La destrucción social en “La guerra de los mundos” de Steven Spielberg

Tom Cruise, Dakota Fanning, Justin Chatwin y Tim Robbins sólidos en este film subvalorado de Steven Spielberg que desde el 2005 nos recuerda porqué la obra de H. G. Wells es un clásico del sci-fi; así pues, explora las repercusiones del divorcio y evoca la fe del ser humano en caso de invasión. Al mismo tiempo, invita a la reflexión de cómo actuaríamos en los zapatos de la familia Ferrier.

Las escenas con aliens sanguinarios y sus máquinas de guerra, el dinamismo en War of the Worlds (Guerra de los mundos); asimismo, los efectos especiales, la mezcla de sonido y John Williams en la banda sonora, despiertan las emociones del espectador. Ejemplo de esto, negación cuando veamos en las noticias sobre un posible ataque alienígena o preocupación del papel que jugarían nuestros gobernantes y resto de los funcionaríos públicos en nuestro país.

El encuentro cercano de Spielberg con H. G. Wells

El drama y la ciencia ficción destacan en el estilismo de Spielberg; sobre todo, el tema alienígena al que debe los inicios de su carrera. Es decir, hablamos del responsable de E.T., El extraterrestre (1982) y Encuentros cercanos del tercer tipo (1978).

Del mismo modo, La guerra de los mundos (1898) por H. G. Wells, es un clásico de la ciencia ficción. Por lo tanto, no sorprende el interés de Spielberg por adaptar la novela en 2005.

Ciertamente, toma de inspiración elementos de la novela de Wells, pero también rescata el programa radiofónico de Orson Welles en 1938. Asimismo, a la primera adaptación cinematográfica La guerra de los mundos (1953) de Byron Haskin.

The War of the Worlds, Byron Haskin.
Póster de The War of the Worlds (1953) de Byron Haskin (Wikipedia)

Elenco y producción

En primera instancia, Tom Cruise (Ray Ferrier), Dakota Fanning (Rachel Ferrier) y Justin Chatwin (Robbie Ferrier) encarnan a los protagonistas; posteriormente Miranda Otto (Mary Ann), David Alan Basche (Tim) y Tim Robbins (Harlan Ogilvy) los secundarios. Además, participó Morgan Freeman como el narrador.

De manera semejante, Kathleen Kennedy y Colin Wilson fueron productores. Josh Friedman y David Koepp los encargados del guion; Janusz Kamiński de la fotografía, mientras que Steve Austin, Todd Jensen y Alan Scott, de los efectos especiales. Por último, John Williams colaboró en la banda sonora.

Tráiler de War of the Worlds (2005) de Steven Spielberg

Análisis de War of the Worlds de Steven Spielberg

Los aliens y trípodes

El imaginario de los aliens y su concepto, es decir, sus razas e intenciones hacia nosotros, varían de una historia a otra. Pero, ante todo, War of the Worlds es una película de miradas, tanto del humano al invasor como del invasor al humano.

En este caso, el film plantea que ellos nos observaban desde hace mucho tiempo; en consecuencia, los trípodes permanecían bajo tierra, esperando su momento de salir.

Por otro lado, en la novela refieren a los alienígenas como una raza perteneciente a Marte; de modo que, la humanidad se enfrenta a los que comúnmente llamamos marcianos.

Los marcianos eran semejantes a los humanos, pero durante alguna fase de su evolución, perdieron las partes de su cuerpo. Como resultado, ahora poseen grandes cabezas, ojos oscuros, una boca carnosa y babeante, y alrededor de esta, 16 tentáculos.

Marcianos en la novela de H. G. Wells.
Marcianos en la portada original de la novela de H. G. Wells (Wikipedia)

Así mismo, su piel es grasosa y de color marrón grisáceo. Con respecto a su comportamiento, es muy parecido al de las hormigas, ya que nunca sienten sueño o cansancio, y trabajan las 24 horas del día. Cabe destacar que tampoco se les atribuye emociones ni sentimientos.

En resumen, son criaturas rudimentarias. Punto en el que Spielberg vio una oportunidad de desarrollo, aprovechando los avances tecnológicos; a pesar de que, los aliens de esta versión no son de Marte.

