redacción. Periodista apasionado de la historia, la música, la filosofía y las bellas artes; asimismo, soy aprendiz de la historia. Vivo del eCommerce, de las buenas acciones y de los tardes con café.

1 Comment

Súmate a la retro de esta nota

Más en: Cultura