InvestigaciónPolíticaPortada

Caso Emilio Lozoya; un año sin respuestas, avances o juicios

Caso Lozoya; un año de su detención sin pisar cárcel o juzgado
Foto. Archivo

En febrero de este 2021, se cumplió un año de la detención del exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), Emilio Lozoya en España; quien fue acusado por lavado de dinero y corrupción. Sin embargo, debido a sus problemas de salud, amparos y polémicas, a un año de su extradición, parece estar en libertad; pues no se encuentra en algún reclusorio o centro penitenciario, tampoco se le ha llamado a un juzgado.

Odebrecht y AgroNitrogenados

El exdirector de Pemex, Emilio Lozoya, llegó al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), el 17 de julio del 2020, en donde fue interceptado y arrestado por autoridades federales; quienes afirmaron haberlo llevado detenido al Reclusorio Norte por supuestos actos de corrupción.  

De esta forma, se le acusa por enfrentar cargos de lavado de dinero, soborno y conspiración; debido a varios casos de corrupción; entre ellos, un supuesto fraude en la compra de una planta de fertilizantes por un precio inflado de 280 millones de dólares y otro relacionado con la constructora brasileña Odebrech, de la que habría recibido 10.5 millones de dólares en sobornos para la concesión de contratos.

Así mismo, el día de su arresto, el presidente Andrés Manuel López Obrador, argumentó que la extradición de Lozoya, sería parte del comienzo de la lucha contra la corrupción

“Esta extradición voluntaria va a ayudar mucho para ir purificando la vida pública, limpiando de corrupción el país”

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Lozoya fue localizado en un refugio para millonarios

El 12 de febrero del 2020, fue localizado y detenido en un refugio para millonarios en la turística Costa del Sol, en Málaga, España. De acuerdo con las autoridades mexicanas, el 17 de julio, Lozoya aceptó la extradición con la promesa de colaborar en la investigación.

Luego de llegar a México, se le consideró “testigo protegido de la fiscalía”, término que pareció beneficiarle por darle algunos privilegios en cuanto al arresto.

El 28 de julio, se le vinculó a proceso por los delitos de operaciones con los recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho. Sin embargo, el exdirector no fue llevado a la cárcel por haber presentado malestares e inconvenientes médicos; por tal motivo, fue trasladado a un hospital privado en el que permanecía bajo vigilancia policial.

Proceso en libertad

Debido al traslado de Lozoya al hospital privado, el juez le concedió seguir su proceso en libertad. Le detectaron anemia, problemas en el esófago y “debilidad general”, según informó la Fiscalía General de la República (FGR).

También, le impusieron algunas medidas cautelares:

  • Firmar cada 15 días en el Reclusorio Norte.
  • La portación del brazalete electrónico.
  • La entrega de su pasaporte durante el proceso.

El firmar cada 15 días es una de las medidas cautelares más comunes para delitos no graves. Hasta principios de 2020, implicaba que el procesado se presentara ante el juzgado ubicado en algún reclusorio para firmar una hoja de control. Con Lozoya nada de eso ha ocurrido. De otro modo, desde su extradición a México, Lozoya Austin ha estado colaborando continuamente con la FGR. Supuestamente ha declarado algunos nombres de altos funcionarios implicados en presuntos casos de corrupción.

Caso Lozoya; a un año de su detención sin pisar la cárcel ni el juzgado
Luis Videgaray Caso, Florentino Pérez, presidente del Real Madrid; Enrique Peña Nieto, y (derecha) el ex director general de Petróleos Mexicanos, Emilio Lozoya Austin. 
Foto: Cuarto oscuro.

Te puede interesar:

El proceso de Lozoya se ha extendido demasiado

Por otro lado, Estefanía Medina, cofundadora de TOJIL (asociación civil dedicada al litigio penal estratégico para reducir la impunidad), asegura que el caso se ha aplazado más de un año; según ella, este proceso no debía exceder más de seis meses. Conforme al Código Nacional de Procedimientos Penales, la investigación complementaria en la que está el proceso actualmente, tiene un máximo de seis meses para concluirse.

Así mismo, Estefanía advierte que el caso Lozoya, ha tenido mala forma y estructura desde el principio, y que al parecer, llegar al juicio tomará más tiempo de lo que debería.

“Desde el principio, el caso empezó mal, y en lugar de que llegue a juicio lo antes posible, parece que la autoridad se está brincando los plazos sin fundamento”.

Estefanía Medina, cofundadora de TOJIL

Acusaciones y escándalos

Actualmente, Lozoya enfrenta seis denuncias por parte de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Hasta ahora son alrededor de 11 personas físicas y 33 morales acusados por delitos de corrupción política y desvío de recursos públicos. 

Emilio Lozoya fue colaborador en el sexenio pasado.  Al parecer, ha hecho declaraciones en contra de altos funcionarios, entre ellos, el expresidente Enrique Peña Nieto y el exsecretario de Hacienda, Luis Videgaray; quien presuntamente le ordenó usar el dinero de Odebrecht para la campaña de 2012 y sobornar a legisladores del opositor Partido Acción Nacional (PAN), en favor de la reforma energética de 2013.