Claro está, hicieron cambios en el film. Para empezar, físicamente son parecidos a los trípodes. Los ojos son negros y la cabeza es como la de un Triceratops (¿influencia del cineasta debido a Jurassic Park, tal vez?); además, no tienen tentáculos sino cinco extremidades compuestas.

Fanart de aliens en War of the Worlds (2005)
Fanart inspirado en los aliens de War of The Worlds (2005) (Adam O’Donnell/ArtStation)

Como podemos ver, a diferencia de otras cintas, Spielberg aquí presenta alienígenas aterradores; en este sentido, con sus máquinas de guerra (trípodes), decididamente exterminarán a cualquier ser humano para quedarse con el planeta.

Muy lejos está el carismático E.T., pues, estos aliens impactan desde la oscuridad. Generan miedo por su forma, su propósito agresivo de expandirse y tomar a la fuerza. De igual forma, son superiores a nosotros porque su tecnología es más avanzada y, al no comunicarse, tampoco los entendemos, así que, logran ponernos en jaque.

Por si fuera poco, estos aliens necesitan sangre para subsistir. También expulsan a la tierra una sustancia de color carmesí, es decir, la hierba roja; en consecuencia, el motivo de que Harlan Ogilvy piense que utilizan los restos de los capturados como fertilizante.

Hierba roja y Tom Cruise en War of The Worlds (2005)
Ray Ferrier contemplando la hierba roja (Fotograma de War of The Worlds, 2005)

Puede interesarte: Una mirada a Planeta Salvaje; dominadores y dominados.

La destrucción social: un cuestionamiento a la humanidad

La secuencia de ataque inicia con una lluvia de relámpagos, en consecuencia, los aparatos electrónicos y coches dejan de responder. La gente, entre ellos Ray Ferrier, salen de su domicilio y caminan por las calles.

A su paso, encontramos personajes que buscan un orden, una lógica razonable y cotidiana a lo que sucede; por ejemplo: un oficial de policía tratando de calmar a la gente. Incluso, poco antes de que el primer trípode emergiera, atribuyen el sonido y temblor al subterráneo.

No solo es una de las secuencias más hipnóticas y que acompañan a nuestro protagonista, sino, la que posiblemente engloba los temas clave de esta historia. A continuación, me explico:

Desde que somos niños, nos pintaron el mundo bajo un sistema de creencias y reglas. Frente a cada situación, sabemos qué hacer y a dónde acudir. Por supuesto, todo esto cambia según el contexto geográfico; pero, en general, nos guiamos por la experiencia y lo que tenemos en frente.

Y siempre queremos más. Vamos por la vida en busca de algo más: riquezas, amor, éxito, estatus. De hecho, tenemos hasta una frase popular que dice: “El conocimiento es poder”. Sin embargo, ¿qué tal si de pronto no es así?

¿Qué tal si ya gastamos todos los recursos empíricos y científicos? ¿Si nuestras armas y defensa militar no funcionan? ¿Si el sorpresivo daño es de tal nivel que nuestros políticos y religiones no saben qué hacer y decirnos?

Tripode de War of the Worlds (2005)
Aparición del primer trípode (Fotograma de War of the Worlds, 2005)

Claramente, una invasión alienígena provocaría daños materiales y, por ende, tomaría muchas vidas. Pero cuando hablo de una destrucción social, me refiero a la falta de control y conocimiento; es decir, la necesidad de estos puede ser una de nuestras debilidades, la actitud de creer saberlo todo.

No parece casualidad que el trípode salga del suelo como una criatura infernal y que, ante eso, la cámara haga hincapié en una iglesia colapsando. ¿Y por qué no?, junto a ella, un sistema de creencias al que nos aferramos para darle un sentido a lo que somos.

Porque lo desconocido nos asusta, aquello que es diferente y no tiene nombre, lo que está más allá de nuestro poder.

Así, en medio del caos, la incertidumbre y el terror por una invasión, la narrativa evoca la fe del ser humano para luchar y sobreponerse. Al mismo tiempo que Spielberg guiña a su país y a Nueva York, luego de cuatro años de los atentados del 11 de septiembre.

Sin duda, el recuerdo de la tragedia dentro del film nos resulta evidente. Más allá de la destrucción, los rostros desconcertados y afligidos; posteriormente, la intervención de los militares, súbitamente, también nos hacen alusión del daño colateral por los aviones.

