Cultura

Los dibujos esquizofrénicos de Louis Wain

Los dibujos esquizofrénicos de Louis Wain
Foto:Pinterest

Te has preguntado, ¿Cómo se verían tus dibujos si fueras esquizofrénico? Louis Wain, fue un artista inglés que se destacaba por dibujar gatos antropomórficos, haciendo varias actividades humanas, como tomar el té, ir a la escuela, descansando y paseando. Se dice, que en sus últimos años pudo haber sufrido de esquizofrenia.

Dedicado al arte ilustrativo, fue considerado como marginal; sin embargo, logró embellecer los signos en la época victoriana. Su obra fue y seguirá siendo una de las formas en la que el arte muestra la evolución de una patología mental que hasta la fecha sigue en disputa.

Sus pinturas de gatos que adoptan acciones humanas, han logrado capturar la imaginación de la Era Eduardiana. Sus obras, se volvieron muy populares, lo que llevó a Louis Wain a ilustrar cuentos infantiles y trabajar para revistas importantes.

La vida de un artista

Louis William Wain, nació en Londres en el barrio de Clerkenwell en 1860. Su padre, fue un comerciante de productos textiles, mientras que su madre era ama de casa. El médico de Wain le ordenó a sus padres que no debía ser enviado a una escuela hasta cumplir los 10 años debido a que Louis, había nacido con labio leporino. Posteriormente, pasó gran parte de su infancia vagando por las calles de Londres.

Al cumplir los 10 años, Louis estudia en la West London School of Art y eventualmente se convierte en profesor de dicha escuela. Después de renunciar a su puesto de profesor, Wain se convierte en un artista independiente donde alcanza fama. Wain, trabajó para varias revistas importantes; Illustrated Sporting and Dramatic News y la Illustrated London News.

A través de la década de 1880, su trabajo comenzó a incluir ilustraciones de palacios británicos y fincas, acompañado de ilustraciones de ganado. Durante ese período, su trabajo había incluido una amplia gama de animales, además, mantuvo su capacidad de dibujar todo tipo criaturas. En un momento dado, esperaba ganarse la vida dibujando retratos de perros.

Gatos antropomórficos; caricaturizando a una sociedad

La manía por pintar gatos empezó, poco después de que su esposa Emily Richardson, comenzara a padecer síntomas de cáncer. Por su parte, Wain había observado una especie de conexión entre Emily y Peter, el gato de la casa. Inspirado en hacer feliz a su esposa, Louis, comenzó a hacerle retratos cómicos de Peter para hacerla sonreír.

Algunos críticos afirman, que los gatos antropomórficos de Wain, eran un medio por el cual Louis, caricaturizaba a la sociedad inglesa de aquella época; gatos saludándose, fumando, organizando fiestas, bebiendo, jugando al golf.

“Él inventó un estilo de gato, una sociedad de gatos, un mundo entero de gatos. Los gatos ingleses que no lucen y viven como los gatos de Louis Wain se avergüenzan de sí mismos.”

Herbert George Wells. Escritor y novelista británico

De hecho, Wain solía ir a lugares concurridos, como plazas y/o restaurantes. Esto, con el propósito de retratar a las personas que veía como si fuesen felinos, los cuales se comportaban como lo hacían las personas que él estaba viendo.

Una decadencia y el nacimiento de una enfermedad mental

A lo largo de toda Inglaterra, el nombre y figura de Louis Wain había alcanzado más fama y admiración. Sin embargo, no era rico, ya que Wain se lucraba con su propio trabajo de una manera escasa. Pues en algunas ocasiones, el pintor trabajaba prácticamente gratis. Además, destinaba parte de sus ganancias a mantener a su familia.

Poco tiempo después, empezó a tener bastantes problemas económicos, lo que lo orillaron a emigrar a los Estados Unidos. No obstante, no le fue muy bien como el imaginaba, puesto que volvió siendo aún más pobre.

