Investigación

El enfrentamiento armado entre la Iglesia y el Estado: 92 años de la Guerra Cristera

La Guerra Cristera fue un enfrentamiento armado que duró de 1926 a 1929 en gran parte del territorio mexicano. Esta lucha se ha vuelto parte de nuestra historia, puesto que durante la contienda lucharon los que se conocieron como “cristeros” contra las políticas de intolerancia religiosa promulgadas por el gobierno de Plutarco Elías Calles. Por ello, recordaremos un poco lo que fue de este conflicto armado y terminar de entender lo que fue La Guerra Cristera.

Esta, fue la tercera de las guerras en la historia de México, donde la religión y particularmente la Iglesia Católica, tuvieron un papel relevante. Pero, las otras dos fueron el proceso de Independencia iniciado en 1810 por el sacerdote Miguel Hidalgo y Costilla; así como la Guerra de Reforma o de los Tres Años entre 1857 y 1861. La conocida Guerra Cristera, Guerra de los Cristeros o Cristiada, fue una de las tensiones posrevolucionarias entre los sectores conservadores religiosos y los sectores liberales de la sociedad mexicana.

Algunos antecedentes importantes

Un importante antecedente fue la promulgación de la Constitución de 1917 en la que se negaba la personalidad jurídica a las iglesias. Además prohibía la participación del clero en política, así como el culto público fuera de los templos, y se privaba del derecho de bienes raíces a la Iglesia. Asimismo, en 1921 se cometió un atentado en la Antigua Basílica de Guadalupe, intentando destruir la imagen de la Virgen de Guadalupe. Sin embargo, no lograron dañar la imagen, consolidando la idea de que había sido un milagro y de que los católicos debían proteger a cualquier costo sus intereses.

El enfrentamiento armado entre la Iglesia y el Estado: 92 años de la Guerra Cristera
En esta plana de EL UNIVERSAL de 1921, año del atentado, se muestra el Cristo de bronce curvo, la situación del altar y una fotografía de Luciano Pérez, presunto culpable.
Fuente: Archivo/ EL UNIVERSAL.

Causas del origen de la Guerra Cristera

La principal causa de este conflicto armado fue la modificación del Código Penal de 1926, también llamada la Ley Calles. Con ello, en el México de las primeras décadas del siglo XX, la Iglesia Católica veía limitadas sus acciones pastorales. También el cierre de templos y escuelas confesionales invadió de tristeza e inquietud a las muchas familias creyentes que no podían acceder al culto en esos lugares. Pero, lo que buscaba principalmente esta Ley era limitar aún más la participación de la Iglesia en la vida pública, incrementando el poder del Estado sobre la constitución de la Iglesia mexicana.

Por lo tanto, la respuesta por parte de la sociedad católica consistió en una colecta de firmas y solicitar una reforma constitucional, que claramente fue rechazada. Posteriormente hicieron un boicot contra la paga de impuestos y minimizar el consumo de los productos y servicios vinculados con el gobierno; lo cual se tradujo en significativos daños a la precaria economía del momento.

Bajo el lema de “¡Viva Cristo rey!” o “¡Viva Santa María de Guadalupe!”, nació un fuerte movimiento social en pro del derecho al libre culto: La Cristiada. Para lo cual iniciaron un acopio de armas y la conformación de guerrillas campesinas creyendo viable una salida militar al conflicto.

El enfrentamiento armado entre la Iglesia y el Estado: 92 años de la Guerra Cristera
Fotografía: Memoria política de México.

Resistencia católica

El gobierno comenzó a perpetrar todo tipo de ejecuciones contra la resistencia católica. Y como el clero no quería mancharse las manos, dejaría el trabajo sucio de estas cruzadas a aquel mexicano bravo, al campesino que aún tenía los músculos y el corazón caliente de la Revolución. Y por otro lado, otro grupo seleccionado se encargaba de la propaganda católica como también de la organización de las campañas desde la capital.