Boeing 747 en War of The Worlds (2005)
Boeing 747 utilizado en el set de War of The Worlds (2005) (Wikipedia)

A más de esto, el cineasta utilizó vídeos caseros del 11/S, con el propósito de transmitir mejor la sensación de tragedia y gran catástrofe. Así mismo, Cruise basa su actuación en las reacciones de estas personas.

Ray Ferrier: divorcio y redescubrimiento de la paternidad

La familia, especialmente la paternidad y las repercusiones del divorcio, son abordados dentro de la narrativa. En este sentido, vemos a Rachel y Robbie llevados por su madre Mary Ann y Tim, su nuevo esposo, a la casa de Ray Ferrier; ya que era su turno de pasar el fin de semana con sus hijos.

Mientras que el adolescente Robbie tenía un comportamiento frío y desafiante; Rachel, pese a su corta edad, parecía más centrada y respetuosa. Sin embargo, era evidente la poca confianza en Ray por parte de sus hijos y exesposa.

Después de todo, la actitud de Ray en diálogos y en estilo de vida reflejaba un distanciamiento emocional hacia su rol paterno. En otras palabras, el hombre no sabía ni cómo dirigirse a sus hijos, pero tampoco mostraba interés por descubrirlo.

Dakota Fanning, Justin Chatwin, Miranda Otto y Tom Cruise en War of the Worlds (2005).
Dakota Fanning, Justin Chatwin, Miranda Otto y Tom Cruise en War of the Worlds (2005)

Es cierto que ejercer la paternidad es una enorme responsabilidad, ahora bien, ejercerla en pleno ataque extraterrestre, o en cualquier situación de peligro inminente, supera a cualquiera. Por esto mismo, resulta agradable y enternecedora la evolución del personaje de Tom Cruise.

Pasa de ser un padre distante y arrogante a uno protector. En virtud, destacamos la escena en la que Robbie pretende unirse al ejército para combatir a los aliens, por lo que Ray tendrá que escoger entre sus hijos. Es decir, evitar que Robbie vaya con los militares o correr hacia Rachel, a punto de marcharse con una preocupada pareja.

Además, sobresale la química entre Tom Cruise y Dakota Fanning, específicamente donde Ray canta a Rachel para que se tranquilice. Por otro lado, es importante señalar que Cruise no interpreta al héroe en este film de acción como en otros de su trayectoria.

La Tierra nos pertenece por derecho biológico

Sin afán de spoilers, uno de los puntos que toca Wells en la novela; como resultado, también aborda Spielberg en su adaptación, es la naturaleza del ser humano y lo que tiene alrededor.

Probablemente, es verdad que nosotros, al igual que las demás criaturas en la Tierra, estamos hechos a la medida del planeta; de suerte que, la evolución no es en vano, tampoco nuestra capacidad adaptativa.

En otro orden, nuestra defensa contra los aliens puede ser lo minúsculo, precisamente aquello a lo que no damos importancia. No son las armas, tanques, misiles, nada construido por el hombre, sino, algo perteneciente a él.

Alien muriendo en War of the Worlds (2005)
Alien muriendo (Tumblr)

Un film subvalorado de Spielberg

Con respecto al desenlace y el manejo del arco de los personajes, las opiniones son diversas. En cuanto a Spielberg, en una entrevista para su serie documental sobre la historia de ciencia ficción y el cine, mencionó:

“Nunca pude resolver el final de esa maldita cosa. El filme simplemente no tiene un buen final.”

De cualquier forma, War of the Worlds es un mix de actuaciones sólidas. Probablemente, una de las mejores en la carrera de Tom Cruise, que enriqueció los dotes histriónicos de Dakota Fanning; del mismo modo, los de Tim Robbins en una breve pero envolvente aparición.

Es un clásico del sci-fi sobre una invasión alienígena, pero que Spielberg logra humanizar más de manera sombría y reflexiva; después de todo, utiliza de trasfondo los ataques del 11/S y temas universales como la familia, la alteración del orden, el sentimiento de lucha y la resiliencia humana.

Además cuenta con un ritmo dinámico y continuo que no permite descanso al espectador, con la música de John Williams abrazando los momentos de tensión y drama. Por último, efectos visuales, al igual que mezcla y edición de sonido, que le valieron nominaciones a los Premios Oscar.

