Ciudad de MéxicoInvestigación

Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad

Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad
Foto. Twitter @JaguarEscultura

En la alcaldía de Tláhuac se celebra el Día de Muertos de forma similar, pero cada pueblo tiene alguna variación. Asimismo, esta tradición ha sido declarada en San Andrés Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad por la UNESCO.

La celebración de Día de Muertos en México es conocida y admirada  a nivel mundial; debido al culto y ritual que esta fecha representa. Por un lado, algunas personas creen que tiene un origen cristiano o católico; por el contrario, es una tradición ancestral 100 % prehispánica. En toda la República Mexicana se conmemora a través de diversas formas, entre ceremonias, ofrendas, platillos, expresiones artísticas y coloridas decoraciones para rendir un homenaje a los seres queridos que han partido “al más allá”.

Es al sur de la Ciudad de México que está situada la alcaldía Tláhuac; en donde la tradición de Día de Muertos se vive de forma peculiar. Tláhuac se conforma de 45 colonias y siete pueblos, en estos últimos se concentra la tradición; sin embargo, es particularmente en el pueblo de San Andrés Mixquic en donde se conserva un auténtico ritual prehispánico.

Celebración en Tláhuac

En entrevista para Modernidades, Daniel García, abogado, habitante y originario de Tláhuac, además de ejercer su profesión dedica su tiempo libre a administrar la página de Facebook Radical Tláhuac – Blog en donde comparte datos de la alcaldía; por lo que, nos habló de cómo se vive Día de Muertos en Tláhuac. 

De acuerdo con su relato, la celebración de Día de Muertos tiene diversos aspectos y dinámicas que van de lo social hasta lo religioso; sin embargo, considera ciertas particularidades de cada pueblo, destacando el pueblo de San Andrés Mixquic.

“Recordemos que la celebración en Mixquic es patrimonio cultural y turístico”

Daniel García, habitante de Tláhuac

Un aspecto icónico de la celebración es “pedir calaverita” que consiste en llevar a los niños a las calles y pedir dulces; aunque en los pueblos de Tláhuac puede variar un poco.

Daniel explica que aún en algunos pueblos se usa el chilacayote en forma de calavera; de forma que, las familias reúnen a sus niños para elaborar la calavera, alumbrando con una vela al centro del chilacayote.

“Salen en la noche a pedir calaverita con su chilacayote, ya se ve menos está tradición pero todavía hay quienes lo hacen”

Daniel García, habitante de Tláhuac

Así mismo, señala que está actividad tiene también un aspecto prehispánico; pues se dice que el chilacayote tiene relación entre el hombre, su entorno y su tránsito al más allá.

Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad
Chilacayote con forma de calavera. Foto: RadicalTlahuac-Blog

Calaveras gigantes de Santa Cecilia

Hace 10 años en la colonia Santa Cecilia se inició una nueva tradición en la que adornan las calles de la demarcación con calaveras gigantes; de modo que, son elaboradas por una familia de artistas cartoneros, que solo desean ser pioneros en una nueva y diferente tradición.

De esta manera, a exposición de calaveras gigantes sobre el asfalto 2021, se realiza el camino al Mictlán con todo y su Xolo. Las puedes visitar en calle Francisco Santiago Borra entre las calles Riachuelo y Sonido 13, colonia Santa Cecilia en la alcaldía Tláhuac.

De hecho, desde hace tiempo se colocan catrinas y esqueletos gigantes en avenidas principales de los pueblos de Tláhuac; incluso en los colindantes con Xochimilco.

Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad
Catrina en Tulyehualco, colonia de Xochimilco colindante con Tláhuac Foto: Ixchel Garibaldi

Guía de las ánimas 

También, una tradición particular de Tláhuac, es la de colocar “la estrella de las ánimas”; de acuerdo con la explicación del abogado Daniel García, es una celebración que nació en San Pedro Tláhuac pero es retomada por otros pueblos. Explica que es una tradición con aspecto religioso pues se coloca la estrella nueve días antes, conocido como novenario; puesto que, la creencia indica que es el número de días que tarda el alma en llegar al Mictlán o al cielo.

Dependiendo del pueblo puede cambiar el origen de la guía de las ánimas, su explicación en general es que se cuelgan fuera de las casas, son faros en forma de estrella; así pues, es señal de que en esa casa hay una ofrenda para sus fieles difuntos.

Por otro lado, platicando con Gustavo Trejo, artesano, nos comenta que fabrica estos faros en esta temporada; asimismo, manifiesta que antes esta guía se representaba con un chilacayote y una vela al centro.

“Era un chilacayote con forma de calavera y una vela al centro, con el tiempo nos hemos modernizado y ahora ponemos farolitos de papel china”

Gustavo Trejo, artesano de Mixquic

A diferencia de la narración de Daniel, Gustavo expresa que la tradición de la guía de las ánimas nació en Mixquic. Al final tiene el mismo significado, guiar a las almas a encontrar el hogar en el que su ofrenda les aguarda.

Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad
Guía de las ánimas Foto: Cortesía de Gustavo Trejo.

San Andrés Mixquic

El nombre del pueblo es una combinación de la devoción dedicada inicialmente por los primeros pobladores mexicas a Mixquixtli, diosa de la vida y la muerte; tras la llegada de los agustinos españoles en 1533, se añadió la devoción al apóstol San Andrés. De esta forma, combinaron las creencias prehispánicas con las de los colonizadores, formando un pueblo católico conservando sus raíces mexicas.

Dentro del panteón se encuentra la parroquia principal del pueblo donde hay una parte de lo que fue un centro ceremonial mexica; por lo que, ahí podemos hallar la escultura de la diosa Mixquixtli al centro de un hermoso jardín, prueba de la mezcla de lo religioso y lo prehispánico.