Pero lo que parecía estar condenado al fracaso durante la contienda, hizo dudar más de una vez al presidente Plutarco. Pues aquellos hombres (que sin ningún tipo de instrucción militar, con armas oxidadas y olvidados entre el polvo de aquellas tierras áridas) harían retroceder y temblar más de una vez a las fuerzas callistas; por lo que se volvieron en los héroes que inspiraban incluso a los laicos, quienes se iban sumando a los ejércitos cristeros. 

“Durante siete meses, la división creciente entre la facción obregonista, frustrada de sus triunfo por la muerte de su jefe, y la facción callista, que el genio político del suyo mantenía contra viento y marea, obraba a favor de los cristeros”.

Sergio García Guzmán en su obra “La guerra olvidada”.

Consecuencias de la Cristiada

El enfrentamiento que duró de 1926 a 1929 y dejó un saldo aproximado de 250,000 muertes, entre civiles y combatientes. También generó una oleada de refugiados hacia EE.UU. que alcanzó la misma cifra; pero de ciudadanos no combatientes en su mayoría.

La Guerra Cristera debió terminar en 1929, cuando la Iglesia y el gobierno se pusieron de acuerdo por medio de “arreglos” para establecer la paz. Sin embargo, al ser este un arreglo entre élites, los campesinos no quedaron conformes y nuevamente se levantaron en armas durante los años 30.

En cuanto a las decisiones políticas, la guerra forzó al Estado a modificar sus reformas laicas en materia educativa, a postergar la aplicación de sus leyes en materia de cultos, y a centralizar en el presidente la relación entre Estado e Iglesia.

Pese a esto, se produjo la Segunda Cristiada durante el mandato de Lázaro Cárdenas; ya que Calles, antes de terminar su gubernatura, había instaurado la educación socialista. Este hecho fue recibido con tajante desaprobación por parte de los creyentes y de la Iglesia. Esta Segunda Cristiada comenzó a perder fuerza entre 1936 y 1940 cuando el Estado cedió y permitió la libertad de culto, la suspensión de la educación con tintes socialistas y la apertura de las iglesias. Sin embargo, los artículos de la Constitución no fueron modificados sino hasta 1992.

Migración como consecuencia

Cabe mencionar que, la Guerra Cristera tuvo un fuerte impacto en los estados de: Jalisco, Guanajuato, San Luis Potosí, Colima, Michoacán y Zacatecas. Por lo que, en estos estados se registró un número importante de migración; principalmente de personas hacia Estados Unidos y a otros estados de la República. Pero, gracias a esto se crearon instituciones como la Liga de Defensora de la Libertad y la Unión Popular.

La liga fue una asociación legal de carácter cívico y que tenía como fin conquistar lo que ellos llamaban “libertad religiosa y todas las libertades que se derivan de ella en el orden social o económico, por los medios adecuados que las circunstancias fueran imponiendo”.

Se reducía a exigir al gobierno:

  • La libertad plena de enseñanza.
  • El derecho común para los católicos.
  • Derecho común para la iglesia.
  • Y el derecho común para los trabajadores católicos.

Te puede interesar leer: Woke: una ideología emocional

El Cristo Rey del Cubilete bombardeado

El Cristo Rey del Cerro del Cubilite es una de las imágenes más icónicas del estado de Guanajuato, teniendo un lugar especial en el imaginario popular católico. El Cerro del Cubilete se encuentra ubicado en el municipio del Silao, Guanajuato. La imagen se situaba a una altitud de 2,579 metros sobre el nivel del mar, 150 metros más que Machu Pichu en Perú.

