InvestigaciónNacional

Mujeres desempleadas, consecuencias diferenciadas de la COVID-19

Mujeres desempleadas, consecuencias diferenciadas de la COVID-19
Foto. france24.com

La pandemia de COVID-19 no ha tenido afectaciones equitativas; menos en el desempleo. Así, las mujeres han sido las más agravadas por la pérdida de empleos y las menos beneficiadas en la recuperación. Es un hecho que esconde un problema estructural del mundo más grave: el cierre de la brecha de género para alcanzar un mundo con igualdad entre hombres y mujeres, tomará más de 135 años

Mujeres, las más afectadas por el desempleo 

17 meses han pasado desde que se declaró el primer caso de la pandemia de COVID-19 en México. Ha sido una situación que ha dejado diferentes consecuencias, una de ellas es la pérdida de los empleos. Entre enero y septiembre de 2020, 3 millones 547 mil 840 personas dejaron de estar empleadas, ya sea en sector formal o informal; según la información reportada por la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). 

Sin embargo, el desempleo es un fenómeno que ha afectado más a las mujeres. En el tercer trimestre de 2020, el INEGI reportó que las mujeres que dejaron de formar parte de la población económicamente activa (PEA), por la pandemia fueron de 2 millones 171 mil 241; es decir, 65.9 % del total de personas afectadas. 

Incluso, la diferencia entre mujeres y hombres que dejaron de tener un empleo fue de 1 millón 51 mil 282 más empleos, esto equivale al 93 % del total de hombres afectados. Así, tan sólo en el tercer trimestre de 2020, la cantidad de mujeres que dejaron de estar dentro de las personas empleadas fue casi el doble que la de los hombres. 

Dentro de estas estadísticas, se encuentra el caso de Karina Vargas Castillo. Una mujer de 28 años de edad que se dedica al marketing digital; dejó de laborar en su anterior empresa porque los clientes que tenía (empresas relacionadas con el sector restaurantero), también dejaron de tener actividades constantes.

Mujeres desempleadas, consecuencias diferenciadas de la COVID-19
Empleos perdidos por sexo del tercer trimestre de 2020 al primer trimestre de 2021.
Fuente: elaboración propia con información de la ENOE del INEGI. 

Te podría interesar: Pérdida de 1 millón de empleos por COVID-19; se recuperaron 500 mil.

Afectaciones en la recuperación de empleos 

La población de mujeres no ha sido sólo la más afectada por la pérdida de empleos, sino también la menos beneficiada durante la recuperación de la empleabilidad. Tanto que para 2021, la cantidad de mujeres que no se ha reintegrado a las actividades económicas es mayor que la de hombres. 

De conformidad con datos publicados por el INEGI en la ENOE, entre el primer trimestre de 2020 y 2021, se reportó que hay más de 2 millones de personas desempleadas con respecto de lo reportado en el mismo periodo de 2020, justo antes del mayor impacto y la suspensión de actividades económicas por la emergencia sanitaria por COVID-19. De ellos, 1.6 millones de personas salieron del mercado laboral y no han regresado al mismo. 

Del total de personas que no han regresado a sus actividades económicas por la pandemia, 1.3 millones son mujeres (84 %), y 266 mil 547 son hombres (16 %). Así, 8 de cada 10 personas que salieron del mercado laboral hace un año, y que todavía no han logrado regresar, son mujeres. Al respecto, el presidente del INEGI, Julio Santaella, reconoció que las mujeres son las más afectadas.

“El impacto de la pandemia en el mercado laboral ha caído desproporcionadamente sobre las mujeres; el 84% de los 1.6 millones de personas que salieron de la fuerza laboral (PEA) eran mujeres y 7 de cada 10 personas de los 2.1 millones que ya no están ocupadas, también eran mujeres”.

Julio Santaella, presidente del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Dentro de estas estadísticas, se encuentra la historia de Jazmín Huerta. Quien junto con su esposo, tenían un pequeño establecimiento de tortas sobre Periférico Sur y Las Flores. Sus principales clientes eran trabajadores del sector público que tienen sus oficinas cerca. Tras el confinamiento, cerraron su establecimiento.

“Este año, mi esposo retomó el puesto. Pero yo no. La verdad no hay tantos clientes como para que se necesite que los dos estemos allí”

Jazmín Huerta en entrevista para Modernidades.

Te podría interesar: ¡Cuida tu trabajo! Empleo en México se desacelera.

Sectores más afectados 

Las historias de Jazmín y Karina sugieren un problema de fondo: los sectores más afectados por la pandemia son donde las mujeres tenían mayor participación. Se trata de un problema presente en todo el mundo, como ha reconocido la división de la Organización de las Naciones Unidas encargada en asuntos de género, ONU Mujeres.

“Las mujeres prevalecen en muchas de las industrias más golpeadas por la COVID-19, como las de servicios de alimentación, las minoristas y del entretenimiento. Por ejemplo, el 40 % de todas las mujeres empleadas (510 millones de mujeres en todo el mundo) trabajan en los sectores más afectados, frente al 36,6 % de los hombres empleados”.