Las historias que rodearon a Lozoya y a su primer círculo cuando era exfuncionario, durante los primeros tres años del sexenio de Peña Nieto, son de escándalo: fiestas privadas con vinos de más de 100 mil pesos (5 mil dólares), y mujeres extranjeras para cerrar tratos; citas que costaban 100 mil dólares para reunirse con él; extorsiones a empresarios, a quienes buscaron despojar de sus compañías; uso indiscriminado de las aeronaves de Pemex para viajar por el mundo y a fiestas en la Riviera Maya; adquisiciones de obras de arte, casas y objetos de lujo con dinero del erario o producto de la corrupción; transferencias multimillonarias a cuentas de familiares y una compleja red de empresas disfrazadas alrededor del mundo.

Caso Lozoya; a un año de su detención sin pisar la cárcel ni el juzgado
Corrupción.
Foto: Concepto.

Funcionarios comprometidos

En su denuncia, Emilio Lozoya también señala al expresidente Felipe Calderón; éste, es acusado de permitir un contrato irregular con la empresa Etileno XXI, propiedad de una filial de Odebrecht. Dicho convenio obligaba a Pemex a entregar etanol a la compañía con un descuento, de al menos el 30 % sin ninguna explicación.

Por otra parte, Lozoya acusa a Videgaray de usar los 4.5 millones de dólares de la constructora, no solo para sobornos a otros partidos, sino que, también fueron utilizados para enviar costosos regalos a empresarios y periodistas. Respecto a las acusaciones de Lozoya, Videgaray negó sus acusaciones en Twitter a la que le añade una carta en defensa de las acusaciones de Lozoya.

También acusa a Francisco García Cabeza de Vaca (Gobernador de Tamaulipas), Francisco Domínguez (Gobernador de Querétaro), y Miguel Barbosa, (Gobernador de Puebla), por presuntamente haber estado inmiscuidos en diferentes delitos de delincuencia organizada y defraudación. Los tres negaron las acusaciones de Lozoya, “es un circo” dijo el gobernador Cabeza de Vaca; mientras que Francisco Domínguez, mandatario de Querétaro aseguró que “es una bajeza inaudita”.

Sin rastro de Lozoya

Prácticamente nadie ha sabido del exfuncionario desde el pasado 3 de agosto de 2020. Estuvo internado durante 15 días en el Hospital Ángeles del Pedregal de la Ciudad de México y tuvo varias “audiencias” realizadas desde su postración.

Custodiado por agentes ministeriales, abandonó por su propio pie las instalaciones de salud, pero nadie lo vio, nadie supo decir a ciencia cierta cuál puerta atravesó, qué auto abordó o hacia dónde se dirigió. Si Lozoya es declarado culpable de los delitos que se le imputan en los dos procesos penales que enfrenta, podría ser condenado hasta 15 años de prisión, además de quedar inhabilitado para ocupar un cargo público por 20 años.

En conclusión, es evidente que el esclarecimiento del caso de Lozoya se va opacando cada vez más. De esta manera, a un año de que el exdirector de Pemex fue extraditado acusado de corrupción, no ha pisado la cárcel; incluso, no se ve cercano un juicio en su contra, pues las pausas y estrategias legales adoptadas por Lozoya le han permitido evitar un avance en el proceso judicial.


Referencias:
  • Alberto Nájar. (2020). Emilio Lozoya: 3 claves para entender el mayor escándalo de corrupción en la historia de México. 31 de julio 2021 en BBC News.
  • Animal político. (2021). Lozoya no pisa el reclusorio ni para firmar su libertad; se agota plazo para definir su caso. 5 de enero del 2021 en Animal político.
  • Ariadna Ortega. (2021). El proceso a Lozoya, un caso que debió ser “insignia” y aún no da resultados. 31 de julio del 2021, de Expansión política.
  • El Financiero. (2021). Emilio Lozoya, exdirector de Pemex, suma sexta denuncia en contra. 31 de julio del 2021, de El financiero
  • El Financiero. (2021). Lozoya, ¿la cárcel? 30 de julio de 2021 en El Financiero.
  • Infobae. (2020). Lejos de la cárcel y cada día más olvidado: a dos meses de su extradición, ¿dónde está Emilio Lozoya? 11 de septiembre del 2020 en Infobae.
  • Infobae. (2021). Un juez aplazó la audiencia de Emilio Lozoya: el caso cumple un año sin avances. 12 de julio del 2021 en Infobae.
  • Infobae. (2021). Emilio Lozoya, a un año de su extradición a México: qué ha pasado con el caso. 17 de julio del 2021 en Infobae.
  •  France 24. (2021). México: llegó extraditado Emilio Lozoya, el exdirector de Pemex, por caso de corrupción. 17 de julio del 2020 en France 24.
  • Portal de Obligaciones de Transparencia (portaltransparencia.gob.mx)
  • The Washington post. (2021). Opinión: ¿Qué pasó con el Caso Lozoya en México? 27 de abril del 2021 en The Washington post.
Melissa Nájera
Ex redactora Funcional de Primer Nivel de Modernidades - Hola, soy Melissa; me gusta el sol, las aves, la playa y las novelas mexicanas del siglo XX y el karaoke. Soy docente y escritora en este maravilloso periódico. Puedes encontrarme en Twitter como @MelissaNajera18.

    Los comentarios están cerrados