EntretenimientoLa Ruta de las Artes

El arte corporal de Ryan Burke

El arte corporal de Ryan Burke
Foto. Ryan Burke

La Ruta de las Artes viaja a Estados Unidos para plantear un tema apasionante: ¿forma contra contenido?, como si esta dicotomía fuera posible. Para ello, nos detenemos en el trabajo del fotógrafo, maquillador y artista visual, Ryan Burke. Uno de los elementos de los que hablaremos para clarificar estos conceptos, es el de estética, que solemos asociar con belleza. Para él, la belleza es:

People being themselves showing their individuality.

Entrevista a Ryan Burke en la revista them.
Makeup Artist Ryan Burke’s Avant-Garde Beauty | them.

Esta frase es terriblemente inspiradora. La belleza es cuando “las personas son ellas mismas y muestran su individualidad”. Ryan Burke, creció en el rural estado de Virginia, donde su gusto por el maquillaje y el modelaje desentonaban con los roles asignados a los hombres. ¿Pero qué sucede cuando más de 800 millones de usuarios de Instagram se apegan a esta definición? ¿Todo es bello? ¿Todo es arte?

Forma y contenido:

Cuando uno estudia Arte, arruina parte de la experiencia como espectador. No puede desvincularse de asociaciones con otros artistas, con otras obras, con conceptos y tendencias. Sobre todo, forma y contenido lo perseguirán durante la contemplación de imágenes.

Réplica de ‘Fuente’, el célebre urinario de Duchamp.

Según el diccionario fiolosófico de M. M. Rosental y P. F. Iudin, la forma es la organización interna, la estructura concreta de la obra artística, la cual se crea aplicando recursos específicos de expresión y representación para poner de relieve y plasmar el contenido. En el urinario de Duchamp, alabado y criticado por igual alrededor del mundo, la forma es en sí un mingitorio modelo Berdfordshire con la rúbrica R. Mutt en el borde inferior.

‘La Fuente’ original de Duchamp fotografiada por Alfred Stieglitz.

En cambio, los elementos básicos del contenido de una obra de arte son el tema y la idea. De esta obra de Duchamp se despliegan, como cabezas de la Hidra de Lerna, tantas discusiones como la historia de la Humanidad lo permitan. Desde la abolición de los cánones técnicos y estéticos de la época, hasta la inclusión de temas políticos y sociales en el arte.

Continuando con su definición, el tema revela el círculo de fenómenos vitales que se reflejan y se interpretan en la obra dada. La idea expresa la esencia de los fenómenos y de las contradicciones de la realidad reproducidos, la valoración figurativa y emocional de los mismos a partir de un ideal estético conduciendo al hombre a determinadas conclusiones estéticas, morales y políticas.

¿Pero qué es la estética?

Esta disciplina estudia las condiciones de lo bello en el arte y en la naturaleza. Sin embargo, ¿tenemos los mismos conceptos de belleza en Oriente y Occidente? ¿La imagen de lo bello se ha mantenido estática desde la Edad Media, por ejemplo, hasta nuestros días? ¿Algo puede ser estético aunque no sea bello ante nuestros ojos? Un análisis de los videos de la década de los noventa nos puede dar algunas respuestas. Además de la corriente grunge, aparecieron artistas como Marilyn Manson y Nine Inch Nails, quienes mantenían una estética grotesca en sus trabajos visuales.

Marilyn Manson – The Beautiful People (Official Video).

¿Es agradable a la vista? Para algunos, no. Sin embargo, cada uno de los elementos que maneja este artista, quien también es pintor, cuida su estética. En él podemos ver cómo forma y contenido se unen en lo que Walter Benjamin llama sustancia. ¿Pero qué tiene todo esto que ver con Ryan Burke?

Quizá también te interese La magia digital de Shane Griffin

Evolución del arte corporal

Dos ejemplos de arte corporal. El primero, de parte de la artista francesa italiana Gina Pane. Usaba su cuerpo como un lienzo para trabajar el tema y las ideas. Fue acusada de masoquista, ya que sus performances incluían autolesiones, sangre e involucrarse en situaciones extremas. Ella quiso mostrar la fragilidad del cuerpo y explorar la falta de empatía de otras personas hacia el sufrimiento humano.

Gina Pane, Azione Sentimentale, 1973.

En su obra, Acción sentimental, Pane clava espinas de rosa en su brazo para luego cortarse la palma de la mano con una cuchilla de afeitar. La vestimenta blanca, los ramos de rosa rojo y blanco, la posición suplicante y derrotada en el piso, son símbolos de pérdida y en este caso, del amor romántico. Al final de cuentas, quien se anula en una relación es el enamorado. Este performance fue inmortalizado a través de la fotografía, tal como lo hace el arte corporal de Ryan Burke, ¿pero notamos alguna diferencia entre el uso de la forma y el contenido entre ambos artistas?

Ryan Burke, S/T, S/F.

