ActualidadCulturaHistoriaInvestigaciónSociedad

Cuando el mundo estuvo a punto de una guerra nuclear; cómo fue la crisis de los misiles de 1962

El 14 de octubre de 1962, las potencias mundiales, Estados Unidos y la Unión Soviética, entraron en conflicto por el despliegue de misiles soviéticos en Cuba; debido al fracaso de la invasión estadounidense a Cuba para derrocar el surgimiento de la revolución cubana liderada por Fidel Castro.

Por dos semanas, el mundo se enfocaba en la zona del Golfo de México, donde estaban los cercos navales estadounidenses y soviéticos; por otro lado, el presidente John F. Kennedy y el líder soviético, Nikita Kruschev, celebraban reuniones secretas junto a sus gabinetes para llegar a un acuerdo y acabar con la tensión de ambas naciones.

A continuación, explicamos los sucesos destacados del momento más tenso que se generó en la Guerra Fría entre Estados Unidos y la Unión Soviética; mismo evento que casi pudo causar una Tercera Guerra Mundial nuclear.

Antecedentes previos a la crisis

Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, Estados Unidos enfocó su atención en Latinoamérica, en la que históricamente tenía una hegemonía política y económica en nombre de la democracia; con el objetivo de generar prosperidad en común e impedir que las naciones con ideales izquierdistas se alzaran.

En 1959, el presidente Eisenhower ordenó el despliegue de misiles balísticos nucleares en Italia y Turquía, países miembros de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN); así, impedir la expansión soviética en Europa. Eisenhower reconocía que la Unión Soviética podía realizar la misma estrategia de colocar armamento, pero en Cuba o México como respuesta.

Paralelamente, Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara, líderes de la revolución cubana, derrocaron el régimen dictador de Fulgencio Batista, que tenía respaldo de E.U.A. En consecuencia, el gobierno estadounidense consideró intolerable el régimen comunista; por lo que rompió relaciones con la isla cubana por parte del gobierno de Dwight D. Eisenhower, el 3 de enero de 1961.

Con el propósito de impedir el crecimiento del comunismo cubano de Castro, se creó el plan de invadir la isla; pero, envió contrarrevolucionarios cubanos exiliados en los Estados Unidos que habían recibido entrenamiento militar.

A mediados de abril de 1961, el plan se ejecutó con la expedición a la Playa Girón, en Bahía de Cochinos, Cuba; sin embargo, la misión fracasó en 48 horas, por lo que la figura de Fidel Castro creció ante los cubanos movidos por el fervor nacionalista del gobierno.

Tras la derrota militar, la Agencia Central de Inteligencia (CIA) activa la “Operación Mangosta” un plan de seis fases para sacar a Fidel Castro del poder; además, la Organización de los Estados Americanos (OEA) expulsó a Cuba de su grupo ante las presiones de Estados Unidos en enero de 1962.

 Nikita Kruschev y Fidel Castro / Foto: CNN
Nikita Kruschev y Fidel Castro / Foto: CNN

Comienzo de la crisis de octubre de 1962

Ante el asedio latente de futuras misiones invasoras respaldadas por el gobierno estadounidense, Fidel Castro comenzaba a negociar con la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS); como resultado, establecieron acuerdos económicos y militares, y la llegada de soldados y civiles soviéticos.

Según el archivo histórico del Departamento de Estado de E.U.A., el primer secretario soviético, Nikita Kruschev, y Fidel Castro, instauraron el acuerdo secreto en julio de 1962; además, se planteó la instalación de misiles nucleares en Cuba para evitar invasiones estadounidenses.

14 de octubre; la URSS coloca sus misiles en Cuba

Aviones de reconocimiento de la fuerza armada estadounidense U-2, fotografiaron rampas de lanzamiento para misiles de poder destructivo en Cuba. Esta situación tomó por sorpresa al gobierno de John F. Kennedy, por lo que añadió que todo ataque desde la isla sería respondido como un ataque soviético.

Los misiles instalados por la Unión Soviética fueron R-12/SS-4 Sandal de medio alcance con un poder destructivo cercano a un megatón; por ejemplo, un misil podía llegar a las ciudades de Houston, Atlanta, Washington y Nueva York.

Proyecto de instalación de misiles soviéticos en Cuba / Foto: Portalacadémico
Proyecto de instalación de misiles soviéticos en Cuba / Foto: PortalAcadémico

16 de octubre; la alerta se eleva al máximo en Estados Unidos

Al presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, se le notificó información de que en “secreto” la Unión Soviética envió misiles nucleares a la isla cubana; como resultado, el mandatario ordenó un bloqueo naval alrededor de la isla en lugar de un ataque total a la isla.

La decisión se tomó para impedir la llegada de más envíos soviéticos y al mismo tiempo de retirar los misiles en tierras cubanas; aun así, los buques soviéticos ya se dirigían a la isla y cerca del bloque, lo que creó tensión máxima.