En Silao, José Natividad Macías Castorena, un abogado porfirista que se convirtió en diputado federal en dos ocasiones, mantenía una estrecha amistad con el obispo Emeterio Valverde y Téllez, quien en 1920 mandó a construir el primer Cristo Rey del Cerro del Cubilete. La figura religiosa fue acompañada de un gran apoyo popular, quienes donaron dinero para su construcción. La primera imagen se permitió gracias a las buenas relaciones de Macías con el gobierno revolucionario. El santuario fue acompañado por la proclamación de Cristo como Rey del amor y la paz, acto inédito en la historia del catolicismo y que sería extendido a toda la iglesia en 1925 por el Papa.

La Guerra Cristera se encontraba en su etapa temprana, por lo que el gobierno estableció medidas de represión más radicales, como el empezar a cerrar Iglesias y lugares de culto; es por ello que la construcción del Cristo Rey se suspendió debido a que representaba una afrenta contra el presidente Elías Calles y, tres años más tarde, el lugar se dinamitó.

El 30 de enero de 1928 a las 16 horas, el primer monumento fue bombardeado desde una avioneta militar comandada por el general Joaquín Amaro y en presencia de miles de fieles. Sin embargo, con los restos de la imagen se construyó una Ermita en 1944.

Una vez terminada la persecución religiosa, el obispo José Garibi gestionó la construcción de un nuevo monumento con la llegada del presidente Manuel Ávila Camacho. La primera piedra fue colocada por el obispo Emeterio Valverde y Téllez, quien fuera el promotor del proyecto original. Por otro lado, la estatua es obra de los arquitectos Nicolás Mariscal y Piña y José Carlos Ituarte González; la actual escultura en bronce tiene una altura de 20 metros y un peso de 80 toneladas.

El enfrentamiento armado entre la Iglesia y el Estado: 92 años de la Guerra Cristera
Foto/Twitter: Somos de León. El Cristo Rey del Cerro del Cubilete.

La Cristiada en la pantalla grande

Un dato curioso es la anécdota que contó la especialista Mónica Uribe; indicando que durante el estreno de la película “La Cristiada”, alguien del público se levantó y gritó ¡Viva Cristo Rey! Esta película se estrenó en 2012 lo cual significa que en México aún permea un gran espíritu religioso. Por cierto, te recomendamos verla y aquí te dejamos el tráiler.

Quizá sea de tu interés: Caso Ayotzinapa; avances de la investigación bajo el gobierno de López Obrador

Personajes importantes involucrados

Quienes iniciaron este movimiento armado y tuvieron un papel importante dentro de esta historia son:

  • Francisco Plutarco Elías Calles (1877-1945): electo presidente de México el 1 de diciembre de 1924. Durante su período legislativo, creó la Ley Calles que originó la guerra.
  • Emilio Cándido Portes Gil (1890-1978): presidente interino desde 1928 a 1930, quien reinició lo acuerdos de paz y finalizó la guerra con los cristeros.
  • Álvaro Obregón Salido (1880-1928): militar y presidente de México entre 1920 y 1924, quien comenzó con las negociaciones de paz nacional.
  • Francisco Orozco y Jiménez (1864-1936): arzobispo de Guadalajara durante la Guerra Cristera, señalado como el cabecilla de los cristeros, a pesar de que no avalaba el uso de la violencia para defender los intereses religiosos.
  • Enrique Nicolás José Gorostieta Velarde (1890-1929): militar mexicano, contratado para liderar a los cristeros, quien combatió al frente en diversos combates y cuya labor fue fundamental para la causa. Murió antes de la firma de los tratados de paz y el final de la guerra.

Relación actual entre el Gobierno y la Iglesia

En lo que se refiere a las relaciones entre el Estado y las Iglesias, la Constitución de 1917 consagra el principio de supremacía del primero sobre las segundas; es decir, que se sustenta la relación que ha de haber entre el Estado Mexicano y las Iglesias, cualquiera que sea su credo religioso.

El texto constitucional contiene la regulación que sobre votos monásticos, libertad de creencias, culto externo, enseñanza laica, propiedad de las corporaciones religiosas y participación en los órganos de gobierno, ha de aplicarse a las instituciones denominadas Iglesias.

