AnálisisCulturaInvestigación

¡Con el puño arriba! Qué es del EZLN a casi treinta años en resistencia

Casi tres décadas han pasado en México desde que el EZLN dejó su marca dentro del imaginario colectivo con las palabras revolución, resistencia y dignidad; asimismo, el zapatismo ha luchado contra la persistencia de sus detractores de calificar el movimiento como perjudicial para la “estabilidad” del país. Con el objetivo de rememorar esta lucha y su significado, vamos a analizar el presente del movimiento y sus repercusiones en la vida pública del país; además, se hace énfasis en las diferentes representaciones que ha tenido en las generaciones de las cuales hemos sido testigos de su presencia desde los años 90.

Para esto, recuperaremos a los personajes y hechos históricos más importantes dentro de estas décadas de existencia del EZLN y sus respectivos efectos; además, analizaremos el contexto, significación actual y su confrontación con el poder ejecutivo, incluyendo las diferencias con el gobierno actual de Andrés Manuel López Obrador.

Para recordar: 1 de enero de 1994

Entre la madrugada y la mañana del 1° de enero de 1994, grupos revolucionarios del sureste mexicano tomaron algunas cabeceras municipales del estado de Chiapas; al mismo tiempo, declararon la guerra contra el gobierno mexicano representado por el presidente en turno, Carlos Salinas de Gortari y su cuestionada política neoliberal. Estos grupos conformaron el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), encabezado en un inicio por el líder militar y simbólico, el Subcomandante Marcos; mismo que representa uno de los personajes más importantes de la revolución y resistencia social de los últimos 50 años.

Desde 1994, a mediados de la primera década del nuevo milenio, la actividad del zapatismo fue constante y latente en diversas esferas sociales del país; desde el repudio y la descalificación de los grupos de poder, como el apoyo relacionado con los grupos de izquierda y colectivos universitarios. Si bien, las siglas EZLN se vinculan inmediatamente con el simbolismo de Marcos, el movimiento ha sido claro en todo momento sobre su intención; el cual, refiere totalmente a la dignificación y reivindicación de las comunidades indígenas del sur del país, mismas que han sido relegadas y reprimidas históricamente.

Retomando esto último, veamos ahora la evolución de Marcos como personaje y símbolo durante todo este tiempo.

Canción: Marco´s Hall/Panteón Rococó feat. Óscar Chávez

Marcos, fuerza y simbolismo del movimiento

El antiguo profesor de diseño de la Universidad Autónoma Metropolitana, Rafael Sebastián Guillén Vicente, quien en un principio fue apodado por sus alumnos como “Cachumbambé”; tiempo después, se convertiría en uno de los personajes más recordados y significativos de la década de los 90: el Subcomandante Insurgente Marcos. Bajo ese nombre, comenzaría la movilización contra el gobierno mexicano, la desigualdad sufrida por las comunidades indígenas y el modelo económico imperante: el neoliberalismo; de tal modo que, se convertiría en el centro de la admiración y crítica por parte de la población mexicana, incluidos los medios de comunicación.

Su participación fue activa durante 20 años, hasta que en mayo de 2014 dio a conocer que Marcos moriría para dar paso a una identidad diferente; lo anterior, a raíz del asesinato del maestro José Luis Solís López de la escuela “La libertad”, a quien conocían dentro del EZLN como Galeano. A manera de homenaje, adopta el mote del maestro, alejándose del liderazgo activo para ser ahora solo un personaje simbólico: El Subcomandante Insurgente Galeano; quien, se ha dedicado a mantener vivo el ideal desde otras áreas, sobre todo por la escritura, sin dejar de ser militante del EZLN.

También te puede interesar: ¡Hasta la victoria siempre! 28 años del levantamiento del EZLN!

Nuestro héroe (ojo: yo soy “nuestro héroe”) no se desanimó frente a ese contratiempo y, haciendo alarde de sus amplios conocimientos en psicología, llegó con una cubeta de 20 litros, llena de palomitas. La banda se congregó y presionaron al Sup Galeano con el clásico “tienes que compartir”. Pero el Sup solo respondió: “no puedo, es solo para comandos”. [email protected] se dieron de alta inmediatamente. Ese fue el nacimiento oficial del Comando Palomitas como tal.

Comando Palomitas, Subcomandante Galeano (Marcos)

De la insurgencia a la política, la evolución del EZLN

Muchos movimientos sociales o representantes de los mismos se ven entorpecidos o limitados por la relación que pueden llegar a tener con la política; incluso, a lo largo de nuestra historia existe una lista numerosa de personajes que han “traicionado” sus ideales por el interés político y económico. En el caso del EZLN, podemos encontrar una diferencia, para las elecciones de 2018, se propuso una candidata que representaría los intereses de las poblaciones indígenas; esto, desde el Sexto Congreso Nacional Indígena de 2017, donde se designó a María de Jesús Patricio Martínez, médica tradicional conocida como “Marichuy”.

