CulturaLiteraturaPortada

Literatura del pulp magazine; antecedentes del género de superhéroes

La publicación de Action Comics N.º 1 en 1938, dio origen a una serie de personajes fundamentales en la cultura pop de nuestros días; claro, me refiero al superhéroe, que fue definido etimológicamente por Superman, quien daría pauta a una vasta tradición de personajes aventureros sin igual.

Aunque existen prototipos en el género de superhéroes anteriores a la Golden Age, no se les debe considerar como parte del mismo; sin embargo, su categorización está relacionada con las publicaciones de “literatura barata”, definida así por la crítica, debido a su fácil acceso a las masas.

Por lo tanto, el artículo exhibirá los antecedentes, arquetipos y prototipos que dieron origen a muchos superhéroes conocidos y su mitología; a través de la literatura pulp, entenderemos a varios íconos en el imaginario y se exhibirán aquellos olvidados con el pasar de los años.

Portada de Action Comics N°1
Primera aparición de Superman en Action Cómics N.º 1. Foto: Smash México

Ciencia ficción, Literatura Fantástica y Fantasía

Antes que nada, el Sci-Fi (ciencia ficción en inglés) y la fantasía son temas recurrentes en la literatura pulp; por ello, es importante delimitar la diferencia entre la ciencia ficción, literatura fantástica y la fantasía, aunque en estructura y temáticas son similares, tienen respectivas particularidades.

En primera instancia, la literatura anterior al neoclasicismo y romanticismo no puede considerarse como “fantástica”, debido al contexto histórico; ya que antes de estos movimientos artísticos, en la sociedad predominaba un pensamiento mítico-religioso que determinaba el imaginario colectivo; por consiguiente, aquellas ficciones con tintes míticos y religiosos suponía la realidad, aunque a veces alterada y no como una exposición de lo sobrenatural.

Debido al cambio de pensamiento en el Renacimiento, el “Siglo de las luces” y la “Ilustración”, la literatura tuvo otra significación; como resultado, lo “fantástico” era una explicación a lo sobrenatural en un contexto racional y científico, una reacción de la “modernidad” a lo desconocido.

Ahora bien, parte del Sci-Fi tiene sus orígenes en la literatura romántica, aunque existen antecedentes de tiempo atrás; es más, Jorge Luis Borges, en el prólogo de Crónicas Marcianas de Ray Bradbury, menciona poemas del medievo que hablan sobre suposiciones astrológicas; justamente, se tratan de Historia Verdadera de Luciano de Samósata y Orlando furioso de Ludovico Ariosto, ahí se aborda el dilema de conocer otros mundos; además de la posibilidad de viajar a la luna y otros planetas, siendo un arquetipo de lo imposible para la época, según el propio Borges.

Pero, la obra que consolidó a la ciencia ficción es el Moderno Prometeo (mejor conocido como Frankenstein) de Mary W. Shelley, a principios del siglo XIX; curiosamente, esa obra surgió en una reunión en una de las casas de campo de Lord Byron, al igual que El Vampiro de John Polidori.

Asimismo, el movimiento literario del “realismo”, muestra una literatura social y racional, los personajes eran un experimento de sus circunstancias; como resultado, surge la “ficción científica”, fundamentada en el positivismo y en los grandes avances científico-tecnológicos del momento. A través de este postulado, surgirían autores como Julio Verne, Robert Louis Stevenson, H.G. Wells, entre otros, estos escritores son fundamentales en el pulp magazine.

Respecto a lo fantástico, los hechos sobrenaturales deben emanar del mundo real, siendo los acontecimientos extraños el portal a otras realidades; en cambio, para la fantasía se puede partir de mundos inventados, sin necesidad de emanar del mundo conocido, creando nuevos universos o tierras fantásticas inexistentes.

De esta forma, se empiezan a consolidar temas o géneros en la ciencia ficción o lo fantástico; por ejemplo: el policiaco o detectivesco, historias de fantasmas o de terror, mundos o civilizaciones perdidas, viajes interplanetarios, westers (novela vaquera) y demás.

Sin Moisés ni Hércules, no existiría Superman (arquetipos grecorromanos y abrahámicos)

Probablemente, la literatura clásica tiene una evidente influencia en los personajes de aventura y fantasía de los personajes pulp; por ello, es preciso resaltar a teóricos o especialistas que han estudiado los mitos a lo largo del tiempo, los cuales se replicaría en los superhéroes.

En primera instancia, tenemos la idea del “monomito”, el cual abarca una historia constante y variable a lo largo del tiempo y el espacio; sin duda, los mitos de la humanidad en las culturas antiguas explican el origen del mundo y cosmos, representados en dioses y héroes; por lo tanto, el mito, de acuerdo a Joseph Campbell, es la entrada secreta a las manifestaciones culturales humanas.