Contrastamos la imagen de Pane con una imagen de estética similar de Ryan Burke. Aunque la segunda es impactante, en composición, colores y pose del artista, carece de símbolos que aclararen el tema y las ideas de la obra. Bien alude a la sangre, a la enfermedad, a los hilos o sogas que nos atan, pero el mensaje queda muy abierto. La ausencia de título es otro asunto que nos guía a la contemplación sin tanto análisis.

Chris Burden y la protesta artística

El otro ejemplo que quise traer como antecesores del arte corporal, es Chris Burden. En 1971 y 1974, respectivamente, al igual que Pane, llevó su cuerpo al extremo. En el performance de 1971, pide que le disparen en el brazo con un rifle. El objetivo sólo era que la bala le rozara el hombro pero la realidad fue que salió herido. Nada grave, pero es una lección que cualquiera debe aprender. No se juega con armas ni siquiera en nombre del arte.

Fotografías de la performance Shoot, 1971.

Con este acto, Chris Burden quería mostrarnos la fascinación o morbo que sentimos con la destrucción. Con la guerra de Vietnam en auge, la carrera armamentística de Estados Unidos, y los conceptos de honor, nación y gloria, parecían no tener límite. Al igual que en Shoot, Burden prueba los límites de su cuerpo en Trans-fixed. Se crucifica en el techo de un vocho y da una vuelta por la manzana mientras es fotografiado. Una muestra del horror de la tortura y de cómo, aún así, no dejamos de ver, pero al mismo tiempo volteamos cuando algo nos incomoda. Al igual que solemos hacer frente tantas injusticias de esta sociedad.

Imagen de la performance Trans-fixed, 1974.

Algunas imágenes de Ryan Burke

Que quede asentado ante notario, que no estoy invitando a ningún artista a autoinmolarse para lograr mensaje claro en su obra. Si bien el avance de la tecnología nos permite editar las imágenes para conseguir una estética o el uso de maquillaje FX da para recrear una masacre, debemos recordar que sin trasfondo no hay forma que se justifique.

De Ryan Burke nadie niega el talento, la técnica insuperable tanto en vestuario y aplicación de maquillaje, como de la toma de la fotografía. Nadie niega lo enigmático de sus diseños, ya que uno puede pasar horas viendo el arte corporal de Ryan Burke. Nadie niega la proyección que tiene a nivel internacional. El número de seguidores y de artistas que fluyen con esta tendencia de arte son impresionantes.

El lienzo de Hungry

Como Hungry, artista originario de Bavaria quien también rompe con los estereotipos de género de su tierra natal. Este último, además, siendo contratado por Björk para maquillarla para la portada de su álbum Utopía.

¿Será una nueva era para el arte?

Seguramente estamos siendo mucho más severos con estos nuevos artistas que nos traen un concepto de belleza llevado al extremo. Quizás en sí misma, esta extraordinaria estética es la sustancia de la que habla Walter Benjamin y en sí misma, es la crítica al mundo que hemos optado por maquillar. Habitaciones divinas, dientes artificialmente blancos, paseos por el campo de película y platillos de cinco estrellas por doquier. Sobre todo en Instagram que nos puede llegar a hacernos sentir que no estamos viviendo en la burbuja de perfección que se muestra en muchas cuadrículas.

Un poco de realidad nos vendría bien de vez en cuando. Si no tenemos el rostro de ángel de Ryan Burke, es momento de mostrar esa individualidad de la que él tanto habla, para encontrar la forma y contenido de nuestra vida. Y tú, ¿qué opinas?

Bélicca Gómez Cabrera
Ex redactora funcional de Modernidades - Nací en Valencia, Venezuela. Estudié Letras en la Universidad Central de Venezuela (UCV), Artes Gráficas mención Diseño en la Escuela de Artes Visuales Cristóbal Rojas y el FPELE (Formación de Profesores de Español como Lengua Extranjera) en International House Querétaro. He realizado numerosos cursos, incluyendo el Diplomado en Creación Literaria en la Escuela de Escritores de Querétaro; Diplomado en Desarrollo de Habilidades Intelectuales a través del Ensayo; Diplomado en Desarrollo de Competencias Didácticas de la Escuela Normal Superior de Querétaro; y el Diplomado en Marketing Digital y Redes Sociales en la Anáhuac Campus Querétaro. He participado en varias revistas literarias nacionales e internacionales como ensayista, fotógrafa, correctora de estilo y diseñadora: “Look&Click”, “Trastiempos”, “Kalathos”, “Mombaça, Literatura y arte”, “El bozal”. Realicé la portada del libro La calle ciega de Roy Reyes. Mis cuentos han sido publicados por el Fondo Editorial del Gobierno del Estado de Querétaro con el título El bozal II. Trabajé como Social Media Manager en la revista digital T3 Magazine y como locutora en el podcast Smart3r Girls. Actualmente trabajo en International House Querétaro desde 2010 como Directora del Departamento de Formación Docente y también como correctora de estilo y diseñadora gráfica en M-TD Tecnología y Diseño.

Los comentarios están cerrados