Su situación no podría empeorar más cuando Louis, empezó a mostrar síntomas de una patología mental. Si bien, el desarrollo de la psiquiatría a principios del siglo XX no permiten saber mucho sobre la enfermedad mental del artista, a la fecha se cree que Louis Wain, desarrolló esquizofrenia. Sin embargo algunos investigadores señalan, que era más probable que cumpliera, los criterios diagnósticos de los Trastornos del Espectro Autista.

La llegada a Bethlem Royal y al mundo abstracto

Emily Richardson, estaba tan fascinada con los dibujos que Louis hacía para ella. Eventualmente su enfermedad estaba muy avanzada y poco tiempo después ella moriría de cáncer de mama.

Después de la muerte de su esposa, la conducta de Wain se había vuelto errática y ocasionalmente agresiva. Además, tenía dificultades para relacionarse con las personas de su círculo más íntimo. Fue entonces cuando Louis Wain ingresó por primera vez a una institución psiquiátrica a mediados de los años 20; el Springfield Mental Hospital en Tooting, al sur de Londres. Sin embargo, este centro de internamiento estaba en tan mal estado que varias importantes personalidades, entre ellas H. G. Wells y el propio Primer Ministro del Reino Unido, intervinieron para que fuera destinado a un lugar mejor.

De este modo, Louis Wain llegó al Bethlem Royal Hospital, un lugar que contaba con un jardín y para la alegría de Wain, el centro contaba con una colonia de gatos. De esta forma Louis Wain pasaría los últimos 15 años de su vida dentro del hospital; muriendo a los 78 años.

Algunos especialistas argumentan sobre la posibilidad de que Wain tenía esquizofrenia. Las dataciones de sus cuadros que se realizaron años después de su muerte muestran un claro patrón en sus pinturas, que van desde el arte figurativo hasta combinaciones de líneas y colores abstractos. En estos cuadros aparecen formas caleidoscópicas con una amplia variedad de colores simétricos.

El arte es intersubjetivo

El arte es y seguirá siendo intersubjetivo, por supuesto en el sentido de que su manifestación no implica sólo al pintor, sino también a quién contempla y admira su obra. Podemos entender que el mensaje que implica dentro de sus obras esta dirigido de un artista a otro.

Aunque las afirmaciones sobre la esquizofrenia de Wain hasta la fecha sigue en disputa, sus obras continúan siendo un misterio; sus pinturas pasaron de ser gatos antropomórficos tomando el té y haciendo distintas actividades a una evolución totalmente distinta. Sus gatos se volvieron abstractos, vibrantes, experimentales, magníficos.

También te puede interesar leer: A más de un siglo del Fauvismo.


REFERENCIAS:
  • Aritzel Piña . (2010). Los gatos psicodélicos de Louis Wain: un viaje por la esquizofrenia, el dolor y el amor. abril 18. 2021, de Revista PICNIC
  • Mayo Clinic. (2017). Esquizofrenia. abril 18.2021, de Mayo Clinic
  • Silvina Ghiselli . (2020). Louis Wain, el artista de los gatos humanoides. abril 18. 2021, de El Cafe Diario
  • Juan Llorente. (2020). Louis Wain la Esquizofrenia plasmada en gatos. abril 18. 2021, de Gomutak
  • Illustration Chronicle. (2017). Cute Cats and Psychedelia: The Tragic Life of Louis Wain. abril 18. 2021, de Illustration Chronicle
  • Bethlem Museum of The Mind. (2020). Louis Wain . abril 18. 2021, de Bethlem Museum of The Mind
  • Patricia Tubella. (2015). Un museo para los recovecos de la mente. abril 18. 2021, de El Pais
  • Bridgeman Images. (2015). Bethlem Royal Hospital Museum. abril 18. 2021, de Bridgeman Images

Lana Anya
Ex Project Manager de Modernidades - Ella fue amante de la fotografía, lectura de suspenso y las bellas artes; aficionada por los temas de misterio y la historia. También, apasionada por el cine blanco y negro, cine mudo y su evolución. Honramos su memoria.

Los comentarios están cerrados

Más en: Cultura