CulturaFotografía

Adam Von Mack, la lente de lo sensible y el color

Adam Von Mack, la lente de lo sensible y el color
Foto. Adam von Stack

La idea de obtener imágenes por la acción química de la luz sobre una superficie tal vez no signifique tanto; no obstante, hablar de la fotografía nos permite abordar un panorama más amplio, sensibilidad, arte, visión, alegría, amor, pasión, tristeza, etc., son mejores definiciones. El arte de capturar instantes de la realidad en papel es el centro de nuestra conversación el día de hoy; específicamente, del trabajo del fotógrafo Adam Von Mack que nos muestra su percepción de la intimidad y el erotismo.

Su origen, piezas y percepción sobre su obra serán los datos que te invito a conocer sobre este fotógrafo y su trabajo.

De la biología a la fotografía

Adam Von Mack es un fotógrafo de origen húngaro y ascendencia alemana, su gusto y admiración por la naturaleza lo llevo a estudiar profesionalmente biología; sin embargo, cambiaría el campo de la academia y la experimentación por el de la lente evidenciando las diversas sensaciones que da la fotografía. Adam se describe como un soñador y trotamundos, cualidades que ha logrado configurar desde su vida personal hasta su profesión como fotógrafo; del mismo modo, intercala estas características con profesionalismo, disciplina y rigor, para entregar obras destacadas.

Sus inicios como asistente de fotografía estuvieron ligados con los fotógrafos Ellen Von Unwerth y Luis Monteiro, artistas reconocidos por Vogue; posteriormente, comenzó por su cuenta sobre la línea comercial y la moda, en las cuales continua hasta la fecha.

Su estilo de fotografía se centra en los modelos, algo que describe como una intensa y respetuosa relación entre la lente y la persona; por esta razón, refleja la combinación entre la simplicidad del momento con la profundidad e intimidad que reflejan los modelos. Adam utiliza la lente de tal forma que su trabajo muestra una relación estrecha entre el espectador, el contenido y la fotografía; por consiguiente, podemos situarlo tanto en el campo comercial como el artístico conceptual, mismo que analizaremos a detalle.

La lente de Adam

El oficio del fotógrafo puede tener diversas bases conceptuales, desde la perspectiva técnica hasta la variación artística, procurando un balance adecuado entre ambas; entonces, podremos realizar el ejercicio complementario de la admiración y asimilación del arte. El propósito de Adam va más allá de la perfección técnica del uso de la cámara, las luces y los escenarios; definitivamente debe existir un dialogo tripartito entre el artista, su obra y el espectador, dialogo que permita entender la sensibilidad de una imagen.

“Mucha gente parece pensar que el arte o la fotografía tienen que ver con la apariencia de las cosas o su superficie. No entienden que no se trata de un estilo, una apariencia o una configuración. Se trata de obsesión emocional y de empatía.”

Nan Goldin

El trabajo de Adam lo podemos visualizar desde la perspectiva de estilo y las manifestaciones que recupera en sus fotografías; por un lado, los encuadres de las imágenes establecen escenarios cerrados y específicos en cuanto a que los protagonistas cubren en plenitud la obra. Aquí el escenario es un complemento referencial de la fotografía, el modelo absorbe absolutamente el concepto sensorial y lo expresa de manera dinámica; por esa razón, la fotografía de Adam muestra al interprete en constante movimiento, capturando un instante especifico que puede ser comprendido de manera universal.

Foto: Portafolio Adam Von Mack

Arte en la lente

Lo que el artista manifiesta es el instante preciso de una escena claramente dinámica, lo cual habla de una estructura creativa mucho más compleja; puesto que, es el fotógrafo quien debe capturar el momento exacto para tomar la emoción pertinente que acentué el concepto original. Evidentemente es reconocible que para una fotografía se monté un escenario estático que ayude a tener el control; pero en términos artísticos, es mucho más impactante que sea el fotógrafo el responsable de buscar la mejor toma.

