CulturaHistoriaLeyendasParanormal

El fenómeno de las apariciones; Cihuacóatl, La Llorona y la Virgen de Guadalupe

¿Conocer por la ciencia o confiar en la fe?, la gran pregunta que el ser humano se ha hecho desde el surgimiento del renacimiento; sin duda, es una de las grandes confrontaciones que hasta la fecha sigue dividiendo a diversos sectores de la población, tengan o no razón. Habitualmente, en nuestro país solemos explicar lo inexplicable o sobrenatural a través del mito y la leyenda, sobre todo las apariciones; no obstante, veremos que existen versiones que han perpetuado y que incluso forman parte de la idiosincrasia contemporánea de la mayoría de los mexicanos.

En el marco de las fechas relacionadas con los muertos, ahora preparamos un análisis sobre las apariciones en nuestro país desde Mesoamérica hasta la fecha; específicamente, situándonos en el aspecto histórico, mítico y espiritual de este fenómeno que en algunas ocasiones maravilla y en muchas otras causa miedo y desconcierto.

Antecedentes históricos de la aparición en México

Yo sí creo que la Virgen es real, es muy similar a nosotros (mexicanos), nos cuidó durante mucho tiempo y ahora nosotros la podemos adorar como si le agradeciéramos por elegirnos como sus hijos.

Anónimo

Es común referirnos al origen del fenómeno de las apariciones en el contexto del inicio del virreinato con la historia de la Virgen de Guadalupe; sin embargo, estos mitos tienen referencias más antiguas, específicamente en la época prehispánica desde los mitos fundacionales de las sociedades del preclásico mesoamericano. La gran mayoría de estas historias las podemos encontrar en la actualidad en el género literario de la leyenda o el mito; no obstante, forman parte de la cosmovisión antigua que trataba de darle sentido a las expresiones de la naturaleza y su relación con el humano.

Algunos de los ejemplos más comunes son los Dzulúm de la región maya o los Ixpuxtequi del altiplano, seres que devoraban mujeres y hombres respectivamente; asimismo, las Tlahuelpuchi de Tlaxcala que consumían la sangre de niños y animales, son seres que tienen presencia en el formato de aparición. Los dos primeros casos, son entidades con características animales y humanas, el Dzulúm con forma de jaguar y el Ixpuxtequi con figura humanoide; mientras que, las Tlahuelpuchi eran una especie de mujeres “vampiro” con poderes sobrenaturales que rondaban las aldeas con la apariencia de una mujer común.

Los siguientes personajes a revisar probablemente sean los más famosos, y que además tienen una estructura más rica en cuanto al análisis de nuestro tema; por ello, los colocaré en un rubro especial que nos podrá dar un mayor alcance en la concepción de la aparición en nuestro país.

Ixpuxtequi
Foto: Ixpuxtequi/México desconocido

La figura femenina en el formato de aparición

Ya sea a través de la interpretación académica o por la tradición oral, la explicación de lo sobrenatural es común en casi cada hogar mexicano; no obstante, hay características que son interesantes de observar a detalle y que nos podrían dar un panorama más amplio sobre este fenómeno. La Llorona y la Virgen de Guadalupe son tal vez las dos figuras míticas más importantes y representativas del orden, la devoción y el miedo; sin embargo, hay una característica que destacaremos aunado al análisis referencial de las leyendas, particularmente este tipo de entidades femeninas.

La Llorona como leyenda data del virreinato, es personificada habitualmente por una mujer indígena o mestiza que fue traicionada por el padre de sus hijos; mismos que, serían asesinados por ella como venganza para posteriormente suicidarse y continuar con su paso por el mundo terrenal como un alma en pena. Cronistas virreinales, como Fray Bernardino de Sahagún, describen esta leyenda con un origen mesoamericano dada la similitud de la diosa mexica Cihuacóatl con La Llorona; salvo que, la diosa es proteccionista ante los mexicas y la otra es inquisidora de hombres que recurren a la infidelidad y la traición.

Mis abuelos y mis tíos me dijeron que la han escuchado, era común verla muy cerca de la antigua Noria (Salitrillo, Huehuetoca); la verdad no sé si se llevó a alguien, pero al menos de que la escucharon y que la han visto, eso sí.