El Departamento de Defensa de los Estados Unidos declaró un estado DEFCON2 (un paso previo a la guerra); sin embargo, los barcos soviéticos dieron vuelta y otros mantuvieron la distancia a la línea estadounidense por órdenes de Nikita Kruschev.

Mapa que muestra el alcance de los misiles soviéticos instalados en la isla de Cuba / Foto: Enciclopediadehistoria
Mapa que muestra el alcance de los misiles soviéticos instalados en la isla de Cuba / Foto: Enciclopediadehistoria

22, 23 y 24 de octubre; el mensaje de Kennedy

El mandatario Kennedy se dirigió a su nación por televisión en un mensaje de 17 minutos, haciendo oficial el cerco naval existente el 22 de octubre de 1962; posteriormente, a partir del 23 de octubre, barcos y aviones de guerra de los Estados Unidos se establecieron en la zona del mar Caribe.

Para el 24 de octubre, el secretario de la URSS, Nikita Kruschev, mandó un mensaje al presidente Kennedy en el que considera el bloqueo una agresión a la nación soviética.

John F. Kennedy; Discurso sobre la crisis de los misiles cubanos

25 y 26 de octubre; la tensión baja y empieza la diplomacia

El 25 de octubre, bajo presión estadounidense, la Organización de los Estados Americanos impuso sanciones al gobierno cubano por la instalación de misiles soviéticos; por consiguiente, al bloque naval se sumó a la participación de dos destructores argentinos, dos venezolanos, uno estadounidense y dos fragatas dominicanas.

Ante la inminente llegada de una guerra nuclear, Nikita Kruschev mandó a Washington un mensaje personal a John F. Kennedy el 26 de octubre; es decir, un acuerdo que marcaba el fin del conflicto con ciertos estatutos establecidos.

También te puedo interesar:  Rusia revira a EE. UU; advierte de tercera guerra mundial “nuclear y devastadora”

El fin de la crisis de octubre del 62

El sábado 27 de octubre de 1962, antes de formalizar los acuerdos entre los líderes de la URSS y EUA, sucedió la tensión más alta del conflicto; esto es, el derribe del avión espía estadounidense tipo U-2 por tropas soviéticas en suelo cubano, mientras sobrevolaba al oriente de la isla.

Tras el fallecimiento del piloto y destrucción de la aeronave, Kruschev, al enterarse del evento, decidió entablar pláticas con Kennedy para el desarme; del mismo modo, el político estadounidense eligió mantenerse en la diplomacia, todo bajo la supervisión de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En reunión secreta se llegó al acuerdo de desmantelar las rampas soviéticas en Cuba, a cambio de que Estados Unidos desistiera invadir Cuba; además de quitar las bases de misiles de la OTAN situadas en Turquía.

En todos los términos establecidos no participa el gobierno cubano de Fidel Castro; debido a su posición bélica, al considerar que la invasión a Cuba por los estadounidenses era inminente. Este evento histórico es bautizado como “El sábado negro”.

Para el amanecer del 28 de octubre, el secretario de la URSS, Nikita Kruschev, y el presidente de los Estados Unidos, John F. Kennedy, llegaron a un acuerdo; por consiguiente, finalizaron la crisis más tensa de la historia de la Guerra Fría.

La reunión de John Kennedy con Kruschev evitó el enfrentamiento atómico con la URSS / Foto: The Objective

La reunión de John Kennedy con Kruschev evitó el enfrentamiento atómico con la URSS / Foto: The Objective

Consecuencias post crisis

Tras el desarme a Cuba por los soviéticos, se generó un disgusto público entre ambos gobiernos. Pero, por órdenes del Kremlin, la URSS seguiría ofreciendo armas convencionales; igualmente, continuaría comprando el azúcar cubano, que había dejado de adquirir el mercado de Estados Unidos.

Además, el 29 de octubre, el mandatario soviético envió un informe a Fidel Castro sobre los términos acordados entre Estados Unidos y la Unión Soviética.

Por ello, se creó el famoso “Teléfono Rojo”, una línea directa en el gobierno americano y soviético desde la Casa Blanca y el Kremlin; con el objetivo de llegar a los acuerdos de manera rápida y directa, evitando las demoras diplomáticas y los malentendidos.

El teléfono rojo sin marcación que se exhibe en la Biblioteca y Museo Jimmy Carter. Este teléfono fue un accesorio utilizado para representar la línea directa entre Washington y Moscú / Foto: Wikipedia
El teléfono rojo sin marcación que se exhibe en la Biblioteca y Museo Jimmy Carter. Este teléfono fue un accesorio utilizado para representar la línea directa entre Washington y Moscú / Foto: Wikipedia

Protagonistas de la crisis de 1962

John F. Kennedy

Presidente de los Estados Unidos de América, desde 1961 hasta su asesinato el 22 de noviembre de 1963. Él presionó el retiro de armamento soviético en tierras cubanas para evitar una guerra nuclear; además, eligió el tema diplomático para finalizar el conflicto, en lugar de un ataque que pudo generar una guerra mundial. Fue elegido en 1960, Kennedy se convirtió en el presidente más joven de su país con 43 años.