En Mixquic la tradición es tan importante, en particular, es muy común que sus habitantes año con año pinten murales alusivos a la festividad en las fachadas de sus hogares; por tal razón, se convierte el lugar en una auténtica galería de arte urbano.

El camino al Mictlán

Mictlán significa lugar de eterno reposo de los muertos, es un tipo de paraíso en el que creían las antiguas culturas prehispánicas; por lo que, en Mixquic es una creencia que tienen muy presente. Para llegar al Mictlán el alma debe atravesar 9 dimensiones o regiones; de tal forma que este proceso tarda 4 años para finalmente reunirse con Mictlantecuhtli, señor de los muertos.

  1. Apanohuaia”. Es un río que se debe cruzar con ayuda de Xólotl;
  2. “Tepectli Monamictlan”. Lugar donde los cerros chocan entre sí, el muerto buscará el momento para cruzar;
  3. “Iztepetl”. un cerro repleto de pedernales filosos;
  4. Izteecayan”. Lugar de viento de obsidiana, con una sierra desolada de ocho colinas nevadas;
  5. “Paniecatacoyan”. Donde los cuerpos flotan como banderas, el muerto pierde gravedad;
  6. “Timiminaloayan”. Lugar donde flechan, es un sendero en donde lanzan flechas a los muertos;
  7. “Teocoyocualloa”. Lugar donde las fieras se alimentan de los corazones;
  8. “Izmictlan Apochcalolca”. Laguna de aguas negras donde el muerto descansa su “tonalli” (alma) y se desprende del cuerpo;
  9. “Chicunamictlan”. El alma finalmente se libera de los pesares del cuerpo y los recibe Mictlantecuhtli.
Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad
Fachada de una casa de Mixquic explicando el camino al Mictlán. Foto: Ixchel Garibaldi

La visita de los fieles difuntos

El señor Felipe Quintana, sacristán de la parroquia y guardián del panteón, nos habló de las creencias y tradiciones que rigen al pueblo de Mixquic durante la visita de los fieles difuntos.

Felipe afirma que el principal atractivo del pueblo es la celebración del Día de Muertos, pues tienen la creencia de que es un día en el que los muertos visitan a su familia  que aún vive.

“Es una combinación de lo prehispánico con la iglesia, mientras sigue predominando lo prehispánico, es algo que no se ha perdido”

Felipe Quintana, sacristán de la parroquia de Mixquic

Comenta que la creencia de la visita de las almas comienza el 28 de octubre, con los seres que murieron de una forma trágica; después, el 31 de octubre llegan las almas de los infantes. Posteriormente, el 1 de noviembre a las 12:00 del día llegan las almas de los difuntos adultos; culminando el día 2 de noviembre con la alumbrada mediante velas, flor de cempasúchil e incienso en el panteón para guiar su camino de regreso.

“El culmen es el día 2, es la despedida de las almas y las velas son para alumbrar el camino”

Felipe Quintana, sacristán de la parroquia de Mixquic

Explica que tanto a los niños como adultos se les recibe con pan dulce, atole o las bebidas que eran de su agrado en vida; posteriormente, el día 2 se pone una ofrenda más completa con fruta y platos fuertes. Además, en el panteón se adornan las tumbas con flor de cempasúchil, gladiolas, crisantemos, velas e incienso; por lo se abren las puertas del panteón desde las 6 de la tarde hasta las 12 de la noche.

Día de Muertos en Tláhuac; Mixquic, Patrimonio Cultural e Intangible de la Humanidad
Alumbrada en Mixquic. Foto: Desde la Fe

Visitar a Mixquic con la “nueva normalidad” 

Luego de que en 2020 se cancelara toda visita a los panteones debido a la pandemia, el panteón de Mixquic no fue una excepción; debido a esto en palabras del sacristán Felipe Quintana “para el pueblo fue una situación muy difícil, pues es una tradición que para los pobladores de Mixquic es sagrada”. Comenta que no solo se cerró el panteón al turismo, sino que también al pueblo, se abrió únicamente para sepultar alguna persona. Estos días se abre un par de horas porque la alcaldía realiza algunas obras de mantenimiento.

Este año se espera que sea diferente, pues Felipe nos comenta que ha tenido reuniones en la alcaldía con la finalidad de establecer cómo será el acceso, las rutas de evacuación y el protocolo a seguir en caso de emergencia.

“Ahora que estamos en semáforo verde, se espera que venga una gran cantidad de gente”

Felipe Quintana, sacristán de la parroquia de Mixquic

Por lo que, todo apunta a que se realizará la alumbrada, y a los visitantes se les pedirá el uso obligatorio de cubrebocas; asimismo, personal de protección civil estará en diferentes puntos del panteón y en calles principales. Con el fin de controlar la afluencia de personas y evitar las aglomeraciones disminuyendo el riesgo de contagio.

Para concluir, la celebración de Día de Muertos es increíble desde cualquier punto de México; no obstante, merece la pena visitar Mixquic, pues la calidez de sus habitantes y el misticismo del lugar es incomparable.

Tal ves te interese leer: Día de Muertos: la línea delgada entre el COVID-19 y la nueva normalidad


Referencias:
  • IEDF(2010) Tláhuac. Octubre 28, 2021. En IEDF
  • León (2021) El viaje a Mictlán dura 4 años y cruza 9 dimensiones. Octubre 29, 2021. En León
Ixchel Garibaldi
Redactora de primer nivel de Modernidades - Periodista en formación por la UNAM, fan del cine de terror y thrillers, todo tipo de música me agrada, pero me gusta mucho más el rock alternativo, el nu-metal y pop en inglés. Mi mayor inspiración es la familia que he formado.

1 Comment

Súmate a la retro de esta nota