Anónimo

Por otro lado, la Virgen de Guadalupe tiene una representación más apegada a la espiritualidad y la imposición del catolicismo en el antiguo territorio mesoamericano; además, el mito en sí describe un entorno maternalista de identificación, protección y regulatorio de la conducta, dada la resistencia hacia el catolicismo en 1531. Independientemente de la búsqueda del origen del mito y su veracidad, lo importante a resaltar es el mecanismo de funcionamiento de una figura como esta; puesto que, tiene tal poder para los mexicanos que podemos ver a este personaje casi blindado en el ámbito social, cultural, artístico y hasta político.

La Virgen en nuestras vidas; apariciones contemporáneas

Es usual anular el discurso popular para dar referencia del conocimiento, ya que solemos pensar que la fe o la ciencia tienen las respuestas absolutas; aun así, debemos recordar que, en cierto espacio temporal, lo que hoy llamamos conocimiento, en algún momento nació del empirismo ante la búsqueda de respuestas.

Las diversas representaciones religiosas de María como virgen comúnmente son acompañadas de la validación de la tradición oral y ritual dependiendo el lugar o fecha; en específico, el 12 de diciembre es la fecha por excelencia en honor a esta deidad en particular, incluso con un alcance continental.

Virgen de Guadalupe
Foto: Virgen de Guadalupe/Cultura Colectiva

Aun teniendo fechas y simbolizaciones definidas sobre esta figura religiosa, es habitual que exista veneración hacia elementos similares que sirven como validación de las originales; en específico, me refiero a las apariciones religiosas en diversas formas y espacios, recreando de cierta manera sus versiones iniciales, pero en un contexto contemporáneo.

A mi abuelita se le apareció en sueños, ella creía que eso significaba que necesitaba cuidar a su familia, entonces nos llevaba a misa o nos ponía cosas (amuletos) para protegernos de las malas vibras y cosas así.

Anónimo

En nuestro país hemos sido testigos de apariciones de la silueta de la virgen en construcciones, cortezas de árbol, alimentos como pan o tortillas, etc.; no obstante, no son nuevas figuras de adoración, funcionan como elementos de validación ante el elemento original, en específico, cualquier representación de la Virgen María. Lo anterior, no quiere decir que no sean importantes o que no tengan un espectro significativo para la creencia espiritual de los católicos mexicanos; más bien, sirven como un agente catalizador entre la creencia ortodoxa de las generaciones adultas y la comprensión coloquial e individual del grupo más joven.

¿Podemos cuestionarlo?

Una de las premisas básicas de la ciencia es el cuestionamiento constante de nuestra realidad para analizar y comprender bajo resultados y premisas un contexto; sin embargo, cuando hablamos de la utilización de la ciencia para comprender las determinaciones dogmáticas de la religión, entramos en un conflicto conceptual. La gran mayoría de las explicaciones pasan por la percepción visual, fenómenos físicos, químicos o incluso, hay quien se aventura a la negación del fenómeno; pero, dentro de la lógica científica no es posible realizar esas aseveraciones, dado que lo primordial es el análisis del discurso popular y su significación.

Si la Virgen se nos aparece ahora es para recordarnos que está presente porque en la actualidad ya casi no creemos, pero tampoco creo que debamos de dejar de lado a las imágenes originales, yo por ejemplo prefiero seguir yendo a la villita.

Anónimo

No tengo las herramientas para determinar la existencia o inexistencia de estos seres, y tampoco tiene tanto sentido quedarnos en este debate; no obstante, los invito a la reflexión y a comentar sobre el tema, a la vieja usanza les dejo la siguiente pregunta, ¿usted qué opina?

Los testimonios otorgados para este articulo son anónimos por petición de sus autores, a quienes les agradezco su participación en este proyecto.

Referencias:
  • Mediateca INAH. (2019). La Cihuacóatl. 20 de octubre de 2021, de INAH
  • Luis Arturo Salmerón. (2019). Sobre la aparición de la Virgen de Guadalupe a Juan Diego. 20 de octubre de 2021, de Relatos e Historias de México
  • Andrea Fischer. (2021). Esta es la explicación científica de las apariciones de fantasmas. 20 de octubre de 2021, de Muy Interesante
Jonatan Morales Rodríguez
Redactor de primer nivel de Modernidades - Sociólogo egresado de la UAM Azcapotzalco, crítico y admirador de la historia, mis alumnos me conocen como "Profe Jon", lector empedernido, escritor y revolucionario.

2 Comentarios

  1. […] Puede interesarte: El fenómeno de las apariciones; Cihuacóatl, La Llorona y la Virgen de Guadalupe […]

  2. […] Te puede interesar: El fenómeno de las apariciones; Cihuacóatl, La Llorona y la Virgen de Guadalupe. […]

Súmate a la retro de esta nota

Más en: Cultura