CineTendencias

“Ahí te encargo”: una comedia mexicana bastante ligera

Opinión — "Ahí te encargo": una comedia mexicana bastante ligera
Foto. Archivo

El pasado 2 de octubre, se estrenó en Netflix la película mexicana “Ahí te encargo”. Fue dirigida por Salvador Espinosa, quien también estuvo a cargo de algunos capítulos en la serie “Club de Cuervos”. Tiene como protagonistas a Mauricio Ochmann en el papel de Alex y la actriz Esmeralda Pimentel como Ceci.

Esta es una comedia ligera (muy ligera) que nos presenta a Alex, un hombre  obsesionado por embarazar a su esposa Ceci, una mujer exitosa que no planea tener hijos. Básicamente, la primer media hora de la cinta consiste en dejar bien claro este aspecto: el padre frustrado repite a la menor provocación su deseo.

Hasta que una visita inesperada hace realidad su sueño, pero no de la mejor manera. Cuando Alex se ve obligado a hacerse cargo de un niño, se da cuenta de que en realidad no sabe nada sobre la paternidad. Aparentemente, esta problemática desencadena las situaciones cómicas. Sin embargo, el recurso es poco eficiente.

 

Una comedia mexicana más

“Ahí te encargo”, es una película pensada para atraer audiencias. Su nombre es un gancho excelente porque hace referencia a una frase mexicana de uso común, lo que permite al espectador identificarse de inmediato. La comedia  destaca por su buena producción —algo a lo que nos está acostumbrando su director— pero, en términos generales, la podemos dejar en la misma caja que casi todas las comedias mexicanas de los últimos años.

La cinta es extraída directamente de la escuela de Eugenio Derbez. Bien puede llamarse ‘No se aceptan devoluciones II’ por su formato de lecciones ocurrentes sobre la paternidad, con un dramón final también incluido.

Luciano Campos

Además, el director retoma algunos aspectos ya explorados en “Club de Cuervos”. Desde la línea argumental —una mujer a quien le hacen la vida imposible en su ascenso empresarial—, hasta el chiclé del argentino como escape cómico. Si la serie cuenta con el “Potro” Romani como uno de los personajes mas entrañables, la película tiene a Rafa (Juan Martín Jauregui).

Ambos son extranjeros, mujeriegos y con cierto aire de ignorancia que los mete en dificultades, y es ahí donde se aprovecha su potencial risible. Este parecido —o copia, como se le quiera ver— alcanza también su apariencia física.

Te puede interesar: Estrenos de Netflix en octubre

En resumen, la cinta retoma los temas y estilos de la mayoría de comedias producidas en México y, por lo tanto, no se distingue de las demás. El guión, escrito por la actriz Tiaré Scanda y Leonardo Zimbrón, es deficiente porque presenta un final poco convincente y sacado de la manga. Además se toman muchas licencias creativas y hay escenas con poco sentido que no aportan a la historia —como cuando Alex y Rafa deciden contratar a un investigador privado que se disfraza de ambulante (¿?)—.

Vale la pena rescatar la discusión que propone el largometraje en torno a la elección de tener hijos. También muestra la presión a la que puede someter el esposo a su mujer para que ceda ante sus deseos, pero sin afrontar las responsabilidades paternales que están intrínsecas en esta decisión.

“Ahí te encargo”, los estímulos económicos

Seguramente les despertará la curiosidad el par de comerciales que incluye la película. Si bien los anuncios no aparecen descaradamente—a diferencia de “Se busca papá” en la que no tuvieron ningún recato a la hora de hacer propaganda política—, salta a la vista la marca de pañales Biobaby y el gran cartel de la Financiera Monex (¿la recuerdan?). Ya en los créditos nos enteramos del por qué se mencionan: estas empresas financiaron el proyecto mediante el Estímulo Fiscal a Proyectos de Inversión en la Producción y Distribución Cinematográfica Nacional (EFICINE)

Este estimulo fiscal permite al sector privado aportar dinero a una película de producción mexicana y hacer una deducción de impuestos por el monto total.

Es un instrumento que no tiene una clara regulación, ni supervisión estatal. Las empresas privadas tienen total libertad de elegir el proyecto que más les guste, sin ningún parámetro más que los propios.

Vale la pena señalarlo ya que, luego del fuerte golpe que representa a la industria del cine en México la cancelación del FIDECINE, es necesario replantear los mecanismos económicos que existen para impulsar el cine mexicano. Sobre todo, para mantener los proyectos con propuestas novedosas y de calidad, y no solo aquellas producciones que únicamente buscan generar ganancias sin ofrecer contenidos que valgan la pena. Ahí les encargo.

Referencias

Campos Garza, Luciano (2020). “Ahí te encargo”: paternidad (i)rresponsable. Octubre 2, 2020, de Proceso

Redacción (2020). Todo lo que debes saber sobre “Ahí te encargo”, la nueva peli de Mauricio Ochmann. Octubre 2020, de Animal MX

 

Armando
Ex líder de Proyecto de Modernidades - Estudié Lengua y Literaturas Hispánicas. Me he desempeñado como docente, redactor y corrector de estilo. Gusto de el cine, la literatura, las series de televisión y soy un apasionado del futbol.

    Los comentarios están cerrados

    Más en: Cine