Atleta de SofáDeportesOpinión

El béisbol en México, ¿una 4T pelotera?

El béisbol en México, ¿una 4T pelotera?
Fuente: El Economista (Archivo)

La historia del béisbol en México es casi tan larga como su historia política. Al igual que el propio país, la práctica del béisbol ha sufrido muchas transformaciones, y conocerlas nos hace entender un poco mejor al deporte mexicano. Quizá por ello un presidente que recurre al relato histórico para hacer política, recurre también al “Rey de los Deportes”.

Es difícil acordar una fecha canónica de la llegada del béisbol a México. Sin embargo, sí se puede asegurar que fue un proceso gradual, derivado del intercambio económico, demográfico y cultural con los estadounidenses. El nuevo deporte empezó a practicarse en distintos estados: Nuevo León, Sinaloa, Sonora, Tamaulipas, Veracruz y Yucatán.

Entre 1870 y 1890, los partidos de béisbol empezaron a ser más frecuentes. La promoción del deporte por la prensa del momento obedeció en parte por la introducción de una cultura física que veía la actividad deportiva necesaria para una buena salud. Con esto último en mente, empezaron a surgir los primeros equipos.

Quizá te interese: Curso gratuito para evitar el “engordamiento” en esta cuarentena

El siglo XX recibió a un béisbol mexicano bastante popular. Los clubes nacidos a lo largo del territorio nacional conformaron una importante red de ligas amateurs. La fortaleza de los peloteros mexicanos motivó también intercambios deportivos con equipos cubanos y estadounidenses. Aún con la Revolución Mexicana a cuestas, el béisbol continuó creciendo.

Es en 1925, encabezada por Alejandro Aguilar “Fray Nano”, que nace la Liga Mexicana de Béisbol (LMB). En 1945 surgió la Liga Mexicana del Pacífico (LMP), que permitió a México participar en la Liga del Caribe. A partir de 1955, la Liga Mexicana entró al circuito de Béisbol Organizado de los Estados Unidos, lo que facilitó la exportación de jugadores.

Alejandro Aguilar Reyes “Fray Nano”. Fuente. El Siglo de Torreón (Archivo).

El béisbol y el Estado, historia de un romance inesperado

Luego de la Revolución Mexicana, el gobierno empezó a promocionar la actividad física, no solo en atención a la salubridad pública, sino también para utilizarla como propaganda. Por su parte, la sociedad civil encabezó los esfuerzos (económicos y logísticos) para la promoción del deporte amateur y profesional. Aunque separados, la inercia de ambos actores propició la institucionalización del béisbol mexicano.

Pero la institucionalización del béisbol, es decir, la organización consistente de campeonatos con equipos bien establecidos, no garantizó la eterna felicidad. Hizo falta que los organizadores superaran sus diferencias, asegurar la formación de beisbolistas mexicanos y la supervivencia económica antes de lograr la estabilidad. Luego de ello, el apoyo de la prensa y el interés de los patrocinadores convirtieron al béisbol mexicano en un espectáculo deportivo rentable.

Hasta ese momento, los caminos del béisbol y el Estado mexicano parecían muy separados. Sin embargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador decidió convertirlo en política social. La cantidad de recursos financieros y humanos para el proyecto beisbolístico de la 4T es simplemente histórica.

La estrategia ha sido bastante simple: crear escuelas para formar jugadores que puedan hacer una carrera profesional en la Major League Baseball (MLB). La narrativa oficial lo ha promovido como una inversión que contribuye a la salud pública, la reconstrucción de tejido social y el fortalecimiento de la ciudadanía. Además, la promoción del béisbol profesional significaría un retorno de inversión indirecta a partir de su comercialización. Sin embargo, la estrategia beisbolística de AMLO se antoja como un capricho.

Quizá te interese: ¿Se murió “la esperanza de México” o nunca lo fue?

El negocio político del béisbol en México

La Oficina de la Presidencia para la Promoción y el Desarrollo del Béisbol en México (Probeis), pocos objetivos ha cumplido. La pandemia de COVID-19, inexperiencia de sus funcionarios, trabas y la insuficiencia económica parecen derrumbar el proyecto. Como en sus inicios, quizás la expansión del béisbol en México obtendrá mejores resultados de la labor privada.

Los números nos dan un panorama más acertado. El ámbito local se ve beneficiado por la existencia de dos ligas, que generan actividad beisbolera por diez meses al año. Mantienen actividad en 17 estados del país, convocando a 5 millones de aficionados en sus estadios. Aunque la pandemia paró la actividad de la LMB, la LMP continuó y fortaleció su estrategia de medios.

En cambio, la MLB se encuentra más que consolidada en México. Con clínicas, partidos celebrados en México y una buena estrategia de medios, han canalizado una base de aficionados de 30 millones de mexicanos. A su vez, las ventas de artículos promocionales han alcanzado entre 2016 y 2020, unos 7,500 millones de pesos.

Julio Urías y Víctor González, los últimos mexicanos campeones de la MLB. Fuente. Séptima Entrada.

López Obrador apuesta por el béisbol como el pilar de su política deportiva. A primera vista no parecería tan descabellado, pues es un deporte con buena presencia en México. Sin embargo, el deporte para la paz y el bienestar requiere de una planeación más elaborada. Además, existen muchas condiciones que podrían hacer a otros deportes más adecuados para otras zonas del país.

La historia antigua y reciente del béisbol mexicano enseña sobre cómo crear espectáculos deportivos, pero también de lo provechoso que puede ser un apoyo (responsable) de los gobiernos. Sin duda, la transformación del béisbol en México caerá bien, pero al menos yo deseo que también lleguen tiempos mejores para otros deportes.

Fuentes.
  • Beatriz Pereyra (2020). La 4T batea a Probeis. junio 26, 2020, de Proceso.
  • Diego Mancera. (2019). López Obrador convierte al béisbol en un asunto de Estado. marzo 21, 2019, de El País.
  • Fredi Figueroa. (2020). LMP vs LMB: ¿Quién manda en el béisbol nacional?. octubre 14, 2020, de El Míster.
  • Iván Pérez. (2020). Grandes Ligas en México, un negocio de 7,500 MDP. octubre 28, 2020, de El Míster.
  • Mauricio Gutiérrez. (2019). ¿Qué es y cómo funciona PROBEIS? mayo 29, 2019, de El Universal.
  • Miguel Esparza. (2019). La pugna por el diamante. La institucionalización del béisbol capitalino, 1920-1930. En Historia Mexicana, Vol. 68, No. 3, enero-marzo, 2019.
  • Rafael Cano Franco. (2013). Historia del béisbol en México. enero 29, 2013, de Archivo Confidencial.
Alejandro Avendaño
Sociólogo e historiador especializado en deporte, música y alimentación. Levemente friki. Amante del blues. Guitarrista y armonicista en el retiro.

Los comentarios están cerrados