ONU Mujeres.

En México, 1 millón 490 mil 358 mujeres con un empleo del sector terciario perdieron sus empleos. Se trató del 67.4 % del total de las personas que perdieron sus empleos de este sector. Durante el último trimestre del año, el sector terciario parecía que se recuperaba, con 649 mil 627 mujeres que regresaron a tener un empleo. 

Pero esta tendencia que parecía optimista, se ha revertido: en el primer trimestre de este año, nuevamente, se ha reportado pérdidas de empleos. Nuevamente, las mujeres han sido las más afectadas con 138 mil 629 empleos perdidos.

Mujeres desempleadas, consecuencias diferenciadas de la COVID-19
Variación de empleos en la población económicamente activa del sector terciario por sexo del tercer trimestre de 2020 al primer trimestre de 2021.
Fuente: elaboración propia con información de la ENOE del INEGI. 

En contraste, el sector que ha reportado una tendencia más sólida en la recuperación de empleos, el secundario (donde está la construcción e industrias), favorece a los hombres. Desde el cuarto trimestre de 2020, los hombres han tenido más empleos en comparación con las mujeres. Tanto que para el primer trimestre de 2021, se generaron 92 mil 237 empleos para los hombres; mientras que, se perdieron 10 mil 30 empleos de mujeres. 

Mujeres desempleadas, consecuencias diferenciadas de la COVID-19
Variación de empleos en la población económicamente activa del sector secundario por sexo del tercer trimestre de 2020 al primer trimestre de 2021.
Fuente: elaboración propia con información de la ENOE del INEGI. 

Estereotipos se refuerzan con la pandemia

La pérdida de empleos de las mujeres no es un fenómeno aislado. Sus consecuencias pueden desencadenar una serie más amplia de efectos adversos en recortar las diferencias entre las personas por género. La directora adjunta de ONU Mujeres, Anita Bhatia, ha reconocido que hay un riesgo con la pandemia: perder 25 años de avance en cerrar las desigualdades para las mujeres. Esto lo relata debido al aumento de tareas domésticas y labores de cuidado que las mujeres han realizado significativamente más que antes de la pandemia: “La carga de las tareas de cuidados plantea un riesgo real de volver a los estereotipos de género de los años 50”, dice Bhatia.

En sintonía, desde la perspectiva de Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base, la afectación en el empleo femenino está vinculada con el incremento en la demanda de cuidados que ha implicado el confinamiento por la pandemia y que ha recaído con más intensidad en las mujeres.

“Históricamente las mujeres se han encargado del cuidado de los hijos y de los enfermos, probablemente esto haya provocado una mayor salida de mujeres de la fuerza laboral. Otra razón probable es que las mujeres en promedio tienen menor escolaridad, eso implica que, si al interior de una familia se tuvo que decidir quién regresaba a trabajar, probablemente, hayan decidido que fuera el hombre”.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

135 años tomará cerrar la brecha de género

A su vez, Fátima Masse, directora de Sociedad Incluyente del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), consideró que hay diversos factores que influyeron en un mayor impacto en el empleo femenino, entre los que se destacan la crisis de cuidados y afectaciones en sectores de la economía con más participación de mujeres.

Finalmente, las palabras de las expertas señalan que las consecuencias de la pandemia por COVID-19 ha impactado en cerrar la brecha de género en el mundo. Al respecto, el Foro Económico Mundial, cada año realiza un estudio exhaustivo para evaluar los años que tomará al mundo cerrar las brechas de género. En su informe de 2021, reportó que el mundo entero pasó de 99.5 años a 135.6 para que la igualdad entre personas sea una realidad. 


Para conocer más, te recomendamos: 
  • Lungumbu, S. y Butterly, A. (2020). El coronavirus “puede hacernos retroceder 25 años en igualdad para las mujeres”. 2020, diciembre, 02 en BBC Mundo.
  • García, A. (2021). La pandemia eliminó 10 años de avances en la participación laboral de las mujeres en América Latina: Cepal. 2021, febrero, 10 en El Economista
  • Redacción ONU Mujeres (2020). La pandemia de la COVID-19 y sus efectos económicos en las mujeres: la historia detrás de los números. 2020, septiembre, 16 en ONU Mujeres
  • Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). (2021). Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE), población de 15 años y más de edad, 2021, julio, 27 en INEGI.
  • Foro Económico Mundial. (2021). Global Gender Gap Report. Suiza: WEF
David Villalobos
Redactor de primer nivel de Modernidades - Soy comunicólogo por la UNAM con fascinación por la vida pública y aprender cosas nuevas. Para conjuntar mis pasiones, he colaborado en consultorías dedicadas a la política, proyectos de investigación y haciendo marketing digital. Observador de tendencias, ingenuo creyente de la voluntad humana y amante del café.

Los comentarios están cerrados