Cabe destacar que los relatos heroicos se sostienen de materias narrativas, propuestas por el poeta francés Jean Bodel en El Cantar de los Sajones; donde plantea tres temas para dividir al héroe en el medievo, y hoy en día se pueden entender los temas narrativos de la ficción:

  • La Materia de Roma: De acuerdo al poeta, esta materia comprende todo lo relacionado con lo grecolatino, su historia, su mitología y héroes. Personajes como Aquiles, Alejandro Magno, Julio César, son fundamentales. Para Bodel es educativo y didáctica.
  • La Materia de Bretaña: Centrada en la historia de las Islas de Bretaña, tras la caída del imperio romano. Aquí se habla de la figura del Rey Arturo y todos sus elementos míticos, siendo la búsqueda de objetos sagrados y el ideal romántico parte de esta materia narrativa. Para Bodel, no era verídico, era fantasioso y de mayor difusión.
  • La Materia de Francia: Centrada en el ciclo carolingio y en la figura de Carlomagno, aquí se relatan los conflictos bélicos entre francos y moros, prevaleciendo el ideal caballeresco de la cristiandad. Esta materia, para el poeta, es de cierta manera más real.

Ahora bien, es preciso resaltar que la figura heroica ha sido estudiada infinidad de veces por teóricos y especialista en la teoría literaria.

En conclusión, los mitos grecolatinos y el cantoral católico serán una fuente inagotable para todos los personajes heroicos conocidos y por haber.

¿Qué es el Pulp magazine?

Al comienzo del siglo XX, en los periódicos aparecen las primeras historietas, un tipo de publicación cómica y con una propuesta de narrativa visual; al parecer, este tipo de entregas fueron atractivas, generaron mayores ganancias a los periódicos, al grado de generar sus propios números de revistas y publicaciones.

De esta forma, la historieta comienza a consolidarse como género propio y con ello surgen sus primeros detractores, quienes lo denostaban por su baja calidad. Asimismo, a este tipo de publicaciones las empiezan a llamar pulp magazine, las cuales eran historias sencillas y sensacionalistas y de bajo costo.

[campaingns columns=1]

Por lo tanto, el término pulp hace alusión a la pulpa de papel que se usaba para las impresiones de estas publicaciones; es decir, de un material derivado del residuo de la madera, utilizado para crear papel de mala calidad, sumado a un formato de encuadernación tosco.

Sin duda, fueron publicaciones baratas y de fácil difusión, lo que permitió su fácil acceso a las clases trabajadoras y obreras; principalmente, en Estados Unidos, donde proliferaron un sinfín de géneros, con historias básicas, digeribles y con cierto contendido explícito, como violencia y el sexo; aunque sus dibujos eran burdos, sus portadas eran espectaculares, que revela un momento importante del clímax en la entrega.

Autores y personajes del Pulp magazine

Siguiendo con el tema del pulp magazine, es necesario conocer a los artistas y escritores que hicieron florecer al género y personajes que son prototipos; en este sentido, tenemos a autores poco valorados por la crítica y otros reconocidos en el canon literario.

Antes que nada, debemos mencionar a un autor fundamental en el cuento moderno y como uno de sus personajes aportó al género; por supuesto, me refiero a Edgar Allan Poe y a su detective Auguste Dupin, quien inspiró a Sir Arthur Conan Doyle y a Sherlock Holmes; de esta forma, ambos personajes pondrían las bases en el género policíaco.

Del mismo modo, tenemos a un autor de gran culto en la literatura fantástica, como lo es H.P. Lovecraft, que no solo aportó a Cthulhu; también, dio pauta a la invención de escenarios emblemáticos como Arkham , criaturas de otras dimensiones y el “terror cósmico”.

También, está el creador de Conan el Bárbaro y Solomon Kane, Robert E. Howard, que junto a Tolkien son los padres de la “fantasía heroica”.

Asimismo, dentro de la ciencia ficción y género de aventuras, no podemos olvidar a Edgar Rice Burroughs, creador de Tarzán y John Carter; ya que, sus personajes son arquetípicos y plantean de manera negativa y de acuerdo a la recepción actual, la superioridad del hombre blanco; además, varias cintas famosas como Avatar de James Cameron y varios superhéroes no serian posibles sin los personajes de este autor.

Respecto a los primeros indicios del género de superhéroes, se deben de tomar en cuenta a estos personajes y a sus creadores:

  • The Spirit de Will Eisner
  • Flash Gordon de Alex Raymond
  • The Phantom de Lee Falk
  • Fuman Chu de Sax Rohmer
  • Buck Rogers de Philip Francis Nowlan
  • Doc Savage por Ron Ely
  • El Zorro de Johnston McCulley; entre otros.

Justamente, los personajes mencionados serían la inspiración de la mayoría de superhéroes, sus escenarios, temas y desde luego sus villanos.

Respecto a la difusión del pulp magazine, en otros idiomas, el escritor mexicano Edmundo Valadez, en su revista El Cuento, tradujo a algunos autores; por ejemplo, Howard Wandrei, un autor reconocido en el pulp, antologado en el primer número de esa revista, con el texto El fantástico Sr. Murphy.