El Presidente John F. Kennedy ante su Congreso / Foto: Alamy
El Presidente John F. Kennedy ante su Congreso / Foto: Alamy

Nikita Kruschev

Líder de la Unión Soviética durante una parte de la Guerra Fría entre 1953 y 1964, impulsó la instalación de misiles y desarme en Cuba; después de eso, sus propios compañeros del partido comunista lo separaron de su cargo en 1964. Krushchov fue responsable de respaldar el programa espacial soviético y de varias reformas liberales.

La URSS bajo el gobierno de Nikita Kruschev / CNN
La URSS bajo el gobierno de Nikita Kruschev / Foto: CNN

Fidel Castro

Político cubano de la revolución cubana, ejerció el poder ejecutivo durante casi 50 años; además, convirtió a Cuba en un Estado socialista de ideología marxista-leninista, bajo el mando del Partido Comunista de Cuba. Era partícipe en realizar tratos de apoyo con la URSS tras el fracaso de invasión por parte del gobierno estadounidense.

Fidel Castro y Ernesto "Che" Guevara / Foto: ABC
Fidel Castro y Ernesto “Che” Guevara / Foto: ABC

La crisis trasladada a la pantalla grande

Trece días

Thirteen Days en su título original, es una película estadounidense histórica de intriga del año 2000 dirigida por Roger Donaldson; además, tiene como actores principales a Kevin Costner como Kenneth Patrick O’Donnell, (alto colaborador del presidente de los Estados Unidos) y Bruce Greenwood como John F. Kennedy.

La trama se centra en el transcurso de la crisis de 1962, en un lapso de trece días. Comienza con la vigilancia U-2 del Ejército de los Estados Unidos sobre Cuba y termina en el acuerdo entre el gobierno estadounidense y soviético.

X-Men: primera generación

X-Men: First Class en su título original, es una película estadounidense de superhéroes del año 2011 dirigida por Matthew Vaughn. Participan los actores James McAvoy como Charles Xavier, Michael Fassbender como Magneto y Kevin Bacon como Sebastian Shaw.

La historia se sitúa en los días más tensos de la crisis de 1962 entre Estados Unidos y la Unión Soviética; de modo que, Shaw intenta generar una guerra nuclear mundial, ya que piensa que habrá más mutantes por la radiación generada y así gobernar el mundo. Por lo que el grupo liderado por el Profesor X y Magneto intenta detener la destrucción de la humanidad.

A casi 60 años de la crisis, los eventos podrían repetirse en 2022

A casi 60 años de que la crisis del 62 desencadenará una potencial Tercera Guerra Mundial; en cierto modo, parece que los sucesos tienden a repetirse y es el caso actual entre el conflicto entre Rusia y Ucrania.

Desde que Rusia tomó la decisión de invadir sectores de Ucrania el 22 de febrero, las tensiones entre ambas naciones están en estado grave; a modo que los analistas políticos visualizan una potencial Tercera Guerra Mundial, en caso de que las cosas empeoren.

A pesar de las sanciones ya impuestas al gobierno ruso en economía, recursos naturales, cancelaciones en temas diversos y de posibles contraataques de otras naciones; claramente, la nación gobernada por Vladímir Putin no dará un fin a los actos hasta conseguir sus objetivos, a menos que se llegue a un acuerdo para finalizar el conflicto con la nación de Ucrania.

Para concluir, es inevitable comparar los sucesos del 62 con el momento actual entre Rusia y Ucrania; primero, el protagonismo nuevamente del territorio ruso que formó parte de la URSS. En segundo lugar, que cada día que pasa, la situación se tensa más y se ve en el panorama una posible guerra mundial; a pesar de que existen negociaciones para pausar o terminar el conflicto. Por lo tanto, se recomienda estar informado por las fuentes oficiales y evitar la desinformación que suele pasar en las redes sociales actuales, con el fin de generar un pánico.

Ucrania y Rusia / Foto: RadioLaPrimerísima
Ucrania y Rusia / Foto: RadioLaPrimerísima

Referencias
  • Gordon Corera. (2 noviembre, 2019). Crisis de los misiles de Cuba: el crucial papel de una base secreta británica en la tensa situación de la Guerra Fría. 8 marzo, 2022, de BBC.
  • portalacademico. (2017). Crisis de los misiles en Cuba. 8 marzo, 2022, de portalacademico.
  • enciclopediadehistoria. (2019). Crisis de los misiles. 8 marzo, 2022, de enciclopediadehistoria.
Luis Fernando
Redactor Funcional de Modernidades - Redactor, fotógrafo, asesor de contenido digital, amante de todo el entretenimiento series, películas, deportes y de la música.

Súmate a la retro de esta nota

Más en: Actualidad