Tom Cruise y Dakota Fanning en War of the Worlds (2005)
Tom Cruise y Dakota Fanning en War of the Worlds (2005) (Amblin)

También puede interesarte: Documentales del 11S; pieza clave que retrata y revive el terror de Nueva York.

¿Y si… emergieran los trípodes en México?

Por lo regular, los proyectos con tintes de terror paranormal y carga fantasiosa implican un reto, tanto para los creadores como para el espectador, ya que, en estos tiempos de tecnología e impresiones a un click, ¿cómo presentar personajes y trama verosímiles?

Steven Spielberg notó, en sí mismo y en su gente, sentimientos de tristeza y miedo luego de los ataques del 11/S. Por lo tanto, nos resulta claro que la narrativa de War of the Worlds en 2005 fue utilizada para manifestar el sentir de la sociedad estadounidense, pero para situar a los terroristas en el papel de alienígenas invasores.

Sin embargo, pese al transcurso de años, actualmente la atmósfera del film, permite que nos adentremos en su mundo caótico y preguntarnos cómo lo tomaríamos nosotros y nuestros seres queridos. Sobre todo, ¿qué papel jugarían nuestra clase política, religiosa y militar en México?

De entrada, la pandemia por COVID-19, ya nos brindó un acercamiento de lo que podría suceder si de pronto nos invaden los extraterrestres.

En primer lugar, negación cuando las noticias hablen de Estados Unidos y otros países que consideramos lejanos. Compartiríamos memes en las redes sociales, nos reiríamos pensando que se trata de una mala broma, un tema conspiranoico más, algo que simplemente nunca nos alcanzará.

tripodes en War of The Worlds (2005)
Fotograma de War of The Worlds (2005)

Luego de la aparición del primer trípode en territorio del país, comenzaría la histeria colectiva. Es decir, largas filas en los supermercados y desabasto de papel higiénico, incluso de alcohol. Por supuesto, también robos de autos, de casas, etc.

Tal vez los sacerdotes oficiarían misa y resguardarían a sus feligreses, mientras que, otras religiones podrían actuar de forma similar. Finalmente, este enemigo desconocido, supondría un máximo de fe religiosa.

Por otro lado, nuestro presidente quedaría corto, probablemente otro funcionario hablaría por él, de modo que el mensaje “¡Quédate en casa!” se convertirá en su estandarte de interés y lucha.

Aunque, los invasores no perdonan clase social y estatus, seguramente las familias de dinero saldrían mejor libradas. Por el contrario, los de clase media y trabajadora, nos refugiaríamos en casa hasta que el daño toque la puerta y tengamos que correr, siempre esquivando a los aliens y con machete en mano.

Para finalizar, sobre la dinámica dentro del hogar y las consecuencias de la invasión, o suponen un distanciamiento, o más unión entre los miembros de la familia. Porque, en momentos así, suele fluir lo peor o mejor de la humanidad.

No obstante, yo abogo por lo mejor. Siempre lo mejor. Dejando la destrucción social y los temores a un costado, esperaría que la sociedad mexicana demuestre que es más que sus adversarios y predomine la unión. Así como, en 2017, tras el sismo y durante esta pandemia; en efecto, episodios de crisis y retos para este país.


Referencias
  1. (2022). La guerra de los mundos (película de 2005) y Marciano (La guerra de los mundos). 3 de julio de 2022, en Wikipedia y Wikipedia.
  2. (Sin fecha). Anédotas sobre “La guerra de los mundos” y su rodaje. 3 de julio de 2022, en Sensacine.
  3.  (Sin fecha). 10 cosas que seguramente no sabías sobre el rodaje de La guerra de los mundos. 7 de julio de 2022, en AMC.
  4. Massanet, A. (2018). Steven Spielberg: ‘La guerra de los mundos’, formidable aventura. 3 de julio de 2022, en Espinof.
  5. Escogido, G. (2018). Steven Spielberg admite que el final de La Guerra de los Mundos es pésimo. 8 de julio de 2022, en Tomatazos.

Redactora Funcional en Modernidades. / Psicóloga egresada de la Universidad Veracruzana con estudios de Maestría en Apreciación y Creación Literaria. Amante del café y el cine; con una fijación por los thrillers y el suspenso. A veces reseña series y películas en su página de Facebook El graznar de los cuervos.

Súmate a la retro de esta nota

Busca tu tema de interés