En la coordinación de Iglesia y Estado ambos son considerados como dos soberanos absolutos, cada uno en su respectiva esfera de competencia: la primera en lo espiritual y el segundo en lo temporal.

El enfrentamiento armado entre la Iglesia y el Estado: 92 años de la Guerra Cristera
Presentación en Slide Share sobre el artículo 130 de la Constitución Mexicana.

La Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos establece en su artículo 130º el principio histórico de la separación del Estado y las Iglesias, así como la libertad de creencias y de culto (artículo 24º).

Por su parte, la Ley de Asociaciones Religiosas y Culto Público señala en su artículo 3º que el Estado mexicano debe ser laico.

El Estado mexicano es laico. El mismo ejercerá su autoridad sobre toda manifestación religiosa, individual o colectiva, sólo en lo relativo a la observancia de las leyes, conservación del orden y la moral públicos y la tutela de derechos de terceros.”

Artículo 3º de la Constitución Mexicana.

El Estado laico garantiza el ejercicio de las libertades ciudadanas y los derechos humanos en el marco de la democracia. Esto se traduce en una sociedad en donde no haya ciudadanas y ciudadanos de primera y segunda categoría, porque garantiza el ejercicio de las creencias religiosas, siendo éstas obligatorias para nadie más que para quienes decidan seguirlas.

Fin de la Guerra Cristera

Finalmente, La Guerra Cristera llegó a su fin un 21 de junio de 1929, con la llegada al Gobierno de Emilio Portes Gil en 1928; así como el inicio de una serie de negociaciones bajo la influencia de los Estados Unidos y la Santa Sede.

Así mismo, se acordó una amnistía general para todos los alzados en armas, logrando que apenas 14 mil de los 50 mil combatientes quitaran sus armas, pero aún faltaba mucho para alcanzar la paz. Por último, el modelo de conveniencia y constante negociación pudo lentamente ir logrando esta paz; aunque algunos grupos de combatientes siguieron llevando a cabo acciones violentas en gobiernos posteriores.


Antecedentes y más información de la Cristiada
  • Genoveva, Martínez y Arjona (2018). Del enfrentamiento histórico entre Estado e Iglesia en México al aprovechamiento económico del conflicto cristero a través del turismo religioso. Consultado el 23 de Junio 2021: Redalyc.
  • Cisneros, S. (2021). Guerra Cristera en México; personajes, causas y consecuencias. Consultado el 23 de Junio 2021: Mexico Desconocido.
  • Najar, A. (2020). México: las 3 guerras que se han peleado en la historia por la religión católica y su profunda influencia en el país. Consultado el 23 de junio 2021: BBC.
  • Estela, M. (2020). “Guerra Cristera”. Consultado el 23 de Junio 2021: Concepto.de.
  • Miras, E. (2018). La Guerra de los cristeros, la terrible masacre civil y la deshonrada participación norteamericana. Consultado el 23 de Junio de 2021: ABC.
  • Redacción. (2019). Guerra Cristera. Consultado el 23 de Junio de 2021: Enciclopedia de Historia.
  • Osegueda, R. (2021). Cuando el Cristo Rey del Cubilete fue bombardeado por Plutarco Elías Calles. Consultado el 23 de Junio de 2021: México Desconocido.
  • González, M. (2021). Las relaciones de la Iglesia y del Estado en México. Consultado el 23 de Junio de 2021: Archivos Jurídicos UNAM.
  • Arroyo, L. (2017). Estado laico, Religión y Derechos Humanos. La República.
  • Senado de la República. (2021). Gaceta del Senado. Consultado el 23 de Junio de 2021: Senado de la República.

Thania Uriostegui Muñoz
Leader Scrum Editor de Modernidades - Periodista, Licenciada en Ciencias de la Comunicación y Periodismo Comprometida por informar de forma objetiva, veraz y precisa de manera responsable. Escritora aficionada y amante de las letras.

    Los comentarios están cerrados