Portada del primer número de "El Cuento"
Portada del primer número de El Cuento, fundada en junio de 1939 por Edmundo Valadés. Su portada emula a las pulp magazine. Foto: ELEM (Enciclopedia de la literatura en México)

Mientras tanto, en México, esta literatura sería la inspiración para las radionovelas y posteriormente las telenovelas, siendo Yolanda Vargas Dulché una exponente en nuestro país; claro, gracias a ella surgió la editorial VID, fundamental en la distribución de muchos cómics americanos en Latinoamérica.

La Gran Depresión y el nacimiento de Superman

En primera instancia, los años entre guerras (décadas de los 20 a los 40), fue una época de relativa paz, pero de gran agitación social. Parecido a los años previos de la Primera Guerra Mundial (la Paz Armada), la sociedad experimentó cambios políticos y económicos que repercutieron en la ficción.

Sin duda, la guerra dejó muchas crisis, lo que dio pauta al surgimiento de regímenes autoritarios de tintes fascistas en Europa y Japón; también, se dio una crisis económica en 1929, lo que dio la estocada final al descontento social, esto provocó hambruna, desempleo y delincuencia. Debido a esto, de las clases obreras surgieron los primeros creadores de superhéroes, necesitados de un “salvador” ante una sociedad adversa.

Lo anterior, dejaba un panorama muy alentador para la primera mitad del siglo XX, por eso el pulp vertió, no solo las más alocadas fantasías; también, las esperanzas de las masas, ante una realidad que planteaba escenarios apocalípticos e infames villanos que amenazaban a la sociedad.

Por lo tanto, la invención de Joel Schuster y Jerry Siegel, reunió lo mejor de los héroes míticos, para proponer un personaje capaz de vencerlo todo; a partir de este postulado nacería Superman, quien, con su origen extraterrestre, remitió no solo a los inmigrantes refugiados que se asentaron en Estados Unidos; sino, a los mitos más importantes, como Moisés, Heracles, Gilgamesh y Sansón, conjuntados por los elementos de la planet opera (subgénero de ciencia ficción).

Debido a los problemas sociales, la invención de Superman, planteó a un personaje que, por medio de la ficción, resolvería los males de la época. En primera instancia, sus adversarios eran dictadores, jefes de la mafia y japoneses, lo contradictorio era la narrativa de este héroe con tintes fascistas.

Sin embargo, la recepción de Superman y el género de superhéroes, ya no serían vistos como defensores de la justicia y del bien; dado que serían interpretados como los defensores de la “propiedad privada” y de los intereses capitalistas, más que unos embajadores de la justicia.

En conclusión, los superhéroes son parte de una necesidad histórica-cultural de la sociedad que clama por un héroe que resuelva las penurias de su acontecer.

Te puede interesar: Quién es Batman; conoce su historia de origen y evolución en los cómics

[campaingns columns=1]


Fuentes:
  • Jesús Jiménez. (2020). La apasionante historia de las revistas pulp donde nacieron Tarzán, Conan o el Zorro. 7 de abril de 2022, de RTVE
  • Jorge Luis Borges. (2003). Prólogo de Crónicas Marcianas (págs. 7, 8 y 9). México: Minotauro.
  • Josevi Blender. (2015). Ilustradores pulp, los grandes olvidados. 5 de abril de 2022, de Moon Magazine
  • Leticia Eirín. (2009). Las materias narrativas como fondo paradigmático en los cancioneros de Alfonso X y Don Denís. En Alcanete: Revista de estudios alfonsíes (págs. 253-264). España: Cátedra Alfonso X El Sabio, 2009.
  • Maik Civeira. (2021). Leyendas para iniciarte en la fantasía heroica. 6 de abril de 2022, de Ego Sum Qui Sum; Profesor Maik Civeira & la alianza friki antifascista
  • María José Lucerga Pérez. (2004). Del uniforme del Capitán América al azul desnudo del Dr. Manhattan: Ascenso y caída del superhéroe como construcción identitaria . 5 de abril de 2022, de Revista Electrónica de Estudios Filológicos (Universidad de Murcia, Número VIII, diciembre 2004)
  • Oliver Fuentes. (2015). Los superhéroes y amigos que lo acompañaron. Muy Especial (Muy Interesante), Edición Especial, págs.8 y 9
  • Vic Pantoja. (2020). La literatura ‘pulp’, ¿qué es? 7 de abril de 2022, de Culturizando
  • Víctor Millán. (2019). En busca del primer relato de ciencia-ficción. 6 de abril de 2022, de Hipertextual
Emmanuel Grajales
Redactor Funcional de Primer Nivel de Modernidades - Nació el 3 de agosto de 1994 en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez, Chiapas. Licenciado en Lengua y Literatura Hispanoamericanas en la UNACH. Becario del PECDA en las emisiones 2019-2020 y 2021-2022. Ganador del Primer Premio Universitario Óscar Oliva de la UNACH 2020, en la categoría de Crónica.

Súmate a la retro de esta nota

Más en: Cultura