“Si una foto no es suficientemente buena es porque no estabas suficientemente cerca.”

Robert Capa

Justo por esas variantes es que Adam Von Mack resulta un artista, ya que la creación de atmósferas implica un conocimiento pleno de lo sensorial; no obstante, no olvida ni descuida el trabajo técnico, haciéndolo un concepto redondo.

También te puede interesar: La fortaleza de la fragilidad: La propuesta de Victoria Diehl con “El cuerpo vulnerable”

El color y la gama

Si observamos las fotografías de Adam, existen dos líneas que son interesantes de analizar, tanto la gama de colores que utiliza predominantemente; así como las percepciones sensoriales que selecciona en la gran mayoría de sus obras. Ambas características las revisaremos a detalle.

Iniciemos con la gama de colores que podemos observar en su obra. En fotografía es importante el equilibrio entre el color, brillo y contraste de la imagen, ya sea en términos de atracción comercial o apreciación artística; con el fin de ser atractivo, las fotografías de este autor utilizan una paleta de colores cálidos matizados con tonalidades obscuras.

Adam utiliza predominantemente una gama de ocres en su obra, por esa razón los escenarios son habitualmente diurnos con una atracción especifica por los atardeceres; del mismo modo, el color naranja habitualmente acentúa los detalles que acompañan al protagonista principal en la expresión de una emoción. Las tonalidades oscuras habitualmente son utilizadas como marcos referenciales del contexto de la fotografía o como contraste a los colores ocre, acentuándolos aún más; en específico, las sombras y la oscuridad nos dan la proyección o escenario de un atardecer.

El color verde es utilizado también como parte de estas tonalidades oscuras; solo que, con otra variante, aquí resalta tanto al modelo como a los objetos referenciales que lo acompañan generando una armonía mucho más digerible. Esto permite que no exista una saturación en las tonalidades ocre y da mucho mayor entonación a las sombras; además, los escenarios no se vuelven acartonados, ya que nos permite observar una atmosfera mucho más natural y amigable.

Foto: Portafolio Adam Von Mack

El efecto sensible de la fotografía

Las sensaciones predominantes de las fotografías van desde la sutil alegría a la elegancia del erotismo para expresar contacto, el modelo siempre está en interacción; de igual forma, el manejo de la cámara apunta habitualmente a los gestos y reacciones que el modelo tiene con el escenario y sus complementos. El modelo no necesita siquiera hacer contacto visual con la cámara, el trabajo de Adam lo sumerge en una emoción especifica; de forma semejante a lo que cualquiera de nosotros haríamos al expresar un sentimiento con alguien cercano.

La profundidad de una mirada, la paz de una sonrisa, la libertad pasajera y el éxtasis del amor son solo algunos ejemplos de su obra; en pocas palabras podemos resumir esos detalles capturados en la cámara de alguien que promete ser uno de los más destacados fotógrafos de la actualidad.

Foto: Portafolio Adam Von Mack

Conoce su obra

Sabemos que debido a la pandemia el arte y la cultura han tenido diversas afectaciones, pero afortunadamente existen espacios en donde presenciar una galería; la obra de Adam Von Mack puedes disfrutarla

Te invito a conocer la obra de este artista, puedes ingresar a su sitio oficial y seguirlo en sus redes sociales.


Referencias:
  • Adam Von Mack. (2021). Adam Von Mack Oficial. 03 de septiembre de 2021, de Adam Von Mack Treintaycinco. (2021). ¿Qué es un fotógrafo? El arte de oficio. 03 de septiembre de 2021, de Treintaycinco
Jonatan Morales Rodríguez
Redactor de primer nivel de Modernidades - Sociólogo egresado de la UAM Azcapotzalco, crítico y admirador de la historia, mis alumnos me conocen como "Profe Jon", lector empedernido, escritor y revolucionario.

Los comentarios están cerrados

Más en: Cultura