Dentro del EZLN y las comunidades indígenas, se veía la posibilidad de tener una representación real dentro de los esquemas de poder a nivel ejecutivo; ya que, la propuesta es que Marichuy fuera candidata para la elección de presidente a nivel federal, algo único en la historia electoral del país. A pesar de esto, existían las voces que recriminaban el “repentino” interés en política del zapatismo; evidentemente, de los grupos hegemónicos de poder que realmente querían debilitar su imagen al considerarla como adversaria.

No obstante, no se logró el objetivo para que Marichuy pudiera ser candidata presidencial; sin embargo, la participación política del EZLN continúa y se relaciona con nuestro presente.

Marichuy y el Subcomandante Galeano
Foto: Marichuy y el Subcomandante Galeano (Marcos)/Chiapas SC

EZLN y el gobierno actual

Desde el 1 de diciembre de 2018, nuestro país entró en una nueva etapa gubernamental: Andrés Manuel López Obrador tomó protesta como presidente; por tanto, una corriente política diferente ejecutaría el poder, los partidos derechistas quedarían atrás para dar paso a la izquierda (en teoría). El planteamiento anterior ha sido cuestionado a lo largo de este sexenio, en muchos de los casos con razón en cuanto a los resultados obtenidos; por ejemplo, el señalamiento que han hecho integrantes del EZLN en cuanto al accionar y posicionamiento del presidente, con quien no comparten ideales.

Entonces ¿El EZLN cuestiona, critica y señala desde la misma posición que los contrincantes del presidente?, la respuesta sería un rotundo no; ya que, hay que recordar las bases del zapatismo, no están a favor o en contra de ideologías políticas, ellos señalan y cuestionan problemas estructurales. Por ello, no es extraño que también existan diferencias entre estos bloques, al final el gobierno (sea de izquierda o derecha) responde al poder; y, no olvidemos que el principal cuestionamiento de Marcos y el EZLN era justo el proceder del gobierno ante la desigualdad, pobreza, economía, etc.

Subcomandante Marcos y Andrés Manuel López Obrador
Foto: Subcomandante Marcos y Andrés Manuel López Obrador/Polemón

¿Por qué no cuestionamos al mismo nivel?

Izquierda, derecha, chairo, fifí, pobres, ricos, generación de cristal, generación de concreto, progresistas, conservadores, cultura de la cancelación, discriminación, etc., palabras tan usuales últimamente; sin embargo, ¿Qué tan pertinente es clasificar a las personas por lo que dicen o lo que hacen con tal de sentir superioridad moral? Cuestionar no debería ser visto como el simple posicionamiento en polos opuestos de un tema específico para poder sentenciar; más bien, debería ser la fuente de propuestas de solución a los problemas estructurales que nos aquejan, independientemente de la ideología que defendamos.

Con esto no quiero decir que defender lo que piensas no tiene sentido, mi crítica va hacía la negación a progresar en la discusión; si bien, el objetivo no es pensar igual, deberíamos construir a partir de los diferentes puntos de vista. Finalizando, los movimientos sociales son el termómetro más grande que evidencian las problemáticas presentes en nuestro entorno; además, no se trata de llamar la atención, buscar justicia no es un pasatiempo, es una lucha que sigue en pie.

Manifestación de apoyo al EZLN
Foto: Manifestación de apoyo al EZLN/El Heraldo de Chiapas

Hablar sobre el Ejército Zapatista de Liberación Nacional no implica solo una sensación anecdótica o romántica de la movilización social rememorando la nostalgia; por el contrario, es un llamado a visibilizar uno de los problemas más añejos de nuestro país: la segregación hacía las comunidades indígenas y la desigualdad.

¡Hasta la victoria siempre!


Fuentes:
  • Nájar, A.. (2019). EZLN y AMLO: por qué se produjo un nuevo desencuentro entre el presidente de México y el Ejército Zapatista de Liberación Nacional. febrero 2022, 23, de BBC
  • Nájar, A.. (2019). EZLN y Marcos: ¿cuál es el principal aporte del zapatismo a México a 25 años de su levantamiento armado?. febrero 2022, 23, de BBC
  • Nájar, A.. (2018). Las 3 vidas del subcomandante Marcos, el personaje más emblemático del movimiento zapatista, que cumple en México 25 años. febrero 2022, 23, de BBC
  • Paullier, J.. (2017). “Llegó la hora del contraataque”: por qué, después de 23 años de insurgencia en México, los zapatistas le apuestan a la política. febrero 2022, 24, de BBC
Jonatan Morales Rodríguez
Redactor de primer nivel de Modernidades - Sociólogo egresado de la UAM Azcapotzalco, crítico y admirador de la historia, mis alumnos me conocen como "Profe Jon", lector empedernido, escritor y revolucionario.

Súmate a la retro de esta nota

Más en: Análisis